Mayores de 65 años y plusvalías, un buen complemento para la pensión

Publicado por

La última reforma fiscal introdujo algunas modificaciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que favorecen significativamente a las personas de avanzada edad. Hablamos de mayores de 65 años y plusvalías, un buen complemento para la pensión.

Mayores de 65 años y plusvalías

Desde el 1 de enero de 2015, uno de los puntos más importantes del que se pueden beneficiar los mayores de 65 años hace referencia a la exención tributaria de las plusvalías que se obtienen por la venta de cualquier elemento patrimonial que no sea una vivienda habitual, como por ejemplo otros inmuebles, fondos de inversión, acciones, etc.

 

 

Para poder disfrutar de esta exención fiscal de las ganancias obtenidas, es necesario que dicho beneficio se utilice para asegurar un complemento a la pensión, algo que se debe realizar dentro de los 6 meses siguientes a la transmisión del elemento patrimonial. El contribuyente deberá informar a la entidad aseguradora sobre el origen de dicha renta.

 

Además, la cantidad máxima que se puede aportar a la pensión sin necesidad de tributar es de 240.000 euros. Otros requisitos importantes en este tema de mayores de 65 años y plusvalías, un buen complemento para la pensión, son que la renta vitalicia se deberá comenzar a percibir en el plazo de un año o menos desde que se constituyera y el importe anual de las rentas no podrá decrecer más de un 5% teniendo en cuenta el año anterior.

 

Esta exención que sólo se puede aplicar en el caso de transmisiones a cambio de un precio (no por donación), es bastante positiva en la mayoría de los casos, ya que estos bienes pueden derivar en elevadas plusvalías debido a su antigüedad.

 

A esta medida hay que añadir también que en la última reforma fiscal se eliminó el coeficiente de corrección monetario para los inmuebles, así como también la eliminación parcial del abatimiento para todo tipo de bienes (límite de crédito fiscal de 400.000 euros).

 

Además de esta normativa, si quieres beneficiarte de la exención de las ganancias obtenidas por la venta de una vivienda habitual, también es posible hacerlo sin necesidad de reinvertir el beneficio en una nueva vivienda habitual. Para ello, es necesario tener 65 años o más y se contemplan los casos de donación del inmueble.

 

Recuerda que si realmente quieres disfrutar de un complemento para la pensión aparte de la que te ofrece esta relación entre mayores de 65 años y plusvalías, contratar cuanto antes un Plan de Pensiones MAFRE te asegurará un futuro libre de estrecheces económicas para que puedas aprovechar al máximo esta etapa de la vida. Infórmate de todo lo que necesites sin ningún compromiso.

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre