Pagar impuesto de vehículo por Internet

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

La administración electrónica te permite pagar el impuesto de vehículo por Internet, de la manera más cómoda y sencilla, en tu horario preferido y desde tu casa, evitándote pérdidas de tiempo y desplazamientos.

Hombre con portátil sobre sus piernas y sentado en sillón

Puedes pagar el impuesto de vehículo por Internet, a través de diferentes vías, ya que para que el contribuyente cuente con la mayor libertad y facilidad, los ayuntamientos que gestionan el impuesto de circulación han habilitado diferentes caminos dentro de la opción en red. Igual que para hacer tu Declaración de IRPF ahora también cuentas con el Sistema Renta Web. Recuerda que el titular que figure en el permiso de circulación en el año en curso es la persona obligada a liquidar el tributo necesario para poder circular con legalidad en España.

 

Trámite electrónico

 

El impuesto de circulación o vehículo es una tasa municipal que cada ayuntamiento recauda y gestiona, pero con ligeras variaciones. Todos los gobiernos municipales han instaurado ya la administración electrónica y, dentro de su carta de servicios, se incluye el pago de este tributo –y otros como el IBI o impuesto predial– en línea.

 

Para poder pagar tu impuesto por internet tienes tres alternativas principales:

 

Banca electrónica

 

Un gran número de bancos y entidades financieras están autorizadas para ofrecer a sus clientes de banca electrónica la posibilidad de pagar el impuesto de circulación directamente. En este caso, si tu banco está entre los autorizados, solo tienes que entrar de la manera habitual a tu página de usuario con tus claves y autorizaciones, buscar en el menú de servicios el espacio habilitado para el pago de impuestos. Dentro de este parte de la página web de tu entidad financiera, solo tendrás que rellenar los campos identificativos del recibo y autorizar el pago.

 

Tarjeta de débito o crédito

 

En la propia web del ayuntamiento al que corresponda tu vehículo, encontrarás el acceso directo al pago de impuestos. Dentro de este, localiza el que corresponde: impuesto de circulación, el formulario del ayuntamiento te pedirá los datos de identificación tuyos y del coche e inmediatamente los de tu tarjeta de crédito o débito para hacer el cargo por el total del impuesto. Se trata de una vía segura siempre que lo hagas a través de la página oficial y válida del ayuntamiento, confirma siempre este punto antes de hacer el pago. El sistema te ofrece la posibilidad de imprimir o guardar en PDF un recibo acreditativo del pago.

 

 

Certificado digital

 

La vía menos popular y accesible es pagar el impuesto mediante certificado digital, ya que es más específico y requiera de permisos especiales y precisos para la realización de este tipo de trámites administrativos y burocráticos. Consulta en tu ayuntamiento cuáles son las entidades financieras que permiten esta opción y qué tipo de certificación se requiere en cada caso ya que pueden cambiar de un consistorio a otro.

 

Otras formas de pago

 

Presencial

 

El pago en red acumula ventajas y resta problemas en cualquiera de sus versiones; no obstante, las formas de pago más tradicionales aún son posibles. Si no tienes acceso a la red o no tienes medios de pago válido para esta alternativa, puedes liquidar tu impuesto de vehículo de manera presencial en un banco o entidad financiera colaboradora o  en las oficinas municipales o en el propio ayuntamiento.

 

Domiciliación

 

La domiciliación de tributos también es una alternativa válida en casi todos los casos y permite que te despreocupes de esta obligación: de manera automática el ayuntamiento te pasa el recibo a la cuenta facilitada el último día habilitado para el pago.

 

Telefónica

 

Los pagos por teléfono también continúan siendo una posibilidad, la preferida por muchos contribuyentes por su comodidad e inmediatez. En este caso, también es necesario tener medio de pago de crédito o débito o ser usuario de banca electrónica de una entidad autorizada.

 

Elijas la forma de pago que elijas para cumplir con tus obligaciones como contribuyente; no pierdas de vista que incluso el pago por internet está sujeto a un plazo para el pago voluntario del impuesto de circulación. Si estás fuera del tiempo estipulado por el consistorio para realizar la liquidación de los impuestos, puedes y debes pagarlo, pero tendrás que asumir una sanción o recargo.

 

Durante la jubilación, sigues siendo un contribuyente activo por lo que si eres titular de un vehículo tendrás que pagar el correspondiente impuesto de circulación por el medio que prefieras. Con un Plan de Pensiones MAPFRE, tu jubilación está protegida y con este complemento a tu pensión no tendrás problemas para mantener tu poder adquisitivo y cumplir con el pago de impuestos o tasas que sean necesarios.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre