2 minutos | Cuando llega ese deseado momento de poner punto final al periodo profesional es muy importante conocer toda la documentación necesaria para acceder a la jubilación y evitar, así, posibles problemas y retrasos en la prestación.

Antes de entrar en detalle sobre los documentos que son necesarios para solicitar la jubilación, hay que saber si realmente podemos jubilarnos o si tenemos la edad mínima para hacerlo.

Documentos requeridos para acceder a la jubilación

El documento para la solicitud de la jubilación está disponible para su descarga en todos los idiomas oficiales del Estado en la web del Ministerio. En este documento encontrarás todas las instrucciones en el inicio y la documentación necesaria para acceder a la jubilación al final.

En cualquier caso, los documentos básicos son:

Acreditación de la identidad del solicitante o representante legal mediante la presentación del DNI, o si fuese extranjero, residente o no, el pasaporte o el documento de identidad vigente en su país, más el NIE exigido por la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria).

  • Documentación acreditativa de la representación legal, si fuese el caso.
  • Justificante de pago de cotizaciones de los últimos 3 meses (si el sujeto es quien está obligado a presentarlas), y el cese en el trabajo se produzca en ese período.

Supuestos especiales para solicitar la jubilación

A continuación especificamos algunos supuestos especiales:

Jubilación especial a los 64 años

Debe presentarse la certificación de empresa sobre datos del trabajador sustituto (además de los documentos anteriores).

Jubilación parcial

Debe presentarse la certificación de empresa sobre datos laborales del jubilado parcial y del trabajador relevista.

Jubilación anticipada

Si es con bonificación de edad y por enfermedad especial, ha de entregarse el certificado de empresa correspondiente o bien el certificado de discapacidad y grado reconocido expedido por el IMSERSO u organismo competente. Junto a esta documentación también hay que presentar la acreditación de la necesidad de ayuda de terceras personas o por movilidad reducida.

Cese forzoso

Si la jubilación se va a producir entre los 60 y 65 años y no se está percibiendo ninguna prestación por desempleo, debe presentarse el documento que acredite que el contrato de trabajo o los servicios en la Administración Pública se extinguieron por causas ajenas a la voluntad propia.

Para incluir en asistencia sanitaria

En este caso se tiene que presentar el libro de familia, certificación literal o actas del Registro Civil que acrediten el parentesco con el solicitante; el acto judicial o certificado de acogimiento familiar; la resolución judicial de separación o divorcio (ha de constar la custodia de hijos menores y cuantía de la pensión compensatoria al cónyuge, o similar) y la acreditación de residencia habitual en España.

Para disfrutar antes y después de este momento, no sólo basta con tener lista toda la documentación necesaria para acceder a la jubilación, sino que un seguro de salud se convierte en el mejor respaldo a la hora de sufrir cualquier incidente o enfermedad.

Periodista especializado

Colaborador de MAPFRE