Cómo pagar menos impuestos sin salirse de la ley

///Cómo pagar menos impuestos sin salirse de la ley

Cómo pagar menos impuestos sin salirse de la ley

Las posibilidades de ahorrar algún dinero en el pago de impuestos a la Agencia Tributaria de manera totalmente legal son muchas y dependen de cada persona, pero hay que tener claro que pagar menos impuestos no significa evadirlos. Pagar impuestos […]

Las posibilidades de ahorrar algún dinero en el pago de impuestos a la Agencia Tributaria de manera totalmente legal son muchas y dependen de cada persona, pero hay que tener claro que pagar menos impuestos no significa evadirlos.

Pagar impuestos es un deber cívico, porque con ellos se financian los gastos públicos que realiza el Estado para mejorar el entorno y la vida de los ciudadanos. En el caso del IRPF, se exigen en consonancia con la capacidad económica de cada individuo, es decir, paga más quien más tiene, con la idea solidaria de redistribuir la renta para conseguir un estado de igualdad y de ayuda entre todos los individuos. Negarse a pagarlos es un acto ilegal e insolidario, que conlleva graves sanciones administrativas o incluso penales.

    Sin embargo, es lícito valerse de los propios mecanismos que el Estado pone en nuestras manos para tratar de pagar menos impuestos, dentro, por supuesto, de la más estricta legalidad. No se trata de hacer chanchullos, sino de utilizar los medios legales a nuestro alcance para tratar de que algunos de nuestros ahorros, que tanto esfuerzo nos han costado, se queden en nuestro bolsillo y no vayan a parar a las arcas del fisco.

    Las grandes empresas, con sus grandes entramados empresariales, encuentran la manera de evadir impuestos. Este proceder no es ético ni legal, ni mucho menos solidario. Para los particulares de a pie, ese proceder ilegal e injusto es más complicado, porque son más fácilmente detectables por los servicios de inspección de Hacienda.

    Pago de impuestos a la Agencia Tributaria

    ¿Qué hacer, por tanto, para pagar menos impuestos sin salirse de la legalidad? Cada año, los expertos en la materia suelen dar consejos, ideas, fórmulas, o como se les quiera llamar, a través de los medios de comunicación social para pagar algo menos sin cometer ningún delito.

    Como norma básica, todos coinciden en que para deducir gastos en impuestos no hay que esperar a que llegue el momento de hacer la declaración de la renta para ver qué se puede hacer, que a estas alturas será ya muy poco, sino en hacer previamente con mucha antelación una buena planificación.

    Sin querer hacer una relación exhaustiva, recordamos a continuación algunas maneras de ahorrar dinero en el IRPF, principalmente:

    • Las circunstancias familiares inciden directamente en el descuento que se practica en el IRPF. Por lo tanto, comunicar las variaciones que se produzcan en este aspecto puede suponer un pequeño ahorro.

     

    • Algunas retribuciones en especie no tributan.

     

    • Mirar muy bien las deducciones que ofrecen las Comunidades Autónomas, porque varían de unas a otras. Estas deducciones pueden ser por ayuda doméstica, libros y material escolar, guardería, reformas de vivienda, alquiler, donaciones, etc.

     

    • Aunque parezca una perogrullada, hay que pagar y hacerlo dentro del plazo El incumplimiento de esta norma elemental tendrá como consecuencia pagar más por culpa de las sanciones y los recargos. En este caso, pagar a tiempo puede suponer un ahorro.

     

    • Las empresas y los autónomos, deben pedir siempre factura de los gastos que realicen para el funcionamiento de su actividad, ya que son deducibles.

     

    • Las familias numerosas también tienen derecho a algunos beneficios, así como las que tienen que pasar una pensión alimenticia, o las familias de dos hijos si uno de ellos tiene como mínimo un 33 por ciento de discapacidad.

     

    • Si has perdido dinero en tus inversiones (bolsa, fondos de inversión, etc.) puedes compensar dichas pérdidas con ganancias en el IRPF, es decir, podrás restar las pérdidas de las ganancias y pagar solo por el beneficio real. Estas pérdidas se pueden compensar durante cuatro años.

     

    • Actualmente, los dividendos tributan en la renta como rendimiento de capital mobiliario. Si no te interesa incluirlos un año determinado, es preferible, si puedes hacerlo, cobrar los dividendos en forma de acciones y no en metálico, para al menos diferir el pago de impuestos.

     

    • Los planes de pensiones tienen una fiscalidad beneficiosa durante las aportaciones, por lo que permiten ahorrar en impuestos. El dinero invertido se puede restar de la base imponible. Como el IRPF es un impuesto progresivo, ahorrarán más con los planes de pensiones quienes tengan rentas más altas. No obstante, hay que informarse muy bien antes de contratar un plan de pensiones, porque las ventajas iniciales desaparecen cuando se rescata, teniendo entonces que pagar muchos impuestos. Por otra parte, tampoco hay que precipitarse y rescatar el plan nada más jubilarse. Es mejor esperar a cobrar solo la pensión, porque se cobrará menos, y así ahorrar impuestos.

     

    • Si has comprado tu vivienda antes de 2013 puedes desgravar por ella en el IRPF. Pero hay que tener en cuenta la cantidad que se paga, porque si no llega a 9.040 euros anuales, que es el límite máximo de la deducción, te conviene amortizar anticipadamente parte de la hipoteca hasta llegar a esa cuantía, con el fin de pagar menos impuestos y no perder dinero.

     

    • Si vives de alquiler y ocupas la vivienda antes de 2015, no te cambies de vivienda si tienes derecho a las deducciones, porque si lo haces las perderás, ya que a partir de ese año se suprimió la deducción en el tramo estatal por alquiler de vivienda. Lo que sí permanece son las deducciones que aplican las Comunidades Autónomas, que son diferentes en cada una de ellas.

     

    • Si, por el contrario, eres el arrendador de un inmueble, puedes deducir los gastos generados necesarios para su funcionamiento y mantenimiento: impuestos, primas de seguros, comunidad, reparaciones, etc.

     

    • Una fórmula para ahorrar legalmente impuestos y a la vez hacer una buena obra, es hacer donaciones. Se puede desgravar hasta el 75 por ciento de lo donado, dependiendo del importe, pero la deducción no puede superar el 10 por ciento de la base imponible general del IRPF.

     

    • Actualmente, los autónomos, han aumentado las posibilidades de deducir gastos si trabajan en su propio domicilio: luz, agua, teléfono, comunidad, etc.

     

    En resumen, las posibilidades de ahorrar algún dinero en el pago de impuestos de manera totalmente legal son muchas. Dependen de cada persona y de sus circunstancias personales. Pero hay que tener claro que pagar menos impuestos no significa evadir impuestos.

    En el primer caso, se trata de hacer uso de las reglas establecidas legalmente para beneficiar o compensar determinadas situaciones personales, mientras que en el segundo caso es una actividad ilícita e insolidaria, que se comete en detrimento de toda la sociedad.  Para contribuir al ahorro, dispones también de los Planes de pensiones MAPFRE, tan flexibles que se ajustan a cualquier perfil de ahorrador para proporcionar la mayor rentabilidad.

    Cómo pagar menos impuestos sin salirse de la ley
    5 (100%) 1 vote
    2019-06-11T13:42:28+02:0028 febrero, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Cómo pagar menos impuestos sin salirse de la ley
    5 (100%) 1 vote
    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar