¿Qué impuestos subirán con el Nuevo Gobierno?

Publicado por

 

Bruselas está exigiendo desde hace tiempo que el gobierno controle el déficit. Por eso, aunque el ejecutivo se resiste, ya ha confirmado que está estudiando medidas (en teoría sin subir el tipo impositivo) para aumentar la recaudación del impuesto sobre sociedades. Ello podría lograrse con la supresión de deducciones y beneficios fiscales. Pero está claro que en algunas partidas, los impuestos tendrán que subir. De hecho, Hacienda parece que ya tiene casi decidido elevar impuestos especiales, como el de hidrocarburos.

 

Todos los indicativos que se manejan en Europa apuntan a que en 2017 va a estar caracterizado por una desaceleración de la economía. Y eso, ya avisa Bruselas, puede hacer que mermen –aún más- los ingresos públicos, lo que no casa con las exigencias de Europa: cumplir el objetivo de estabilidad. Bruselas nos impuso el 4,6% del PIB en verano, pero se supone que este porcentaje debería reducirse al 3,1% este próximo año.

 

En octubre el gobierno entregó a la Comisión Europea su Plan Presupuestario de 2017 en el que afirmaba que sus previsiones incluyen que, sin medidas adicionales, el déficit público bajará al 3,6% del PIB el próximo año. Pero para llegar al 3,1 que mencionábamos antes, el nuevo Ejecutivo deberá aplicar un ajuste adicional de 5.000 millones para que nuestros números rojos cumplan las exigencias de Europa. Las medidas pueden adoptarse por el lado de los ingresos o de los gastos. Y Hacienda ya ha empezado a trabajar en un ajuste impositivo. De hecho, lo primero que parece que se llevará a cabo es un aumento de la fiscalidad sobre el diésel.

 

Por otro lado, y con el objetivo de descartar cualquier incremento del IRPF, el Gobierno se plantea modificar el impuesto sobre sociedades para hacer crecer la recaudación reduciendo los beneficios tributarios y endurecer las condiciones fiscales para las grandes empresas.

 

Pero para llevar a cabo estas reformas el actual gobierno, sin mayoría en el Congreso, no lo tiene fácil, ya que necesita el voto del, resto de partidos. Aumentar la aportación fiscal de las grandes empresas podría contar con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos. Y, ya, desarrollando medidas algo más concretas, parece que quieren modificar la actual exención por las plusvalías obtenidas por filiales en el extranjero, porque esto permite a las multinacionales obtener grandes beneficios sin tributar por ellos. Por tanto, el ejecutivo tendrá que negociar con la oposición nuevas medidas contra la elusión fiscal de las multinacionales. Y otro flanco que cubrirá el nuevo gobierno es adoptar medidas comunitarias para atajar la elusión fiscal. Entre ellas, destaca el endurecimiento de la figura del exit tax, el impuesto de salida que se exige a las empresas que cambian su residencia fiscal.

 

Grabar los impuestos especiales

 

Hacienda también está estudiando adoptar medidas en los denominados impuestos especiales, donde entiende que existe cierto margen de opciones. Lo primero que parece que va a llegar es una subida de los impuestos que gravan los hidrocarburos que se debe, fundamentalmente, por tres motivos: el abaratamiento del petróleo, la lucha contra el cambio climático y el menor peso de los impuestos con respecto al resto de países de la zona euro.

 

De hecho, si tenemos en cuenta el tema del cambio climático, el ejecutivo podría tener el respaldo ante una subida fiscal con fines medioambientales ya que los socialistas apostaron, durante la última campaña electoral, por reformar el impuesto de hidrocarburos creando impuestos verdes y la homogeneización de los tipos que aplicaban las autonomías. Y Podemos apostaba por igualar los tipos impositivos que gravan la gasolina y el gasóleo para ver si así se reduce la compra y el uso de los vehículos diésel, que son más contaminantes.

 

La Comisión Europea también presiona para que España reduzca el número de bienes y servicios que aplican tipos reducidos en el IVA. El Ejecutivo podría seguir esa recomendación y adoptar una reclasificación de productos que, en cualquier caso, incluiría una reducción del IVA cultural que soporta el cine del 21% al 10%. Rajoy se comprometió a ello con Ciudadanos.

 

Y antes estos tiempos que nos viene de subidas de impuestos, te recomendamos el Plan de Ahorro MAPFRE porque te ofrecen diferentes soluciones para obtener el mayor rendimiento a tus ahorros.

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre