Guía práctica y sencilla de los planes de pensiones (III)

Publicado por

planes-pensiones-guiaComo vimos en febrero en la Guía práctica y sencilla de los planes de pensiones (II), los partícipes eligen, en función de su perfil inversor, en qué fondos de pensiones quieren invertir su dinero para la jubilación. De ahí que los planes de pensiones se clasifiquen con las diferentes opciones de inversión (Renta Fija A Corto Plazo, Renta Fija A Largo Plazo, Renta Fija Mixta, Renta Variable Mixta, Renta Variable y Garantizados). La entidad gestora del fondo se encarga de invertir el dinero que el partícipe (se llama así al titular del plan de pensiones) aporta a su plan. En 2011 un 64,7 % de las inversiones en fondos de pensiones españoles fueron de renta fija.

 

¿Dónde invierten las gestoras las aportaciones de los partícipes?

La entidad gestora debe ceñirse a unas  normas para invertir el dinero aportado por los partícipes. Sus objetivos: garantizar la solvencia de los activos y el pago de las prestaciones y lograr rentabilidad. También deben diversificar la cartera para no invertir demasiado en activos con riesgo.

 

La gestora puede invertir en valores de renta variable y renta fija, acciones y participaciones en Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), depósitos en entidades de crédito, bienes inmuebles y ‎ créditos hipotecarios, entre otros activos. Existen unos límites, por ejemplo un mínimo de un 70 % debe estar invertido en mercados regulados, depósitos bancarios, créditos hipotecarios e inmuebles. Y como máximo un 30 % en activos negociados en mercados no regulados e instrumentos financieros derivados.


 

Una de las ventajas de los planes de pensiones y los Planes de Previsión Asegurados (PPA) es que el partícipe puede traspasar (también se denomina movilizar) su capital acumulado en un determinado fondo de pensiones a otro cuando quiera y sin penalización económica ni pérdida de derechos económicos, incluso si se traspasa a un fondo de otra entidad gestora. Y puede realizarse cuantas veces se quiera. Por ejemplo, alguien que haya contratado un plan de pensiones con 30 años y haya elegido un plan de Renta Variable, podría cambiar de plan a uno de Renta Variable Mixta con 40 años sin que eso suponga perder dinero ni pagar comisiones por ello. Con 45 años podría traspasarlo a Renta Fija Mixta y así las veces que quiera.

 

¿Cuáles son los tres pilares de la previsión social complementaria?

Los sistemas de previsión social son aquellos que garantizan las pensiones (jubilación, viudedad…). Están formados por instituciones cuyo fin es asegurar la protección social. En España existen tres pilares.

 

El primer pilar (básico) se refiere al sistema de pensiones público asistencial, al de la Seguridad Social, que protege con una pensión básica a cualquier persona aunque no haya cotizado (pensiones no contributivas) y a los que han cotizado (pensiones contributivas). Es de carácter obligatorio y se basa en un sistema de reparto.

planes-pensiones-guia-ahorro-jubilacion

 

El segundo pilar (profesional) puede ser obligatorio o voluntario. Las prestaciones provienen de las aportaciones de los trabajadores y de los empresarios o de autónomos, ya sea a través de las cotizaciones sociales o de planes de pensiones de empleo. Por eso, puede sustituir al primer pilar o complementarlo, y ser de carácter público o privado.

 

El tercer pilar complementa a los dos anteriores y es un sistema de previsión social individual y voluntario. Los instrumentos son los planes de pensiones individuales y los asociados.

 

¿Qué son los derechos consolidados?

Las aportaciones de dinero que realizan los partícipes a su plan de pensiones se acumulan en el fondo de pensiones y producen unos rendimientos (pueden ser negativos). Esas aportaciones y los rendimientos que genere la inversión del fondo se denominan derechos consolidados. O lo que es lo mismo: es el dinero que el partícipe ha aportado más la rentabilidad obtenida durante la vigencia del plan. Si la inversión ha sido negativa, los derechos consolidados se reducen. Cuando traspasa el capital de un fondo a otro fondo moviliza los derechos consolidados sin penalización económica ni el pago de comsiones. Las gestoras informan de forma periódica de los derechos consolidados en el plan de pensiones para facilitar la movilización o traspaso a otro fondo.

 

¿Qué son los derechos económicos?

Cuando el beneficiario (o beneficiarios) recibe los derechos consolidados, ya sea porque el partícipe se ha jubilado o por otra contigencia, el dinero que percibe son sus derechos económicos.

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Deja un comentario

Conectar con Facebook

Su email nunca será publicado ni compartido