Archivo de la etiqueta: ahorro jubilación

ahorrar

¿Por qué es necesario ahorrar para la jubilación?

ahorrar
En estos tiempos de crisis, no todos pueden ahorrar y destinar algo de dinero para la jubilación. Pero los que sí tienen ingresos suficientes para ello, deberían planificarla cuanto antes. A veces se contrata un plan de pensiones para obtener las ventajas fiscales pero no hay que pensar solo en eso sino sobre todo en el futuro. ¿Por qué?

 

Pues porque el sistema público de pensiones será cada vez menos generoso, debido al envejecimiento de la población: para el año 2050, un tercio de la población española superará los 65 años de edad. Con tantas personas mayores se necesitarían más cotizantes a la Seguridad Social y que aportaran dinero durante más años para mantener las prestaciones de jubilación.

 

LO QUE DEBES SABER...

 

  • La pensión pública siempre es menor que tu último sueldo.
  • El envejecimiento de la población y la reforma de las pensiones mermarán la cuantía de las prestaciones.
  • Planifica con tiempo tu jubilación: calcula cuáles serán tus ingresos y gastos.

 

Debes tener en cuenta que la pensión de jubilación siempre supone menos dinero que tu último sueldo. Irremediablemente, baja tu poder adquisitivo, a veces bastante, sobre todo si eres un autónomo que ha cotizado por la base mínima, algo que hacen el 80 % de los trabajadores del R.E.T.A. Actualmente, la pensión media de jubilación es de unos 980 euros al mes.

 

La reforma de las pensiones también propicia ese descenso de ingresos, como mínimo un 15 %, según algunos cálculos.
 

 

Quizá cuando te jubiles probablemente hayas terminado de pagar la hipoteca y tus hijos ya no dependerán de ti económicamente. Pero es una etapa de la vida para disfrutar de todo el tiempo libre que por fin tienes, como viajar y realizar mil y una actividades para divertirte y envejecer de forma activa. De ahí la necesidad de tener la capacidad económica suficiente para tu ocio y también para tu salud.

 

Calcula qué gastos fijos tendrás y cuál será tu pensión de jubilación para saber cuánto necesitarás ahorrar para tu retiro. Hay varios productos con ese fin, no solo planes de pensiones. También puedes optar por un plan de previsión asegurado (PPA), planes individuales de ahorro sistemático (PIAS) o fondos de inversión.

Alternativas a los planes de pensiones para ahorrar de cara a la jubilación

alternativasLos planes de pensiones son los productos de ahorro para la jubilación más populares en España. Sin embargo, no son los únicos que existen para no perder poder adquisitivo cuando dejamos la vida laboral. También puedes optar por contratar un plan de previsión asegurado (PPA) o un plan individual de ahorro sistemático (PIAS).

 

Planes de previsión asegurado (PPA)

 

Los PPA son seguros de vida específicos para ahorrar de cara a la jubilación con unas características muy similares a las de los planes de pensiones. Cubren las mismas contingencias, es decir, que permiten recuperar el dinero ahorrado en el plan en las mismas excepciones (invalidez, dependencia, enfermedad grave, desempleo, etc.). También ofrecen las mismas ventajas fiscales: permite reducir la base imponible del IRPF al hacer la declaración de la renta. Y presentan los mismos límites de aportación al año, 10.000 euros para los menores de 50 años y de 12.500 para los de 50 años y más. Y el dinero puede movilizarse a otro producto sin perder derechos económicos.

 

LO QUE DEBES SABER…
  • Los PPA ofrecen las mismas ventajas fiscales y cubren las mismas contingencias que los planes de pensiones.
  • La diferencia entre un plan de pensiones y el PPA es que estos últimos aseguran una rentabilidad mínima.
  • ULos PIAS también permite obtener ventajas fiscales.

La ventaja de los PPA sobre los planes de pensiones es que aseguran una rentabilidad mínima. Cuando llega la jubilación cobras todo lo ahorrado con las aportaciones más una rentabilidad mínima. Los PPA se recomiendan a personas con una edad cercana a la jubilación o a quienes no les guste el riesgo y prefieran una inversión más conservadora.

 

Planes de ahorro sistemático (PIAS)

 

El otro instrumento de ahorro recomendado para la jubilación (y como complemento a un plan de pensiones) son los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS). También es un seguro de vida con el que se obtienen ventajas fiscales si se cobra en forma en forma de renta vitalicia y han pasado más de diez años desde su contratación. Bajo esas condiciones, las ganancias logradas quedan libres de impuestos.

 

A diferencia de los planes de pensiones y PPA, los PIAS permiten disponer del dinero ahorrado en cualquier momento. La aportación máxima en un PIAS es de 8.000 euros al año y el importe total de las primas no puede superar los 240.000 euros.

Planes de ahorro sistemático (PIAS)

Mejores productos de ahorro para la jubilación

mejoresproductosahorro
La esperanza de vida cada vez es mayor y los jubilados disfrutan con mil y una actividades de esos años, si gozan de buena salud. Por eso hay que ir pensando en cómo no perder poder adquisitivo cuando te retires. Cuanto antes comiences, más productivo será el ahorro. Destinar una parte de tus ingresos para esa etapa final de la vida no extraña en países de nuestro entorno. Sin embargo, en España todavía no estamos lo suficientemente concienciados de esa necesidad cada vez mayor de planificar nuestra jubilación.

Si ya te has decidido a ahorrar para el futuro, debes saber qué productos son los mejores para ello.

 

    LO QUE DEBES SABER…

     

    • Cuanto antes comiences a ahorrar para la jubilación más productivo será tu ahorro.
    • Los planes de pensiones individuales permiten aportar lo que se quiera, tienen ventajas fiscales pero no aseguran una rentabilidad.
    • Los planes de previsión asegurados son similares a los anteriores pero garantizan una rentabilidad.
    • Los PIAS son seguros de vida con los que obtienes una renta vitalicia.

     

     

    Planes de pensiones individuales:

    Con este producto el partícipe (titular del plan de pensiones) aporta una cantidad de forma periódica o de una vez. Si un año no se puede destinar nada de dinero, no pasa nada. Cada uno contribuye con lo que puede. Al tiempo, se pueden obtener ventajas fiscales, es decir, pagar menos impuestos en la declaración de la renta. Este producto no garantiza una rentabilidad. El dinero ahorrado no puede recuperarse hasta obtener la condición de jubilado por la Seguridad Social. Aunque sí es posible disponer de él en algunas excepciones (denominadas contingencias y supuestos especiales de liquidez). Estas son fallecimiento, dependencia, minusvalía, desempleo y enfermedad grave, entre otras.

    Planes de previsión asegurados (PPA):

    Productos de ahorro privado recomendados para complementar la pensión: Planes de Previsión Asegurados son seguros de vida con características muy similares a los planes de pensiones (y las mismas ventajas fiscales), con la diferencia de que garantizan una rentabilidad.

    Planes individuales de ahorro sistemático (PIAS):

    Son seguros de vida con los que obtienes una renta vitalicia para complementar la pensión. Esta renta puede comenzar a percibirse a partir de los 10 años de la primera aportación. Puedes disponer del ahorro acumulado sin penalizaciones, aunque si se hace antes de los 10 años desde la primera aportación no se puede disfrutar la ventaja fiscal que se obtiene al cobrarlo como una renta vitalicia.

    Seguros o planes de jubilación:

    Son seguros de vida con los que puedes recuperar el dinero en cualquier momento aunque puedes ser penalizado por ello. No desgrava como los planes de pensiones y PPA, sino que podría obtenerse alguna ventaja fiscal al cobrarlo.

diferencia-pp-ppa

Diferencias entre un plan de pensiones y un plan de previsión asegurado

diferencia-pp-ppaHoy la mayoría de los que ahorran para la jubilación de forma privada han contratado un plan de pensiones. Pero la crisis ha disparado los seguros conocidos como planes de previsión asegurados (PPA) porque aseguran una rentabilidad. Esa es la gran diferencia entre ambos instrumentos de ahorro para la jubilación.

 

Los planes de pensiones ofrecen flexibilidad para el partícipe (titular): puede elegir cada año la cantidad que aporta al plan y si algún año o varios no puede destinar nada de dinero, pues no pasa nada. Aunque son productos que no aseguran una rentabilidad (esta depende del comportamiento de los activos en los que se invierte y de la estrategia de la gestora). De ahí que estén recomendados para personas con muchos años por delante hasta la jubilación.

 

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Los planes de previsión asegurados aseguran una rentabilidad con un interés mínimo hasta la jubilación.
  • Los planes de pensiones no aseguran rentabilidad, depende del comportamiento de los activos.
  • Ambos productos ofrecen la misma fiscalidad y no puede disponerse del dinero hasta la jubilación.

Los planes de previsión asegurados sí aseguran una rentabilidad con un interés mínimo hasta la jubilación. Eso sí, son rendimientos fijos pero menores que los de un plan de pensiones. Por eso son productos para quienes tengan una edad cercana a la jubilación. En los PPA el contribuyente debe ser el tomador, asegurado y beneficiario. Están dirigidos a personas con un perfil de riesgo conservador, que buscan un producto que les garantice un interés mínimo y que les dé ventajas fiscales.


 

En cuanto a fiscalidad, planes de pensiones y PPA ofrecen la misma exactamente, ambos permiten pagar menos impuestos en la declaración de la renta. El máximo de dinero que puede aportarse al año también es idéntico en los dos.

 

En cuanto a la liquidez del ahorro, ni con uno ni con otro producto puede disponerse del dinero invertido hasta lograr la condición de jubilado por la Seguridad Social, con las excepciones previstas por la ley en caso de enfermedad grave, desempleo o dependencia, entre otras contingencias. La ley permite movilizar o traspasar los derechos económicos de un plan de pensiones a un PPA y al revés sin penalización ni comisiones por ello.

pp-ppa

patrimonio-fondos-pensiones

El patrimonio de los planes de pensiones alcanza un valor récord

patrimonio-fondos-pensionesLa incertidumbre provocada por las reformas en el sistema de pensiones, como elevar la edad de jubilación, los años de cotización o el nuevo índice de revalorización de las pensiones, están dado como resultado un ahorro mayor de los españoles en planes de pensiones y otros productos para la jubilación. Aunque no está aumentando el número de partícipes (titular de un plan de pensiones) o asegurados, sí ha crecido (y mucho) el patrimonio o volumen de activos gestionado en planes de pensiones. Esto es, el dinero de todos los fondos de pensiones que existen en España.
 

LO QUE DEBES SABER…

 

  • El dinero (patrimonio) que los españoles ahorran invirtiendo en planes de pensiones alcanzó en 2012 un récord histórico.
  • Este dinero aportado a los planes de pensiones está depositado en los bancos, y se invierte para obtener una rentabilidad.
  • Las entidades gestoras de los fondos son las que deciden en qué productos financieros se invierte (renta fija, renta variable, deuda pública, etc.)
  • Este record en el patrimonio de los planes de pensiones se debe a la alta rentabilidad que han alcanzado, no a que se haya depositado más dinero en este periodo.

 

 

El fondo de pensiones es un “saco” en el que se guardan los ahorros de los titulares del plan de pensiones, que están depositados y custodiados en un banco. El plan de pensiones es el producto en sí mismo. El dinero acumulado en ese “saco” (patrimonio) proviene de las aportaciones de todos los partícipes (titulares de los planes de pensiones) suscritos a ese fondo de pensiones en concreto. El capital de cada fondo se invierte para rentabilizar las aportaciones. La entidad gestora decide en qué productos financieros se invierte de todos los disponibles en el mercado (de renta fija, de renta variable, deuda pública, etc.).

 

En 2012, el patrimonio (capital) de los fondos de pensiones alcanzó un valor de 86.536 millones de euros, el valor más alto en toda la historia, lo que supuso un incremento del 4,1 % con respecto a 2011, según recoge el informe “El mercado español de seguros en 2012″, de la FUNDACIÓN MAPFRE. Sin embargo, el número de cuentas de partícipes descendió a 10,3 millones. La subida se debe a la revalorización de los activos y no porque se hayan incrementado las aportaciones de los titulares de planes de pensiones. “Los planes de pensiones obtuvieron elevadas rentabilidades en todas sus modalidades, con una rentabilidad media del 6,6 %, señala Inverco.

 

En el primer semestre de 2013, el dinero de los fondos de pensiones ascendió de nuevo, un 6,7 % con respecto al año anterior y un  1,3 % en relación con diciembre de 2012. La respuesta a ese incremento se encuentra en las altas rentabilidades registradas: “Los planes de pensiones continúan ofreciendo rentabilidades excelentes para el plazo de 1 año, con una rentabilidad anual del 9 % para el total de planes de pensiones. Son ya cuatro trimestres en los que de forma consecutiva los planes de pensiones obtienen rentabilidades anuales superiores al 5 %”.

 

El patrimonio de los planes de pensiones individuales, la mayoría de los contratados en España, alcanzó los 54.010 millones de euros (un 8,2 % más que un año antes). El número de partícipes se situó en los 7.840.778. El volumen de activos de los planes de pensiones de empleo fue de 32.817 millones de euros, con un incremento del 4,4 % en el último año (2.106.275 de partícipes).

 

rentabilidad-media-anula-planes-pensiones

 

La situación de crisis ha cambiado el perfil inversor de los partícipes de planes de pensiones. Ahora se decantan por productos más conservadores, con menos riesgo, que aseguran una rentabilidad. Por ejemplo, los planes de previsión asegurados (PPA) y los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS). En los dos primeros trimestres del año, se han disparado el ahorro gestionado en estos productos y el número de asegurados que ahorran con ellos para su jubilación. Los PPA son seguros que garantizan una rentabilidad por ley, al tiempo que permiten pagar menos impuestos en la declaración de la renta. Los PIAS también garantizan una rentabilidad y también desgravan, con la ventaja de que se puede disponer del ahorro una vez transcurridos dos años desde su contratación.

 

patrimonio-planes-pensiones

huchas_carrusel

¿Cuánto se debe ahorrar para la jubilación?

Ahorra con tu jubilaciónParece que la jubilación nos quede a todos muy lejos en el tiempo, y probablemente sea así, pero cualquier momento es bueno para empezar a pensar en el ahorro que complemente a nuestra pensión del Estado cuando llegue el momento.

De hecho, cuanto antes empecemos a pensar en ello, mejor, ya que dispondremos de mayores ahorros y tendremos la oportunidad de llegar a la jubilación con el optimismo de saber que podremos mantener cierto nivel de vida.

Partiendo de que coticemos los años necesarios para optar a una pensión, lo más seguro es que lo que obtengamos del estado no nos cubra los gastos mensuales ni de lejos. Hay que ser realista. Por eso, suscribir un buen plan de pensiones cuanto antes es una buena idea, dado que este tipo de planes nos ayudarán a ahorrar a largo plazo además de ayudarnos hoy con ventajas fiscales interesantes. La mayor parte de la gente aporta a su plan de pensiones entre los 35 y los 55 años. Si ya tienes 35 años y lees esto, es una edad perfecta para comenzar a ahorrar de cara a la jubilación.

 

Necesitarás el 70% de tus ingresos mensuales

Lo que debes saber es que cuando llegue tu jubilación, probablemente no tendrás las mismas necesidades que tienes hoy en día. Tus hijos, si los tienen, estarán cerca de independizarse o lo habrán hecho ya; no necesitarás lo mismo en cuestión de vivienda; podrás elegir (dentro de un orden) dónde vivir y no necesariamente debe ser en el centro de la ciudad o en un núcleo urbano grande; el coche pasará a un segundo plano y sus gastos disminuirán,… Piensa que un 70% de tus ingresos actuales pueden proporcionarte el mismo nivel de vida que llevas hoy, pero durante tus años de jubilación.

Ahorra con jubilaciónPara saber cuánto dinero se ha de ahorrar de cara a la jubilación hay que tener en cuenta varias cosas, principalmente la cuantía de la pensión de jubilación ordinaria. Esto es así porque el “salario” durante nuestra jubilación estará compuesto por esa pensión ordinaria más los ahorros de que dispongamos. Para obtener esa cantidad (teórica) hay que saber que dependerá de la base de cotización actual y de los años que coticemos. Si cotizamos 15 años (el mínimo) obtendremos el 50% de la base reguladora, mientras que si cotizamos 35 años o más la cuantía será del 100%. Estamos simplificando muchísimo.

El problema a la hora de saber cuánto ahorrar para tener esa misteriosa cantidad de dinero al mes que cuando nos jubilamos que nos garantiza el nivel de vida deseado, es que con el tiempo el valor del dinero cambia. Y con el tiempo, los 1.000 euros de hoy no valen tanto, y es necesario tener más dinero. Por eso es interesante utilizar una calculadora de pensiones para tener una idea aproximada de cuánto es necesario aportar cada año que nos queda en activo. Estas calculadoras hacen el trabajo por nosotros y nos dan una noción del mínimo a aportar anualmente.

Es bueno tener en cuenta que, en el peor de los casos, puede que nos quedemos solamente con la aportación propia, es decir, con el ahorro privado que hayamos hecho. Por eso es recomendable pensar bien, planificar con cabeza qué gastos tendremos probablemente en esa época de la vida, y tener una composición de lugar lo más fiel posible para afrontar esa época de la vida como debe ser, con alegría y optimismo. Si conseguimos planificar un ahorro sin contar con la jubilación “oficial” estaremos ganando en tranquilidad.

Fotos | M. Martin Vicente y Rafa Otero