Archivo de la etiqueta: jubilación 2013

solicitar informe bases cotizacion

Cómo solicitar nuestro informe de bases de cotización a la Seguridad Social

solicitar informe bases cotizacionLa reforma de las pensiones que entró en vigor el pasado 1 de enero cambia los parámetros para calcular la cuantía de la pensión. Además de elevar la jubilación a los 67 años de forma progresiva hasta el año 2027, también se necesitan más años de cotización para poder cobrar el 100 % de la prestación, 37 años en vez de 35 años. También varían los años que se toman como referencia para calcular la base reguladora de la pensión de 15 a 25 años.

 

Todos los cambios se realizan de forma progresiva. Por ejemplo, la edad ordinaria de jubilación para 2013 es 65 años y un mes. Los años de cotización para poder recibir el 100 % de la pensión este año son 35 años y 3 meses. Y para calcular la base reguladora en 2013, se tendrán en cuenta los últimos 16 años cotizados (192 meses).

 

Para acceder al 50 % de la base reguladora de la pensión es necesario haber cotizado como mínimo 15 años, esto no ha variado con la reforma de las pensiones. En 2013, la base reguladora se calcula con la media de las bases de cotización actualizadas de los últimos 16 años cotizados antes de la jubilación, esto es, las últimas 192 bases de cotización. De 2013 a 2019, por cada mes adicional de cotización entre los meses 1 y 163, el 0,21 % y por los 83 meses siguientes, el 0,19 %.


 

Una vez al año, la Tesorería General de la Seguridad Social remite a cada afiliado, por correo ordinario, a su domicilio, su informe de bases de cotización. Para conocer las bases de cotización en la Seguridad Social, puedes llamar 901 50 20 50, en la opción “información general”. También se puede solicitar un informe de las bases de cotización a través de la página web de la Seguridad Social. Seleccionas “Ciudadanos”, luego “Servicios sin certificado digital” y finalmente “Informe de bases de cotización”.

 

La base reguladora normalmente es menor que la última base de cotización. Por eso la cuantía de la pensión siempre es menor que el último sueldo recibido y eso hace que se pierda poder adquisitivo si no se complementa con algún producto de ahorro privado, como los planes de pensiones o los Planes de Previsión Asegurado (PPA).