3 Min de lectura | A diferencia de lo que se tiende a pensar, los expedientes de extranjería no hacen referencia a un documento concreto. En su lugar, se trata de un procedimiento a través del cual se gestionan diferentes trámites en varios organismos públicos, sobre todo ministerios.

El expediente de extranjería entra en juego cuando es necesario realizar distintos trámites que están relacionados con personas extranjeras. En determinados casos, se debe iniciar un procedimiento que tiene como objetivo incoar, hacer un seguimiento y finalizar distintas gestiones.

Por norma general, se trata de trámites que los extranjeros deben resolver con el Ministerio de Justicia o el Ministerio de Política Territorial y Función Pública. Por lo tanto, dicho concepto no hace referencia a un documento específico, sino que es un proceso que alberga varios asuntos y por ello no existe una norma genérica que regule este tipo de expedientes.

¿Cuándo se crea un expediente de extranjería?

Como hemos comentado, se realiza un expediente de extranjería cuando es necesario gestionar ciertos trámites distintos entre sí. Algunos de los más comunes son:

  • Solicitud de residencia no lucrativa, es decir, el permiso que autoriza a los extranjeros a vivir en España sin estar trabajando.
  • Solicitud de residencia por reagrupación familiar para que los familiares de las personas inmigrantes que tienen su documentación en regla puedan viajar a España y residir de forma legal.
  • Solicitud de residencia por arraigo cuando los extranjeros justifican que tienen su vida en territorio nacional, así como por otros motivos no relacionados con el punto anterior.
  • Visado de residencia para inversores en el supuesto de que se haya comprado un bien inmueble en España por un valor superior a los 500.000 euros, así como para desarrollar un proyecto empresarial de interés general.
  • Autorización de residencia para un familiar extracomunitario de un ciudadano de la Unión Europea. A diferencia de la solicitud de residencia por reagrupación familiar, la petición no se efectúa por parte de una persona de nacionalidad española y, además, el permiso está dirigido a un pariente no comunitario.
  • Solicitud de estancia por formación para residir de forma temporal con la finalidad de cursar unos estudios.
  • Tramitación del Número de Identidad de Extranjero (NIE), es decir, un número personal, único y exclusivo con el que se dota a los extranjeros que se relacionan con España de forma económica, profesional o social.
  • Renovaciones de residencia.
  • Gestiones relacionadas la tramitación de expedientes de
  • Obtención del certificado de Registro de Ciudadano de la Unión Europea.

¿Cómo se consulta un expediente de extranjería?

Como cualquier otro procedimiento, los expedientes de extranjería también pasan por diferentes estados. Para consultarlos, se puede utilizar alguna de las siguientes vías:

  • Por Internet a través de la sede electrónica de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas. Para ello, es necesario introducir el NIE o número de expediente, la fecha de presentación de la solicitud y el año de nacimiento.
  • A través de SMS enviando un mensaje totalmente gratuito al número 600 12 43 77. En el texto se debe especificar el NIE o el número de expediente.
  • Por teléfono en el número 902 02 22 22, donde se puede obtener información sobre el estado en que se encuentra la tramitación de un expediente de extranjería.

En la mayoría de los casos, este tipo de procedimientos están relacionados con los trámites que deben realizar los extranjeros para vivir de forma legal en España. Además de contar con toda la documentación en regla, es importante contratar un Plan de Pensiones MAPFRE para garantizar el futuro dentro del territorio nacional.