4 minutos | Si tienes alquilado un espacio para el desarrollo de la actividad de tu empresa o negocio, debes declarar las retenciones practicadas mediante la presentación del modelo 115. Te contamos todo lo que debes saber.

Si estás desarrollando tu actividad empresarial en una oficina o en cualquier espacio de trabajo alquilado, como arrendatario, debes rendir cuentas ante Hacienda de las retenciones que practicas en el pago mensual del alquiler mediante la presentación del modelo 115 (Retenciones e ingresos a cuenta. Rentas o rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos).

¿Qué es el modelo 115?

El modelo 115 es un formulario de Hacienda por el cual los autónomos y empresas declaran las retenciones del IRPF sobre los alquileres urbanos en los que desarrollan su actividad. Se trata de una autoliquidación mensual o trimestral de las retenciones e ingresos en cuenta procedentes del arrendamiento de dichos inmuebles urbanos.

El modelo 180 es el complementario anual que resume todos los modelos 115.

¿Quiénes deben presentar el modelo 115?

El modelo 115 deben presentarlo todos los autónomos, empresarios o sociedades que abonen un alquiler por un local comercial, oficina o cualquier inmueble urbano para el desarrollo de su actividad económica. Los inmuebles rústicos están exentos.

¿Quiénes no están obligados?

Existen determinados casos en los que no es obligatorio presentar el modelo 115. Estas excepciones son:

  • Alquileres de viviendas abonados por la empresa para sus trabajadores.
  • Arrendamientos financieros en modalidad leasing o renting.
  • Alquileres cuya cuantía anual no supere los 900 euros.
  • Cuando el arrendatario certifique que tributa por uno de los epígrafes del grupo 861 y su cuota del IAE no sea cero.

Cómo rellenar el Modelo 115, paso a paso

El modelo 115 es uno de los más sencillos a la hora de cumplimentarlo. Básicamente se articula en torno a cinco casillas en las que hay que especificar el número de perceptores, las bases y la retención a ingresar.

Desde la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria debes seguir la ruta INICIO > TODOS LOS TRÁMITES > IMPUESTOS Y TASAS > PAGOS A CUENTA > MODELO 155, para llegar a este apartado. Una vez ahí, haz clic en “Presentación ejercicio 2017 y siguientes”:

Pantallazo de la sede electrónica de la Agencia Tributaria

Después de que te identifiques con tu DNI/NIE o con certificado digital o DNI electrónico, accederás al formulario. En la primera parte, debes rellenar tus datos personales y consignar el año y el trimestre corriente:

Pantallazo de la sede electrónica de la Agencia Tributaria

En el apartado “Liquidación” deberás cumplimentar las cinco casillas:

Pantallazo de la sede electrónica de la Agencia Tributaria

  • Casilla 01: número de empresas o personas a las que pagas un alquiler.
  • Casilla 02: cantidad total obtenida antes de sumar el IVA o restar la retención.
  • Casilla 03: total de la retención aplicada a todos los alquileres durante el trimestre.
  • Casilla 04: solo debes rellenarla si esta declaración es complementaria a otra anterior por el mismo concepto y mismo periodo y ejercicio.
  • Casilla 05: resultado a ingresar, cuya cifra debe coincidir con la casilla 03. Si se trata de una declaración complementaria, debe ser la diferencia entre las casillas 03 y 04.

Una vez comprobado que no hay errores, pulsa el botón VALIDAR DECLARACIÓN.

Cómo presentar el modelo

El modelo 115 se puede presentar telemáticamente mediante certificado electrónico; o presencialmente en una entidad bancaria colaboradora o en la Administración. En este caso, tras rellenar el formulario en la Sede Electrónica de la AEAT, tendrás que generar el PDF (que incluye un número de justificante), imprimirlo y firmarlo manualmente.

Plazos para presentar el modelo 115

El modelo 115 debe presentarse según los siguientes plazos:

  • Autónomos y pymes: una vez finalizado el trimestre, dentro de los primeros veinte días naturales. Es decir, entre los días 1 y 20 de abril, julio, octubre y enero. En el caso de autoliquidaciones con domiciliación bancaria, el plazo comprende del 1 al 15 de los meses de abril, julio, octubre y enero.
  • Empresas grandes: una vez finalizado el mes, dentro de los primeros veinte días naturales, es decir, entre el 1 y el 20 del mes siguiente al periodo de declaración. En el caso de autoliquidaciones con domiciliación bancaria, el plazo finaliza el día 15 de cada mes.

Recuerda que con tu seguro de MAPFRE, puedes consultar cualquier duda que tengas a través del servicio de Asesor fiscal del programa de Fidelización teCuidamos.