4 minutos | Calcular tu pensión neta es muy sencillo gracias a la herramienta de cálculo de retenciones que pone a tu disposición la Agencia Tributaria. Te contamos cómo funciona y los tipos de IRPF que pueden aplicarte.

A la hora de jubilarse, una de las máximas preocupaciones de los futuros pensionistas es la de conocer cuál serán la pensión neta que percibirán cuando cumplan su edad legal de jubilación. Para calcularlo existe una herramienta de la Agencia Tributaria destinada a calcular la cuantía bruta que percibirás cuando te jubiles.

Su funcionamiento es muy sencillo y para ver los resultados tan solo tendrás que identificarte con tus datos y rellenar el formulario. Por otro lado, para calcular la pensión neta, deberás usar la herramienta que te permite conocer las retenciones que se te aplicarán.

Cómo puedes calcular tu pensión neta

Los resultados obtenidos en la herramienta de autocálculo de pensiones de la Agencia Tributaria aportarán los importes en bruto de tu pensión. Es decir, de ellos tendrás que restar la parte correspondiente del IRPF si tu pensión está sujeta a ella. De esta forma podrás hallar la pensión neta que percibirás cuando te jubiles.

En este post, te explicábamos cómo funciona la herramienta de autocálculo de tu pensión. Con los resultados obtenidos, ahora toca calcular cuánto deberás aportar en materia de impuestos al fisco y cuanto percibirás mensualmente. Antes de realizar ningún cálculo debes tener en cuenta que la pensión se abona en 14 pagas, es decir, 12 mensualidades y dos pagas extraordinarias.

¿Tengo que tributar por IRPF?

Mujer mayor sentada en un sofá pensando

Las pensiones de jubilación están consideradas como rendimientos del trabajo, por este motivo están sujetas a retenciones de IRPF. A pesar de ello, no todos los pensionistas deben realizar su Declaración de la Renta. Los requisitos se fijan teniendo en cuenta los ingresos anuales brutos de cada pensionista y no estarán obligados a presentarla aquellos:

  • Cuya renta anual por rendimientos del trabajo sea inferior a los 22.000 euros anuales.
  • Cuyas rentas procedan de dos o más pagadores y que no excedan de los 000 euros anuales. En el caso de existir un segundo pagador, este no debe exceder los 1.500 euros anuales.

Por tanto, la retención del IRPF para aquellos pensionistas que sí estén obligados a realizar la declaración de la renta se aplicará a cada uno dependiendo de sus circunstancias familiares y de la cuantía bruta de su pensión.

Tramos de IRPF aplicables

Los tramos de IRPF son los que indicarán cuánto deberás pagar de IRPF por tu pensión. Con la última reforma estos tramos han variado y el porcentaje que deberás pagar de IRPF por tus ingresos se ha visto ligeramente modificado.

Debes tener en cuenta que el tipo final que tengas que pagar por tus ingresos dependerá de tu comunidad autónoma ya que en algunas los tramos aplicables son distintos. En este año, los tipos son:

  • Hasta 12.450 euros se aplicará un 19 por ciento.
  • Hasta 20.200 euros se aplicará un 24 por ciento.
  • Hasta 35.200 euros se aplicará el 30 por ciento.
  • Hasta 60.000 euros se aplicará el 37 por ciento.
  • Más de 60.000 euros se aplicará un 45 por ciento.

¿Cómo calculo mi retención?

Para realizar este cálculo, la Agencia Tributaria pone a disposición del contribuyente una nueva herramienta que te permitirá, de forma muy sencilla, calcular el tipo de retención que se aplicaría en tu pensión y cuál sería el resultado neto de la misma. Para ello, tan solo debes recuperar el dato que has obtenido calculando el importe bruto.

    Cuando lo tengas deberás entrar en la web de la Agencia Tributaria (pulsa aquí para entrar) y accede a su herramienta de cálculo de retenciones. En ella deberás introducir los datos personales y económicos que se irán pidiendo en cada uno de los apartados.

    Además te permitirá calcular la retención aplicable a tu Plan de Pensiones. Una vez que hayas introducido todos los datos podrás ver los resultados y se te informará de qué retención se aplicará a tu pensión. Con este dato y el dato bruto de tu pensión podrás calcular fácilmente tu pensión neta: restando de la primera, el porcentaje de la segunda.

    Un ejemplo práctico. Tengamos en cuenta que estás cobrando una pensión anual bruta de 15.400 euros en 14 pagas, lo que se traduce en 1.100 euros brutos mensuales. Para una persona de 66 años sin hijos a su cargo y sin minusvalía la retención del IRPF sería del 7,63 por ciento por lo que tu pensión neta mensual sería de 1.016,1 euros.

    Periodista especializado
    MAPFRE