3 Min de lectura | Heredar conlleva una serie de gastos que, en ocasiones, pueden superar los 15.000 euros, en función del valor de los activos a repartir. Repasamos cuánto cobra una gestoría por administrar la herencia, los aranceles notariales, el Registro, los impuestos y otros elementos que debemos considerar en una operación de este tipo.

Tramitar una herencia conlleva diversos gastos asociados, un importe acumulado que puede alcanzar o superar los 15.000 euros si sumamos todos los elementos de la ecuación. En grandes herencias, la cifra total se dispara.

La fórmula que siguen muchos herederos es la de contratar a un gestor que realice todas las gestiones, ya que, además del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, deberemos abonar los honorarios de abogados, procuradores, notarios y registradores, entre otros. A continuación, detallamos cuánto nos cuesta tramitar una herencia.

Abogados

A la hora de determinar cuánto se paga a un abogado por una herencia, debemos saber que es variable. Depende de cada profesional, ya que, generalmente, hay dos tipos de tarifas:

  • Precio fijo. Trámites y servicios concretos, desde menos de 1.000 euros hasta más de 10.000. Por ejemplo, la impugnación de una herencia (entre 900 y 2.000 euros) o el rechazo de la misma.
  • Porcentaje. Oscilan entre el 10 % y el 20 % del valor de la herencia, son preferibles en casos judiciales en los que no sabemos cuánto durará el proceso.

En cualquier caso, los procesos de reparto de herencias no cuestan menos de 2.000 euros en el caso del gasto de los abogados.

Notarios

Para tramitar una herencia, resulta imprescindible la figura del notario. El reparto de esta, la declaración de herederos o la renuncia deben contar con su firma. A los aranceles notariales hay que sumar ciertos gastos que enumeramos a continuación.

Gastos documentales y administrativos

Hay una serie de documentos que resultan necesarios en una herencia:

  • Certificado de Registro General de Actos de Última Voluntad: 4 euros
  • Certificado del Registro de Seguros con Cobertura de Fallecimiento: 4 euros
  • Tasa por transferencia de vehículos: 55 euros
  • Copia autorizada del testamento: en función del año de elaboración y de las páginas
  • Certificaciones catastrales: gratuitas en algunas ciudades
  • Comisiones bancarias: depende de la entidad
  • Registro de la Propiedad: el cuaderno particional se obtiene en la notaría, y los registradores tienen honorarios en función de las gestiones que tengan que realizar. Por ejemplo, la liquidación de gananciales.

Gestoría

La ayuda de un gestor es especialmente indicada en casos de herencias complejas, y el coste suele partir desde los 150 euros. La mejor recomendación es que elaboremos un presupuesto adaptado a la herencia que pretendemos percibir.

Impuestos

La Administración Pública también percibe su parte en una herencia, a través de impuestos:

  • Sucesiones y Donaciones: estos tributos, de carácter autonómico, varían en función de la comunidad en la que se tramite la herencia. Hay regiones en las que se pagan importes simbólicos (Comunidad de Madrid, Andalucía o Cantabria, entre otras) y otras en las que las retenciones son elevadas (Cataluña y Comunidad Valenciana).
  • Plusvalía Municipal o Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana: el valor depende de cada municipio.

En muchas ocasiones, algunas familias no pueden asumir el coste que conlleva la tramitación de una herencia y deciden renunciar a ella. Para evitar estos problemas, puedes contratar un Plan de Pensiones MAPFRE, de esta manera dispondrás de unos ahorros para poder asumir gastos imprevistos.

CALCULA TU PRECIO

 

Borja Carrascosa Nogales

 Consultor y MBA por IE Business School

 Colaborador de MAPFRE