Archivo de la etiqueta: año europeo envejecimiento activo

Eurostat 2012 Edition

A fondo: Tres de cada diez personas mayores de 65 años de la UE trabajan

Envejecer no significa dejar de estar activo. Los datos que Eurostat ha publicado, con motivo del Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, así lo demuestran: el porcentaje de mayores de 55 años que trabajan en la UE ha pasado del 25 % en 1990 al 30 % en 2010. Y sus previsiones apuntan a que alcancará el 40% en 2060.

 

En su informe “El envejecimiento activo y la solidaridad entre las generaciones: un retrato estadístico de la Unión Europea 2012 “, la oficina estadística de la Unión Europea revela que la estructura de población de la UE se están haciendo cada vez más mayor, ya que a principios de 2010 de los 500 millones de europeos, 87 millones son personas mayores de 65 años, más del 17 % de la población total. Alemania e Italia son los dos países con mayor número de población mayor de 65 años, con 16,9 millones y 12,2 millones, respectivamente (a 1 de enero de 2010). Las mujeres tienden a vivir más que los hombres. El informe incluye una clasificación con las 20 regiones con mayor proporción de población por encima de los 80 años y entre ellas se encuentran Castilla y León y Galicia.

 


 

La participación de los mayores de 55 años en lo que se refiere al trabajo varía entre el 21% en Irlanda y 33% en Alemania e Italia (dato de 2010). La tasa de empleo de las personas entre 60 y 64 oscila entre el 13% en Hungría y el 61% en Suecia.

 

E l empleo de la población de mayor edad ha aumentado fuertemente en la última década. Mientras que la tasa de empleo para los mayores de 20-64 en la UE-27 aumentó en 2,1 puntos porcentuales (del 66,5% en 2000 al 68,6% en 2010), las cifras para grupos de más edad que aumentó más, un 10,6 puntos para los mayores de 55-59 (del 50,3% al 60,9%) y en un 7,5 puntos porcentuales para las personas de 60 a 64 años (del 23,0% al 30,5%). La tasa de empleo se mantuvo en alrededor del 5% para los mayores de 65 años o más.

 

Tasas de empleo de la UE por edades (%)

 

En 2010, las mayores tasas de empleo para los jóvenes de 55 a 59 se observaron en Suecia (80,7%), Dinamarca (75,9%) y Finlandia (72,5%), y la más baja en Polonia (45,8%), Eslovenia (46,9%) y Malta (49,3%). Para las personas de 60 a 64 las tasas más altas se registraron en Suecia (61,0%), el Reino Unido (44,0%) y Estonia (42,8%), y el menor en Hungría (13,0%), Malta (14,2%) y Eslovaquia (17,2%). Para los mayores de 65 años, las tasas de empleo más elevadas se encontraron en Portugal (16,5%), Rumanía (13,0%) y Chipre (12,9%), y la menor en Francia y Eslovaquia (ambos 1,6%) y Hungría (1,9%).

 

La proyección muestra que los mayores incrementos en las tasas de empleo entre las personas mayores entre 2010 y 2060 ocurrirán en España, Malta, Eslovenia, Grecia e Italia, así como Hungría, República Checa y Francia. Estos son los países más susceptibles a una posible escasez de mano de obra por el relativo bajo número de jóvenes en el mercado de trabajo, ya que son los que presentan las mayores diferencias entre las tasas de empleo proyectadas para las personas mayores y el conjunto de la población en edad de trabajar (15 a 64 años).

 

Unión Europea

La tasa de empleo para las personas de 60 a 64 años aumentó del 23% en 2000 al 31% en 2010

La proporción de la población en la UE-27 que son mayores de 55 años aumentó del 25% en 1990 a 30% en 2010, y se estima que alcanzará alrededor del 40% para el año 2060. En relación con los desafíos demográficos presentados por este aumento, la Unión Europea ha designado 2012 como el Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional. El envejecimiento activo significa que los grupos de mayor edad tienen la oportunidad de permanecer en la fuerza de trabajo y compartir su experiencia, para seguir jugando un papel activo en la sociedad y como una manera de vivir una vida sana y satisfactoria.

