///¿Cuáles son las comunidades con el tipo marginal del IRPF más bajo?

¿Cuáles son las comunidades con el tipo marginal del IRPF más bajo?

4 minutos | Madrid es la región que menos retención por Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas aplica a sus ciudadanos. En el extremo contrario figuran Comunidad Valenciana y Cataluña.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es actualmente es más importante del panorama tributario español. Según las estadísticas de la Agencia Tributaria, los ingresos por este tributo alcanzaron los 82.859 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 7,6 por ciento frente a los 77.038 millones registrados el año anterior. Su recaudación a nivel estatal supera tanto la del IVA (70.177 millones en 2018) como la de Sociedades (24.838 millones).

El Estado grava con un 22,5% aquellos ingresos que superen los 60.000 euros brutos anuales, a lo que hay que sumar el tramo autonómico, de hasta el 25,5%

Los ingresos por el IRPF se dividen en dos tramos, el estatal y el autonómico, ya que las comunidades tienen cedidas las competencias (y la recaudación) sobre la mitad del tributo. Al ser un impuesto progresivo, que grava más los ingresos más altos, se divide en escalas de renta, y a nivel estatal encontramos cinco: los primeros 12.450 euros están exentos de tributación, con carácter general, y la horquilla oscila entre el 12 por ciento para los ingresos de hasta 20.200 euros y del 22,5 por ciento para aquellos ingresos que superen los 60.000 euros.

Las retenciones anteriores son comunes y se aplican sobre la mitad de los ingresos brutos anuales declarados por todos los contribuyentes españoles, pero las comunidades tienen transferidas las competencias sobre la mitad del IRPF restante. Los gobiernos autonómicos pueden fijar de esta forma escalas y tipos de renta diferentes, con limitaciones, así como deducciones sobre las retenciones.

Sólo Castilla-La Mancha replica las cinco escalas de renta estatales y los tipos de gravamen, y la Comunidad de Madrid también tiene las mismas, pero las grava en menor medida. En esta última, el tipo mínimo es del 9 por ciento a partir de los 12.450 euros, lo que da como resultado un gravamen agregado del 18,5 por ciento. Para rentas altas, el tipo máximo que aplica Madrid es del 21 por ciento (agregado del 43,5 por ciento).

Las regiones que más gravan la renta

Cataluña es la comunidad autónoma de España que mayor esfuerzo fiscal exige a las rentas de menor cuantía, con un tipo mínimo del 12 por ciento (frente al 9,5 por ciento estatal) que, sumado al estatal, da como resultado un gravamen agregado del 21,5 por ciento (un 16,2 por ciento más que Madrid). Además, el modelo de IRPF autonómico catalán cuenta con siete escalas, frente a las cinco estatales, con tres tramos de renta superiores a los 53.407,2, 120.000,2 y 175.000,2 euros gravados, respectivamente, con un 21,5 por ciento (agregado del 44 por ciento), 23,5 por ciento (agregado del 46 por ciento) y del 25,5 por ciento (agregado del 48 por ciento).

Otras regiones, como la Comunidad Valenciana, aplican tipos mínimos y máximos superiores a los del tramo estatal (11 por ciento para las rentas de la parte baja de la horquilla y tres gravámenes del 24,5, 25 y 25,5 por ciento para las altas). En el caso de esta comunidad, los contribuyentes con rentas más altas son los que afrontan la mayor carga fiscal por IRPF.

Ejemplos prácticos

El último estudio del REAF (el organismo especializado en asesoría fiscal del Colegio de Economistas) sobre el IRPF arroja luz a la “maraña” fiscal autonómica con ejemplos prácticos. Un contribuyente soltero, sin hijos, con edad inferior a los 65 años y con una renta de 20.000 euros anuales afrontaría una factura fiscal por IRPF de 2.510,7 euros en Cataluña y de 2.269,46 euros (241,24 euros menos) en Madrid.

En el caso del mismo contribuyente, pero con una renta de 45.000 euros, la comunidad autónoma en la que más tendría que tributar sería Extremadura. La Junta le retendría 9.822,33 euros, una cifra que sería 550,54 euros inferior en la Comunidad de Madrid (9.271,79 euros).

En el caso de las rentas más altas, la brecha es sensiblemente superior. Un contribuyente como el anterior, pero con un salario de 160.000 euros brutos anuales, pagaría por IRPF un total de 62.472,32 euros en Comunidad Valenciana, cifra que se reduciría hasta los 57.985,18 euros (4,487,14 euros menos) en la Comunidad de Madrid. En el primer caso, la carga fiscal sobre los rendimientos de su trabajo ascendería al 39 por ciento, mientras que, en el segundo, el gravamen sería del 36,2 por ciento, casi tres puntos menos.

En resumen, y según el estudio del REAF, la comunidad autónoma que exige un mayor esfuerzo fiscal a los contribuyentes de menor renta es Cataluña. Comunidad Valenciana, por su parte, ocupa la primera posición en cuanto carga fiscal de los contribuyentes con salarios más elevados. Extremadura, por último, es la que más grava las rentas de entre 45.000 y 70.000 euros.

La Comunidad de Madrid es, en todos los tramos de renta, la que menor esfuerzo fiscal exige a los contribuyentes. En el caso de las rentas bajas, la segunda que menos grava la renta es Canarias, mientras que, en el caso de las altas, también destaca Castilla y León.

2019-06-17T10:22:03+02:0030 mayo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.