¿Sabes cómo se clasifican los impuestos?

///¿Sabes cómo se clasifican los impuestos?

¿Sabes cómo se clasifican los impuestos?

Base imponible, rendimientos del trabajo, ¿qué puedo desgravarme?… No solo cuando haces la declaración de la renta anual estás cumpliendo con tus obligaciones fiscales. ¿Sabes cómo se clasifican los impuestos? Con mucha probabilidad la campaña de renta anual es la […]

Base imponible, rendimientos del trabajo, ¿qué puedo desgravarme?… No solo cuando haces la declaración de la renta anual estás cumpliendo con tus obligaciones fiscales. ¿Sabes cómo se clasifican los impuestos?

Con mucha probabilidad la campaña de renta anual es la época del año en la que más se habla de tributos. Sin embargo, los ciudadanos hacen frente a sus obligaciones fiscales cada día. Saber cómo se clasifican los impuestos te ayudará a ser consciente de los tipos de impuestos que existen, su naturaleza y cómo te influyen en tu día a día.

Una organización formal

En teoría, lo habitual es clasificar los impuestos conforme al tipo de bien o servicio que gravan. De esta forma tienes impuestos directos e indirectos.

Dentro de estas dos grandes cajas contenedoras se pueden englobar todos los impuestos que forman parte del sistema impositivo español y europeo.

  • Impuestos directos. Gravan directamente el bien o servicio, capital o renta. El más universal y conocido es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) cuyo ejercicio puede suponer tener que afrontar un pago o disfrutar de una devolución según el signo de tu declaración de la renta. Los Planes de Ahorro MAPFRE son un buen destino para tus devoluciones tributarias anuales ya que te permiten ahorrar con seguridad y rentabilidad.
  • Impuestos indirectos. Se aplican sobre el uso de la riqueza o capital. El consumo es un acto que está gravado con uno de los impuestos indirectos más cotidiano, el IVA. Existen otros como el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Una propuesta práctica

Desde un punto de vista informal y si quieres ser consciente de los impuestos a los que haces frente en tu vida cotidiana puedes clasificar tus obligaciones fiscales en torno a una variante temporal de forma que los impuestos sean habituales o esporádicos según su naturaleza y periodicidad de pago.

  • Impuestos habituales.

Son aquellos tributos que los ciudadanos pagan de forma habitual en su vida y con una periodicidad casi constante, por ejemplo, de forma anual, mensual o diaria. El IVA es, sin duda, el impuesto que más se paga, cada día varias veces un consumidor liquida el Impuesto sobre el Valor Añadido. Cuando compras el pan, echas gasolina o acudes a la peluquería, asumes pagos por IVA. Los tiques y facturas que como consumidor siempre debes recibir en todas tus transacciones comerciales tienen que informar de forma específica sobre el porcentaje de IVA aplicado.

    • Impuestos esporádicos.

    En este apartado puedes colocar todos los tributos que pagas de forma excepcional y de manera intermitente en tu día a día. Son tasas más puntuales y que están ligadas a actos muy concretos como por ejemplo la recepción de una herencia o la compra o venta de un inmueble. Por lo general, estos son tributos menos conocidos y que el contribuyente descubre sólo cuando se ve inmerso en situaciones concretas fuera del día a día más convencional.

    Recuerda que el pago de impuestos no está supeditado al conocimiento de los mismos y que los ciudadanos tienen la obligación de estar al tanto de cuáles son sus obligaciones con la agencia tributaria y liquidarlas en el momento que sea oportuno. Los retrasos u olvidos en el pago de impuesto siempre acarrean como mínimo sanciones o recargos en el impuesto en cuestión que precisan de desembolsos importantes en muchos casos.

    Para una organización personal y práctica de los impuestos que te atañen, los expertos recomiendan conocer los tipos de impuestos y su clasificación teórica para entender su naturaleza y objeto, pero sobre todo abogan por establecer un calendario personal como contribuyente donde queden marcadas todas tus obligaciones fiscales habituales para que ninguna se te pueda olvidar o la pases por alto en su momento oportuno.

    2019-06-07T13:56:22+02:0019 julio, 2017|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar