Archivo de la etiqueta: reforma pensiones

informacion cuantia pension jubilacion

El Gobierno no informó de la pensión de jubilación a los mayores de 50 años en 2014

informacion cuantia pension jubilacion

Estaba previsto que desde hace un par de años se comenzase a enviar una comunicación personalizada a todos los trabajadores de una determinada edad, pero el Gobierno no informó de la pensión de jubilación a los mayores de 50 años en 2014.

 

En el año 2013, la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, Flavia Rodríguez-Ponga, aseguró en un acto público que en 2014 el Gobierno informaría de la pensión de jubilación a los mayores de 50 años. Este comunicado se encontraba dentro de la última reforma de las pensiones, donde también se fijaba el envío de una carta personalizada con dicha información a los mayores de 40 años durante el año 2015 y a todos los trabajadores con más de 5 años cotizados a partir de 2016.

 

 

Con esta iniciativa se pretendía informar a los trabajadores sobre la cuantía de su pensión en un futuro y, al mismo tiempo, concienciarles sobre la necesidad o no de contratar un producto de ahorro privado con el objetivo de complementar dicha pensión pública de jubilación. Según afirmaba Rodríguez-Ponga, “es deseable que todos los ciudadanos dispongan de esa información para que puedan calcular la diferencia entre lo que piensan que van a recibir y lo que van a recibir realmente”.

 

Dado que esta información, en la mayoría de los casos, refleja una disminución del poder adquisitivo durante la jubilación, las cartas no se han llegado a enviar de momento. A pesar de la decisión tomada por el Gobierno, informar de cuánto se cobrará en la jubilación era una de las peticiones más demandadas por el sector de la previsión social complementaria, así como la de fomentar los planes de pensiones de empleo, muy habituales en algunos países.

 

Lo más recomendable sería ahorrar una parte del sueldo para la jubilación, ya que en nuestro país, el porcentaje dedicado a esta partida sigue siendo muy bajo respecto a la media europea. Por ello, y dado que el Gobierno no informó de la pensión de jubilación a los mayores de 50 años en 2014, ni se conoce nada al respecto sobre las comunicaciones de este año, es primordial contratar un Plan de Pensiones MAPFRE cuanto antes. De esta forma estaremos asegurando el futuro donde ya no percibiremos un salario por desempeñar una actividad laboral.

 

coeficientes-reductores

Los nuevos coeficientes reductores penalizan aún más la jubilación anticipada

coeficientes-reductoresDesde que entró en vigor la última reforma de las pensiones, todos los parámetros se han visto modificados (edad, años cotizados, etc.). Además, los nuevos coeficientes reductores también penalizan aún más la jubilación anticipada. Te informamos.

 

En la actualidad, quien pretenda solicitar la jubilación anticipada de forma voluntaria, se encontrará con una serie de nuevas condiciones desde el pasado 2013, que dificultan el acceso. Dichas medidas estaban encaminadas a sostener el sistema financiero y para ello, es necesario prolongar la vida activa de los trabajadores. Por ello, se introdujeron cambios en la edad mínima o en los años de cotización necesarios para acceder a la jubilación, además de sacar a la luz unos nuevos coeficientes reductores que penalizan aún más la jubilación anticipada.

 

Antes de la reforma, los coeficientes reductores que penalizaban el anticipo del retiro en función de los años cotizados se fijaban en dos tramos: un 1,875%  por trimestre si el trabajador tenía menos de 38 años y 6 meses cotizados, y un 1,625% por trimestre en el caso de haber cotizado 38 años y 6 meses o más.

 

 

Hoy en día nos encontramos con cuatro tramos diferentes y vemos que los coeficientes reductores se han incrementado:

 

1. Coeficiente del 2% por trimestre cuando se acredite un período de cotización inferior a 38 años y 6 meses.

 

2. Coeficiente del 1,875% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y 6 meses e inferior a 41 años y 6 meses.

 

3. Coeficiente del 1,750% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses e inferior a 44 años y 6 meses.

 

4. Coeficiente del 1,625% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.

 

Sin duda, la posibilidad de jubilarse de forma anticipada asegura al trabajador el adelanto de la edad de su jubilación, pero para compensar, su pensión tiene que ser inferior, ya que como es obvio, este hecho tiene un gran impacto en las cuentas de la Seguridad Social.

 

Conociendo los nuevos coeficientes reductores que penalizan aún más la jubilación anticipada, quizás es una buena opción esperar a tener la edad mínima obligatoria para jubilarse de forma ordinaria. A pesar de ello, no dudes en contratar un Seguro de Salud MAPFRE para mantenerte al 100% en cualquier situación. Te informamos de las diferentes coberturas que te ofrece cada póliza.

coeficientes-reductores-jubilacion

Se eleva a 63 la edad de jubilación anticipada

La reforma de las pensiones eleva a 63 años la edad de jubilación anticipada

Se eleva a 63 años la edad de jubilación anticipadaComo ya todos sabemos, la edad necesaria para jubilarse se irá incrementando hasta los 67 años en el 2027. De la misma forma, la reforma de las pensiones también eleva a 63 años la edad de jubilación anticipada actualmente.

 

Antes de la reforma, cualquier trabajador que lo deseara se podía jubilar de forma anticipada con 61 años. En la actualidad, se debe hacer a partir de los 63 años y siempre que se hayan cotizado 35 años como mínimo a la Seguridad Social.

 

Cuando hablamos de jubilación anticipada, debemos distinguir dos modalidades: voluntaria y forzosa o no voluntaria. Ésta última es la que se da por causas no imputables al trabajador, como por ejemplo, el cierre de la empresa o cualquier otra situación de crisis que impida al empleado seguir trabajando, como el caso de un ERE (Expediente de Regulación de Empleo).

 

 

En el caso de la jubilación anticipada no voluntaria se puede acceder a la edad de 61 años, pero siempre que el trabajador haya estado inscrito como demandante de empleo durante al menos 6 meses antes de la fecha de la solicitud de la jubilación, junto con un mínimo de 33 años cotizados.  A medida que vayan pasando los años y la edad mínima para jubilarse de forma ordinaria se incremente, los años para acceder a la jubilación anticipada también aumentan, independientemente de la modalidad. En el caso de la jubilación anticipada voluntaria siempre será dos años menos que la edad legal de jubilación y en la jubilación voluntaria forzosa, habrá que contar cuatro años menos.

 

Coeficientes reductores en la jubilación anticipada

 

Además de tener en cuenta que la reforma de las pensiones eleva a 63 años la edad de jubilación anticipada, también debemos conocer que tanto en la jubilación anticipada voluntaria como en la no voluntaria por crisis se aplican una serie de coeficientes reductores.

 

Esto significa que el trabajador que quiera abandonar el mundo laboral antes de la edad legal sufrirá un recorte en su prestación. Cuantos más años se adelante la jubilación, más verá reducida su pensión. Así, por cada año que se anticipe la jubilación se debe descontar un 2% por trimestre que falte para alcanzar la edad de jubilación cuando sean trabajadores que acrediten un periodo de cotización inferior a 38 años y 6 meses. Con 38 años y 6 meses cotizados o más, el coeficiente reductor será del 1,875% por trimestre. Si se acredita un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses, el coeficiente será de 1,750% por trimestre y de 1,625% en el caso de una cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.

 

Estos porcentajes reductores de la pensión se aplicarán tanto en los supuestos de jubilación anticipada con 61 años en situación de crisis como en la jubilación voluntaria con 63 años.

 

Resumiendo estos porcentajes en algo más sencillo: para calcular la pensión en las jubilaciones anticipadas se tienen en cuenta los años cotizados y los años que faltan hasta alcanzar la edad legal de jubilación.

 

Ahora que ya sabes que la reforma de las pensiones eleva a 63 años la edad de jubilación anticipada y seguirá incrementándose progresivamente hasta llegar a 65 años en el 2027, no dudes en contratar un Seguro de Salud MAPFRE que te proteja en cualquier momento y te permita sentirte vital durante cualquier etapa de la vida.

El acceso de los autónomos a la jubilación anticipada

El acceso de los autónomos a la jubilación anticipada, aún más difícil con las nuevas condiciones

27/04/2015
jubilacion-anticipada-parcial Los autónomos pueden jubilarse en las mismas condiciones que los trabajadores por cuenta ajena, es decir, cumpliendo con los mínimos en cuanto a cotización y edad de jubilación. Sin embargo, si ya es difícil conseguir una pensión equiparable a la que tienen los trabajadores por cuenta ajena, si el autónomo se plantea el acceso a la jubilación anticipada, lo tiene más difícil todavía.

 

Ni la ley, ni el Estatuto de los Trabajadores estuvo nunca de parte de los autónomos, hasta que llegó la reforma de 2013. Hasta entonces, un autónomo solo se podría jubilar de forma anticipada por una causa de fuerza mayor, y en la práxctica casi ningún profesional podía acceder a esta modalidad de jubilación.

 

En concreto, el estatuto decía lo siguiente:

 

se reconoce la posibilidad de jubilación anticipada para aquellos trabajadores autónomos que desarrollen una actividad tóxica, peligrosa o penosa, en las mismas condiciones previstas para el Régimen General

 

Con los cambios acaecidos tras el 1 de abril de 2013, la cosa pinta mucho mejor para los autónomos, pero sigue siendo claramente insuficiente. Con todo, sí está reconocido el derecho a la jubilación anticipada, entendiéndose como tal la que se realiza como máximo dos años antes de llegar a la edad mínima legal para la jubilación ordinaria.

 

La primera dificultad, y contra, es que existen coeficientes reductores de hasta el 8% por cada año anticipado. En principio solo pueden acceder a la jubilación anticipada voluntaria, además de la edad exigible de dos años menos que la oficial (que pasa de los 63 años, hasta los 65 años en 2027) se exige acreditar 35 años de cotizaciones, cuando anteriormente se hablaba de 33 años.

 

Cumpliendo esto, la exigua pensión de jubilación será todavía más baja, porque entran en juego los coeficientes reductores. Esto significa que partimos de una reducción de la pensión del 8% para todos los autónomos que acrediten menos de 38 años y medio de cotizaciones (la práctica mayoría), y de 7,5% desde los 38 años y medio hasta los 41 y medio, un 7% desde los 41 y medio hasta los 44 y medio, y un 6,5% para tiempos de cotización a partir de los 44 años y medio. Como vemos, peor imposible. Además:

 

El importe de la pensión a percibir ha de resultar superior a la cuantía de la pensión mínima que correspondería al interesado por su situación familiar al cumplimiento de los 65 años de edad. En caso contrario, no se podrá acceder a esta fórmula de jubilación anticipada.



Como nota final, el veto a la jubilación anticipada forzosa es un lastre que lleva el colectivo autónomo, porque si bien en el Régimen General, esta modalidad está disponible para los trabajadores que sufren despidos o situaciones similares, o por situación de crisis, a los autónomos no se les reconoce esta situación. Por poner el símil, no se permite la jubilación anticipada forzosa por motivos de cese de negocio, de traspaso, o de fin de contrato con los clientes, así que está claro el diferente trato en cuanto a derechos, dependiendo del régimen de la Seguridad Social.

 

Si quieres saber cómo quedará tu pensión de jubilación, echa un vistazo a nuestro simulador.
 
 

7N0A9446

Medidas definitivas de la reforma de las pensiones

El 1 de enero de 2014 entrará en vigor la nueva regulación en materia de las pensiones, con dos7N0A9446 novedades principales: el nuevo Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones y el factor de sostenibilidad. Dos mecanismos con los que se espera ajustar los desequilibrios en el sistema de la Seguridad Social.

 

El año que viene, las pensiones ya no se actualizarán con el IPC de noviembre como hasta ahora. En su lugar se aplicará el Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones. Esta nueva fórmula hará que en 2014 los pensionistas vean incrementar sus pensiones solo un 0,25 % (menos que la inflación, por lo que se producirá una pérdida de poder adquisitivo). Así seguirá revalorizándose hasta que las cuentas de la Seguridad Social superen el déficit y la situación económica del país lo permita. En años de bonanza, la revalorización alcanzará un máximo: el IPC más el 0,5 % al año.

 


 
Para la aplicación del nuevo índice se tendrán en cuenta los ingresos y gastos de la Seguridad Social y la tasa de variación anual del número de pensiones contributivas, es decir, la proporción entre el número de cotizantes y el de pensionistas. Para ello, se calculará la media de los cinco años anteriores, el año en curso y la previsión de los cinco años siguientes. También la variación interanual de la pensión media del sistema cada año y con otra variable en función de si hay déficit o superávit, es decir, del esfuerzo presupuestario que puede hacer el Gobierno (se denomina velocidad de ajuste) para destinar fondos al sistema.

 

LO QUE DEBES SABER...

  • La reforma introduce el Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones y el factor de sostenibilidad.
  • El Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones se calcularán en función de cuatro variables.
  • El factor de sostenibilidad entrará en vigor en 2019 y solo afectará a los nuevos pensionistas.

 

Independientemente de estas cuatro variables con la que se calculará el Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones, las pensiones subirán cada año como mínimo un 0,25 % y como máximo un 0,5 % más el IPC del año anterior. Este índice se revisará cada cinco años para ver si la revalorización es suficiente, ya que una actualización de solo el 0,25 % (por debajo del IPC) supone una pérdida de poder adquisitivo.

 

El otro cambio más importante de la reforma es la introducción del factor de sostenibilidad: vincula la esperanza de vida a la cuantía de la pensión inicial, esto es, la de los nuevos pensionistas. Es decir, que además de los años de cotización, la edad y las bases de cotización computará la esperanza de vida en el momento de la jubilación. Esto solo afectará a los que se jubilen a partir de 2019.

 

También el factor de sostenibilidad se revisará cada cinco años para actualizarlo con los datos de esperanza de vida. Además, "cada cinco años el Gobierno deberá presentar al Congreso de los Diputados y a los agentes sociales un informe sobre los efectos de las disposiciones recogidas en la Ley", explica el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Para llevar a cabo la revisión tanto del índice de revalorización como del factor de sostenibilidad se crea un nuevo organismo público, llamado Autoridad Fiscal Independiente, que estará adscrito al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

calendario13

Qué ha sido noticia en 2013 en materia de pensiones

177357292 (1)Este año que termina ha estado cargado de noticias relevantes en pensiones. Comenzamos 2013 estrenando la normativa de la nueva reforma, la que eleva la edad de jubilación a los 67 años de forma progresiva hasta el año 2027. Entre la nuevas medidas también se aumentó el número de años cotizados para obtener el 100 % de la pensión completa: de 35 a 37 años. Y otro cambio importante para el cálculo de la prestación proporcionada por el Estado es que ahora computan los últimos 25 años trabajados y no 15 como antes.

 

Algunas medidas de la reforma de las pensiones se han desarrollado este mismo año: en abril entraron en vigor los nuevos requisitos para jubilarse de forma anticipada, tanto de manera voluntaria como forzosa. La edad mínima para jubilase en ambos casos se elevará paulatinamente hasta 2027, la primera de los 63 a los 65 años y la segunda de los 61 años a los 63. En ese mes también se modificaron las condiciones para acceder a la jubilación parcial y para compatibilizar el cobro de la pensión con un empleo. Y los coeficientes reductores (los porcentajes que se aplican para reducir la cuantía de la pensión) se endurecieron con nuevos tramos en función de los años cotizados.

2013 trajo una subida de las pensiones de 1 % y un 2 % para las pensionistas que perciben menos de 1.000 euros al mes (la mayoría de ellos). Pero si por algo pasará a la historia este año es porque será el último en el que las pensiones se actualicen con el IPC de noviembre como hasta ahora. En su lugar se ha diseñado un mecanismo (Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones) basado en los ingresos y gastos de la Seguridad Social. Así, en años de bonanza subirán el IPC más un 0,5 % y cuando haya déficit un 0,25 %, por ejemplo en 2014.

 

Este mes se aprobará el factor de sostenibilidad con el que liga la cuantía de la pensión inicial a la esperanza de vida. Entrará en vigor en 2019, y se revisará cada cinco años.

 

LO QUE DEBES SABER...

 

  • 2013 pasará a la historia por entrar en vigor la reforma de las pensiones que eleva la edad de jubilación a los 67 años.
  • Se endurecen los requisitos para acceder a las jubilaciones anticipadas.
  • Se aprueba una nueva forma de actualizar las pensiones y el factor de sostenibilidad.