3 Min de lectura | Tanto el número de DNI como de NIF van acompañados por una letra que se conoce como el dígito de control. Su función consiste en poner de manifiesto posibles errores o falsificaciones de estos documentos. Cualquier persona puede calcularla realizando algunas operaciones matemáticas.

El DNI es el Documento Nacional de Identidad que se utiliza para acreditar los datos personales y la nacionalidad española de las personas. Por su parte, el NIF es el Número de Identificación Fiscal que se necesita para realizar actividades económicas y/o fiscales. En ambos casos, se trata de una secuencia numérica que va acompañada por un dígito de control que se corresponde con una letra.

¿Qué es un dígito de control?

Un dígito de control puede ser un número o una letra que acompaña a una serie de datos. El ejemplo más claro es el carácter que se encuentra en el número de DNI o NIF, aunque también se puede localizar en los números de las cuentas corrientes, los códigos de barras, etc.

Como su propio nombre indica, su finalidad es controlar la exactitud de los datos frente a posibles errores o falsificaciones y, por ello, se obtiene a través de operaciones que suelen ser secretas. No obstante, en la mayoría de los casos se puede descifrar realizando algunos cálculos matemáticos avanzados.

El dígito de control en el DNI o NIF

Como hemos comentado, el dígito de control en el DNI o NIF es la letra que se coloca al final de la serie de números. Aunque a priori pueda parecer un carácter aleatorio, lo cierto es que su presencia responde a una cuestión de seguridad para evitar cualquier tipo de alteración ilícita en este tipo de documentos.

Gracias a este dígito se puede descubrir que un número de identidad es falso. En cualquier sistema, si se introduce una secuencia errónea, ya sea total o parcialmente, la letra no coincidirá con la real con total probabilidad. De este modo, estos títulos identificativos pueden seguir siendo personales e intransferibles.

¿Cómo se calcula el dígito de control?

Desde la página oficial del Ministerio del Interior ofrecen una serie de instrucciones para calcular el dígito de control del DNI. Las operaciones que se deben realizar son las siguientes:

  • En primer lugar, hay que tomar la secuencia numérica del documento como si se tratase de una sola cifra y dividirla entre 23 para tomar como base el resto de dicha división. Por ejemplo, si el DNI es 12345678, el resto que se obtiene del cálculo es 14.
  • Para conseguir el resto del cociente de una forma más rápida y sencilla es posible utilizar Excel. En este supuesto, la fórmula que se debe introducir es:

=RESIDUO(celda número DNI;23)

RESTO012345678910111213141516171819202122
LETRATRWAGMYFPDXBNJZSQVHLCKE

.

  • Dado que se divide entre 23, el resto siempre será un número que está comprendido entre 0 y 22. Así, tan solo hay que comprobar la letra del dígito de control que se corresponde con la cifra obtenida según la siguiente tabla. Según el ejemplo anterior, la letra es la Z.

En el caso del NIE (Número de Identificación de Extranjero) se aplica la misma fórmula, aunque se cambia la correspondencia de algunas letras:

  • X por 0.
  • Y por 1.
  • Z por 2.

El dígito de control es un elemento verificador muy importante en cualquier documento personal de identidad, aunque en caso de sustracción o extravío es necesario ponerlo en conocimiento de la policía cuanto antes. En estos casos, la cobertura de robo de los Seguros de Hogar MAPFRE constituye una gran ayuda, así como para proteger todas las pertenencias personales.

Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACIÓN

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.