A fondo: Fiscalidad de las aportaciones y de las prestaciones de los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados

Publicado por

La preocupación por el futuro de las pensiones públicas y en su caso el empeoramiento de las mismas ha provocado en la población una mayor concienciación sobre la necesidad de planificar la jubilación. Y es que, para garantizar el mismo nivel de vida y la estabilidad de los ingresos cuando una persona se jubila, se hace indispensable recurrir a sistemas de ahorro privado que complementen las prestaciones recibidas a través de la Seguridad Social. Y precisamente porque esa necesidad es cada vez mayor, el Estado favorece el ahorro privado aplicando ventajas fiscales cuando se realizan aportaciones a determinados productos.

 

Los Planes de Pensiones y los Planes de Previsión Asegurados (PPA) son productos de ahorro para complementar la pensión muy atractivos por las ventajas fiscales que reportan al contratarlos. Ambos desgravan al hacer la Declaración de la Renta de forma idéntica. Concretamente permiten rebajar la base imponible general del IRPF. El impuesto del IRPF se aplica a la base imponible a través de unos tramos establecidos (cuanto más se gana, más elevado es el IRPF).

 



 

Escala de retenciones para determinar el tipo de retención o ingreso a cuenta a practicar sobre los rendimientos del trabajo satisfechos a partir del 12 de julio de 2015. escala de retenciones

 

Sin embargo, como novedad a todo lo anterior, el 11 de julio de 2015 se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Real Decreto-ley 9/2015, de 10 de julio, de medidas urgentes para reducir la carga tributaria soportada por los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y otras medidas de carácter económico. Con él, se adelanta a julio de 2015 la rebaja del IRPF prevista para 2016 mediante la aplicación de nuevas tarifas que, con carácter transitorio, tendrá efectos desde enero a diciembre de 2015. Estas nuevas tarifas intermediarias sustituirán, por tanto, a las que entraron en vigor este año, con la rebaja aprobada para 2015, y, además, contendrán los efectos de la rebaja adicional inicialmente aprobada para 2016.

 

Escala de retenciones para determinar el tipo de retención o ingreso a cuenta a practicar sobre los rendimientos del trabajo satisfechos a partir del 12 de julio de 2015.

 

escala de retencionestipo

 

Las aportaciones a los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados reducen la base imponible de forma directa. Esto significa que, por ejemplo, con una base imponible de 20.000 euros si se aportan 1.500 euros al año al Plan de Pensiones o PPA, la base imponible se quedaría en 18.500 euros. Pero no se puede aportar más de un máximo establecido por ley.

 

Actualmente esos límites a las aportaciones de Planes de Pensiones y PPA son:

 

1-Aportación de 8.000 euros al año como máximo.
2-El 30 % de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.

 

La reducción máxima aplicable a la base imponible del IRPF debe ser la menor de las dos cantidades.

 

Esos límites se aplican de igual manera cuando se suman aportaciones de distintos Planes de Pensiones o PPA.

 

Cuanto más capital se aporta al Plan de Pensiones, más se reduce la base imponible pero no siempre es necesario aportar el máximo para desgravar el máximo, debido a la aplicación de los límites anteriores. Por eso es conveniente calcular cuánto se debe aportar cada año para obtener esa reducción fiscal.

 

Si por aplicación de los límites anteriores, un partícipe no puede reducir en su IRPF toda la aportación hecha en el ejercicio, tendrá la posibilidad de reducir ese exceso en los cinco ejercicios siguientes.

 

Fiscalidad de la prestación recibida al jubilarse

 

Cuando llega el momento de recibir todo el capital acumulado con las aportaciones a un Plan de Pensiones o un PPA, hay tres opciones: cobrarlo en forma de capital, es decir, todo de una vez en una sola cantidad; cobrarlo en forma de renta (una cantidad periódicamente – mensual, trimestral, semestral o anual-), o en forma mixta (una cantidad de una sola vez y el resto periódicamente en forma de renta).

 

La prestación recibida se considera como rendimientos del trabajo, es decir, que al recibirlo tributará como tal independientemente de la forma de cobro elegida.

 

A las aportaciones a los Planes de Pensiones y los PPA realizadas hasta el 31 de diciembre de 2006 se les puede aplicar un Régimen Transitorio que consiste en una reducción del 40 % si se cobra en forma de capital, pero se limita al ejercicio que acaezca la contingencia o los dos siguientes, con las excepciones siguientes:

 

– Para contingencias acaecidas entre 2009 y 2014, se podrá aplicar durante 8 años.
– Para contingencias acaecidas en 2008 o antes, se podrá aplicar como máximo hasta 31/12/2016.

 

Cuando los beneficiarios reciben la prestación por el fallecimiento del partícipe, ese capital también tributa como rendimientos del trabajo y no por el impuesto de sucesiones.

 

¿Es mejor cobrar en forma de renta o de capital?

 

El cobro en forma de capital puede elevar la Base General del IRPF a tipos máximos. No obstante, hay que tener en cuenta la cuantía de la prestación a la que se pueda aplicar el Régimen Transitorio.

 

Sin embargo, la contratación de una renta hace que se reparta la presión fiscal y, sobre todo, que se difiera, pudiendo aprovechar cualquier nueva ventaja que la administración aplique a este tipo de prestaciones.

 

Un cobro de forma mixta, cobrar como capital aquella parte de la prestación a la que se pueda aplicar reducción, y como renta el resto, puede ser una buena opción.

 

No existe por tanto una única respuesta, ya que la decisión estará determinada fundamentalmente por la cuantía de los derechos a cobrar, la cuantía de los derechos a los que se les pueda aplicar el régimen transitorio, y las circunstancias financiero–fiscales del cliente.

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Comentarios

  1. Keretaro

    Keretaro comentó hace 5 meses

    Pero esto esta actualizado a fecha de hoy Septiembre de 2015?

    1. canalJUBILACIÓN

      canalJUBILACIÓN comentó hace 5 meses

      Hola Keretaro,
      El post no está actualizado, en breve podrá ver la información correcta. Disculpa las molestias.
      Un saludo

  2. canalJUBILACIÓN

    canalJUBILACIÓN comentó hace 1 año

    Hola JJ,
    Puedes realizar tu consulta en la sección PREGUNTE A LOS EXPERTOS, donde recibirás una atención más personalizada para este tipo de consultas.

    Además, puedes revisar la sección PREGUNTAS FRECUENTES, donde puede que encuentres casos similares al tuyo.
    Gracias

  3. JJ

    JJ comentó hace 1 año

    Hola tengo dos preguntas:

    ¿Si cambio mi PP a un PPA se respetan las aportaciones realizadas antes de 2006 para aplicar la reducción? o al traspasar mi PP a PPA se tomaría como fecha de aportaciones la de constitución del PPA.
    ¿Existe alguna diferencia entre el PP y el PPA a la hora de recibirlo como herencia?

    Gracias, un saludo.

  4. Zelo comentó hace 4 años

    Comentario by Antonio Molinero Creo que para la reduccif3n del tipo por crceaif3n f3 mantenimiento de empleo, hay que comparar NO con la plantilla del af1o anterior, sino con la plantilla media del ejercicio 2008, siempre que la sociedad tenga el ejercicio coincidente con el af1o natural. Esta comparacif3n es ve1lida para los ejercicios 2009, 2010 y 2011, y siempre que se cumplan el resto de condicionantes incluido en la Ley de Impuesto de Sociedades y que detalle1is en vuestro artedculo.Confirmad por favor este extremoGracias

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Todos los campos son obligatorios