3 Min de lectura | Una de las cuestiones que surgen con más frecuencia a la hora de presentar la declaración de la renta es si se puede desgravar el seguro de hogar. Este tipo de póliza se puede incluir en el IRPF como deducción siempre que se cumplan algunos requisitos.

Respecto a la pregunta sobre si se puede desgravar el seguro de hogar en la declaración de la renta, la respuesta es afirmativa, pero con algunos matices. Dentro del apartado de adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual, la Agencia Tributaria permite que los contribuyentes se deduzcan las cantidades satisfechas como primas de este tipo de pólizas.

Esto significa que la base de la deducción está conformada por la cuantía que se haya destinado a la compra o rehabilitación de la vivienda, junto con los gastos originados que hayan corrido a cargo del adquiriente. En el caso de haber solicitado financiación a una entidad bancaria, se incluyen la amortización, los intereses y el coste de los instrumentos de cobertura del riesgo.

Condiciones para desgravar el seguro de hogar

  • La póliza debe estar vinculada a la hipoteca de la vivienda. Si se ha terminado de pagar el préstamo, no es posible deducir el coste de este seguro.
  • Es necesario que la póliza esté asociada a la transacción hipotecaria desde el inicio. Si se desvinculó el seguro contratado inicialmente y después se suscribió uno nuevo, no se puede acceder a la deducción en el IRPF.
  • La reducción únicamente aplica en las viviendas que se compraron antes del 1 de enero de 2013. Tal como fija la Agencia Tributaria, la deducción por adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual no es aplicable cuando la adquisición, construcción o las cantidades satisfechas por obras de rehabilitación o ampliación del inmueble, o para la realización de obras e instalaciones de adecuación para personas con discapacidad se hubiera iniciado después de dicha fecha.
  • Se debe tener en cuenta que la base máxima por todos los conceptos es de 9.040 euros al año. El porcentaje de deducción aplicable es del 7,5% en tramo estatal más el porcentaje que establezca cada comunidad autónoma.
  • Es recomendable disponer de todos los documentos justificantes del seguro de hogar. Dentro de las diferentes garantías, es imprescindible que se incluya la cobertura de incendio, ya que es obligatoria durante la vigencia de cualquier hipoteca.
  • Junto con el seguro de hogar, los bancos también suelen establecer la condición de suscribir un seguro de vida para conceder la hipoteca. Esta póliza se considera igualmente una cantidad incluida en la deducción por adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual.

¿Dónde se desgrava el seguro de hogar en la declaración de la renta?

Para beneficiarse de la desgravación del seguro de hogar se debe incluir el importe en el apartado de gastos de adquisición de vivienda habitual de la declaración de la renta. Como hemos comentado, esta partida aumenta la suma sobre la que se determina la base de la deducción.

Es recomendable revisar estas casillas, ya que, por norma general, el borrador de la renta no incluye dichos gastos. En este caso, el propio contribuyente debe encargarse de completarlo para acceder a la reducción que corresponda.

Además, es interesante saber que existe la posibilidad de desgravarse el seguro de hogar de años anteriores si se desconocía esta opción. El plazo que se establece para deducir dichos gastos es de 4 años y se debe tramitar a través del procedimiento especial de revisión de devolución de ingresos indebidos.

MAPFRE