 

Para conmemorar el Año Europeo, Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, ha publicado el informe “El envejecimiento activo y la solidaridad entre las generaciones-un retrato estadístico de la Unión Europea de 2012″ , elaborado en colaboración con la Dirección General de Empleo de la Comisión Europea, Asuntos Sociales e Inclusión y Eurofound, la Fundación Europea para la Mejora de Vida y de Trabajo.

 

La proporción de personas mayores de 55 años en la población total aumentó entre 1990 y 2010 en todos los Estados miembros. En 2010, la mayor proporción de los 55-64 años se observaron en Finlandia (14,7% de la población total), la República Checa y Malta (ambos 14,1%), y el más bajo en Irlanda (10,1%), Lituania (10,7%) y Luxemburgo (10,8%). Para el grupo de edad de 65 años, los porcentajes más elevados se encontraron en Alemania (20,7%), Italia (20,2%) y Grecia (18,9%), y el más bajo en Irlanda (11,3%), Eslovaquia (12,3%) y Chipre (13,1%). La tasa de empleo de los 60 a 64 años osciló entre el 13% en Hungría y el 61% en Suecia en 2010.


Prolongar vida laboral

La Comisión Europea persigue prolongar la vida laboral de las personas mayores para envejecer de forma activa

El Libro Blanco “Es hora de gestionar la edad”, de Adecco, advierte de que el envejecimiento de la población y la crisis deben hacer reaccionar a las empresas y a las Administraciones Públicas para que la edad no sea un motivo de discriminación laboral. Con la actual situación (una mayor esperanza de vida, una alta tasa de empleo juvenil y la incorporación tardía al mercado de trabajo) los sistemas de la seguridad social se resienten. De ahí que en 2012, Año Europeo del Envejecimiento Activo, la Comisión Europea se haya fijado el reto de aumentar la vida laboral de los trabajadores mayores.

 

“El desequilibrio que existe hoy en día entre los trabajadores en activo y jubilados, que pone en peligro los sistemas de seguridad social,  es el resultado de unas políticas públicas, que se implementaron hasta finales de los 90, que favorecieron un acortamiento de la vida laboral. Si bien en ese momento tenía sentido, porque respondía a una lógica de repartición del trabajo y a la necesidad que tenían las empresas de ajustar sus costes en tiempos de turbulencias económicas,  estas políticas han tenido que ser sustituidas, en un giro radical, por otras que promueven la prolongación de la vida laboral como uno de los elementos que contribuirá al crecimiento de Europa”, señala Adecco.

 

Según el Libro Blanco “Es hora de gestionar la edad”, la realidad es que “las distintas medidas adoptadas por los Estados Miembros no han logrado llegar al objetivo de Lisboa (una ocupación del 50% entre los trabajadores de 55 a 64 años).  Existen aún prácticas discriminatorias dentro de las empresas que dificultan el objetivo de contratar trabajadores maduros. Las prácticas  solo cambiarán cuando las empresas hayan asumido por completo la importancia de una fuerza laboral diversificada y cuando hayan descubierto el valor añadido que los trabajadores mayores aportan a la empresa”·

 


 

Para Adecco, la clave de la gestión de la edad no es la edad, sino la carrera profesional. Los gobiernos de Finlandia y de Holanda han aplicado con éxito esta estrategia y se sitúan entre los países más exitosos de Europa por  sus avances en la prolongación de la vida laboral.

 

“Hay que integrar la formación y el aprendizaje de toda la vida en políticas de envejecimiento activo para asegurar que la gente madura está mejor preparada y motivada para permanecer en el trabajo durante más tiempo.  Y las agencias temporales pueden jugar un papel clave a la hora de facilitar e implementar el envejecimiento activo en el mercado laboral de la UE. Pero para ello son necesarias políticas a nivel nacional y de la UE que apoyen la potencial aportación que podemos hacer al envejecimiento activo y al desafío demográfico en general”.

 

En España, con la reforma de las pensiones, que entrará en vigor a partir de 2013, se “premia” trabajar más allá de la edad legal de jubilación y se obtendrán porcentajes adicionales siempre que hayan cotizado 35 años a la Seguridad Social.