Todo sobre el impuesto de alquiler

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

El impuesto de alquiler actual no es otro que el de Transmisiones Patrimoniales que sí aplica a las situaciones de arrendamiento de viviendas, aunque hasta hace unos años, solo se liquidaba de forma habitual en los casos de compra venta de inmuebles de segunda mano.

 

Hombre y mujer sujetan caja de cartón marrón

 

Muchos inquilinos nuevos y antiguos se han visto sorprendidos por la aparición en sus gastos domésticos por arrendamiento del impuesto de alquiler. Aunque popularmente se denomina así, lo cierto es que se trata del clásico impuestos de transmisiones patrimoniales que existe desde los años 90 en España y cuya gestión se ha transferido a las comunidades autónomas.

 

¿Es nuevo el impuesto de alquiler?

 

El impuesto de transmisiones patrimoniales es un tributo estatal que data del año 93 y es cedido a las Comunidades Autónomas según lo dispuesto en la Ley 22/2009, de 18 de diciembre, por la que se regula el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de autonomía. Es evidente que es no es un nuevo impuesto.

 

¿Siempre ha sido aplicable el impuesto de alquiler?

 

La normativa que define el impuesto de transmisiones patrimoniales efectivamente, según los expertos jurídicos, permite aplicarlo a los contratos de alquiler de viviendas que se consideran para estos efectos transacciones onerosas sujetas al pago del tributo.

 

    “La modalidad sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas deberá autoliquidarse cuando se realicen transmisiones retribuidas e inter vivos de toda clase de bienes y derechos que integren el patrimonio de las personas físicas o jurídicas, así como la constitución de derechos reales, préstamos, fianzas, arrendamientos, pensiones y concesiones administrativas, recuerda la propia Agencia Tributaria.

     

    En la práctica, hasta hace unos años, las Comunidades Autónomas no controlaban –ni perseguían- el pago de este impuesto por parte de los inquilinos. Entre las opiniones de los expertos fiscales para entender esta tendencia, una mayoría cree que como se trataba de cuantías menores y dada la falta de regulación del alquiler en España, costaba más exigirlas que no hacerlo. Por su parte, la gran mayoría de alquilados no conocía su existencia.

     

    Actualmente, el impuesto de alquiler no se exige aún en todas las Comunidades Autónomas españolas aunque en teoría –atendiendo a la ley fiscal- puede hacerse y además tiene carácter retroactivo de impuesto –cuatro años- lo que significa que aunque firmaras tu contrato de alquiler, si no has pagado la tasa, tu Comunidad Autónoma puede reclamártela aún.

     

    ¿Qué cuantía tiene el impuesto de alquiler?

     

    Hoy muchas Comunidades Autónomas, con Madrid a la cabeza, han tomado medidas para el cobro real del impuesto de transmisiones patrimoniales aplicado a los alquileres. Los inquilinos son los responsables de pagar esta tasa fiscal. Están exentos de este pago, puesto que en su lugar están sujetos a IVA,  los alquileres empresariales o de profesionales autónomos en el ejercicio de su profesión.

     

    Cada Comunidad Autónoma puede regular sus tarifas sobre el impuesto de alquileres, pero en general, se ajustan a las cuotas estatales aprobadas y reguladas oficialmente. Se tiene en cuenta cuánto se paga por la renta cada mes y el tiempo de duración del contrato para calcular la tasa.

     

    Un ejemplo práctico: si pagas 650 euros de alquiler –por ejemplo en Madrid- deberías pagar para liquidar tu impuesto de alquiler unos 94 euros. Puedes consultar el cuadro de tarifas y tipos en la Agencia Tributaria y/o en tu Comunidad Autónoma de referencia para calcular de forma exacta tu caso.

     

    ¿Cuándo y cómo se paga el impuesto de alquiler?

     

    Esta tasa se paga una sola vez con independencia de que el contrato de alquiler sea por meses o por años. La ley marca que debe hacerse efectivo en los 30 días posteriores a la firma del contrato de arrendamiento.

     

    El pago puede hacerse con un documento timbrado, rellenando el modelo 600 de la Agencia Tributaria previsto para la autoliquidación del impuesto de transmisiones patrimoniales.

     

    Ahora ya sabes que si estás haciendo cuentas para vivir de alquiler, es mejor que sumes el pago de este impuesto de transmisiones patrimoniales o al menos, seas previsor y te informes sobre cómo está la situación en la Comunidad Autónoma en la que piensas alquilar.  Pregunta también a tu futuro casero si la vivienda que arrienda está asegurada con una póliza de Seguro de Hogar MAPFRE, te ahorrarás gastos, por ejemplo, en reparaciones o pequeños trabajos de bricolaje.

    Todo sobre el impuesto de alquiler was last modified: marzo 15th, 2018 by CanalJubilación

    Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

    Deja un comentario

    Todos los campos son obligatorios

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.
    Quiero recibir información sobre productos y ofertas que me puedan beneficiar.

    Conectar con Facebook

    Desde Facebook nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

    Su nombre será publicado junto a su comentario