///Estimación directa y objetiva: ¿en qué se diferencian?

Estimación directa y objetiva: ¿en qué se diferencian?

3 minutos | Todos los trabajadores por cuenta propia deben tributar por las rentas obtenidas a través del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas. Esta gestión es posible hacerla de dos formas y por ello, a continuación explicamos las diferencias entre estimación directa y objetiva.

Cualquier trabajador debe rendir cuentas a Hacienda por las rentas que obtiene como consecuencia del desempeño de su actividad. Los autónomos también se incluyen en esta norma, aunque ellos tienen la posibilidad de decantarse entre dos vías: estimación directa o estimación objetiva (por módulos). La decisión de elegir una u otra debe valorarse con cierta seguridad, ya que después de haber realizado la notificación hay que esperar tres años en el caso de que se quiera modificar.

Antes de decidirse por la estimación directa u objetiva, lo primero que hay que hacer es consultar si se reúnen los requisitos necesarios para adoptar la tributación por módulos, como por ejemplo que no se superen los límites establecidos para cada actividad, un determinado gasto en la compra de bienes y servicios, etc. Además, también es recomendable conocer las diferencias entre una modalidad y otra para tomar una decisión clara.

A grandes rasgos, el punto principal que distingue un sistema de tributación y otro es la forma de calcular el rendimiento obtenido. Este dato es la base que fija la cuantía del impuesto que hay que abonar a Hacienda.

Estimación directa

La forma de tributación más extendida entre los autónomos es la directa. Esta estimación se calcula según los rendimientos reales que obtenga el trabajador por cuenta propia a lo largo de un año.

Se determina el volumen total de ingresos y se restan los gastos deducibles. De este cálculo se obtiene un beneficio o una pérdida, a cuya cantidad hay que aplicar el tipo impositivo. La principal ventaja de la estimación directa es que la cantidad que se paga depende del resultado obtenido.

Estimación objetiva

También conocida como estimación por módulos, la estimación objetiva es la forma de tributación más sencilla. En este caso se calcula un beneficio estimado que se espera obtener a lo largo del año teniendo en cuenta algunos indicadores, como la superficie del local, el personal a cargo, etc.

De esta forma, los autónomos pueden saber con certeza el día 1 de enero de cada año cuánto van a declarar y los impuestos que deberán abonar. Sin embargo, el inconveniente de la estimación objetiva radica en que es un método bastante rígido que no responde a la situación real: siempre se paga la misma cuota, independientemente de que haya beneficios o pérdidas.

Si te decantas por esta última opción, será necesario realizar el cálculo de la cuota de módulos según las variables que se indiquen para tu negocio. Una vez que conozcas esta cuota deberás valorar si la cantidad es asumible o si por el contrario es más beneficioso recurrir a la estimación directa.

En el caso de que no tengas muy claros cuáles van a ser tus beneficios, es preferible pagar la cuota tributaria que te corresponda según el rendimiento de tu actividad, en lugar de abonar siempre la misma cuantía al margen de los ingresos y gastos que tengas. Si se acaba de poner en marcha el negocio, o en el caso de que se tengan dudas sobre el devenir de la empresa en los meses consecutivos, la mejor opción es la estimación directa.

Conociendo las diferencias entre estimación directa u objetiva y analizando las peculiaridades de tu actividad, debes valorar los pros y los contras de cada opción y decantarte por aquella que más beneficios te reporte. Si ya has dado el paso de poner en marcha tu idea de negocio, no olvides contratar un Plan de Pensiones MAPFRE que te permitirá proteger tu jubilación ahorrando con total flexibilidad. Te informamos totalmente gratis del producto que mejor se ajusta a tu perfil con el objetivo de conseguir la mayor rentabilidad para tu futuro.

2020-09-04T10:15:35+02:0026 junio, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.