¿Hay gastos desgravables en la nómina?

///¿Hay gastos desgravables en la nómina?

¿Hay gastos desgravables en la nómina?

Como trabajador por cuenta ajena recibes una nómina cada mes donde se detallan los conceptos que componen tu salario. ¿Cuáles de estos gastos pueden desgravarse? En principio y como norma general, ninguno, pero hay algunos detalles importantes. Tu nómina te […]

Como trabajador por cuenta ajena recibes una nómina cada mes donde se detallan los conceptos que componen tu salario. ¿Cuáles de estos gastos pueden desgravarse? En principio y como norma general, ninguno, pero hay algunos detalles importantes.

Tu nómina te informa de lo que cobras cada mes como sueldo, lo que incluye conceptos que suman conformando el salario bruto y otros que restan, pero ¿refleja gastos que se puedan desgravar? Interesa conocer los conceptos de deducciones, complementos o bonificaciones, cotizaciones e impuestos.

Los trabajadores por cuenta ajena no pueden desgravarse gastos o conceptos incluidos en su nómina a través de la declaración anual de IRPF, lo que no significa que no tengas a tu alcance otras vías para la desgravación anual.

¿Qué gastos están incluidos en la nómina?

    Como trabajador, en tu nómina sí puedes tener incluidas compensaciones de gastos como transporte o dietas, pero son conceptos que te paga tu empresa como parte de tu retribución y que, por lo tanto, tú no puedes desgravarte. Fiscalmente, son gastos de la empresa, puesto que tú eres un empleado por cuenta ajena. Es la gran diferencia y que explica que los autónomos sí puedan deducirse algunos de estos gastos.

    La nómina se divide en dos partes básicas: devengos y deducciones. El apartado devengo se incluye todo lo que el trabajador percibe como salario y como percepciones no salariales, incluyéndose esas compensaciones por gastos.

     

    • Percepciones salariales

    El sueldo base acordado en convenio o con la empresa a título personal es el salario base del trabajador y es el principal devengo que recibe el trabajador a cambio de los servicios que presta a la empresa. Puede verse completado con plus como el de transporte o el de antigüedad, dos de los más populares.

     

    El salario en especie y la retribución flexible también se incluyen como parte del salario. El seguro médico o el coche de empresa son dos ejemplos de retribución en especie que se entienden como salario del empleado.

     

    • Percepciones no salariales

    En este apartado se incluyen las compensaciones por los gastos que en el ejercicio de su trabajo asume el trabajador, por lo general, se especifica bajo el término de dietas lo que puede incluir transporte o comida, por ejemplo.

     

    Hasta 2014, las percepciones tanto salariales como no salariales cotizan a la Seguridad Social y tributan IRPF.

     

    La única excepción: cuota de colegios y sindicatos

     

    Con carácter estatal en toda España, la ley sí permite desgravarse ciertos gastos que tienen algunos trabajadores, aunque no son gastos que tengan todos los empleados.

    • Mutualidades generales obligatorias de funcionarios, cotizaciones a la seguridad social, derechos pasivos y colegios de huérfanos o entidades similares.
    • Colegios profesionales.

     

    Los trabajadores que están obligados a la colegiación para ejercer como los médicos, abogados o arquitectos, pueden desgravarse la las cuotas que pagan a sus colegios profesional aunque con un máximo en la base de desgravación de 500 euros.

     

    • Sindicatos y otros colegios profesionales.

    Las cuotas que se pagan para formar parte de un sindicato profesional o tarifas para pertenecer a un colegio profesional –aunque no sea obligatorio para el ejercicio- también pueden desgravarse. Es necesario contar con el certificado de tributación oficial expedido por el colegio o sindicato.

     

    • Gastos de defensa jurídica.

    Los litigios laborales que tenga que afrontar un trabajador contra la persona  de la que percibe rendimientos están sujetos a desgravación fiscal. Si te ves afectado por situaciones como uno despido, extinción del contrato o reclamaciones de salario o indemnizaciones y tienes que contratar un abogado, puedes desgravarte este gasto –hasta 300 euros- . El Seguro de Hogar MAPFRE incluye la cobertura por defensa jurídica también para estos casos, por lo que te evitas gastos y problemas siempre.

     

    Tu nómina tiene mucha información importante, como tus aportaciones a la Seguridad Social o el porcentaje de retención en calidad de IRPF, conceptos clave, por ejemplo, para el cálculo de tu pensión en el momento de tu jubilación. Sin embargo, no se incluyen gastos del trabajador que estén sujetos a desgravaciones fiscales de forma directa.

    2019-06-11T13:43:56+02:0018 noviembre, 2017|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.