5 Min de lectura | ¿Sabes cómo se tramita la baja por depresión? ¿Cuánto puede durar? ¿Cuánto se cobra? O ¿Qué se puede hacer mientras se está en este tipo de baja? Resolvemos todas tus dudas.

La baja por depresión es un tipo de baja laboral que pueden solicitar los trabajadores cuando de manera temporal se encuentran incapacitados psicológicamente para realizar actividades inherentes a su empleo y asumir responsabilidades. Como cualquier otro tipo de baja laboral, esta debe ser acreditada por un médico.

Las causas que justifican una depresión son muy diversas. Las más habituales son el estrés, la ansiedad, los problemas familiares o personales y los conflictos laborales.

Tipos de depresión laboral

Según su origen, se distinguen dos tipos de depresión laboral:

Por contingencias comunes

Es aquella depresión causada por motivos ajenos a la actividad laboral. Por ejemplo, por problemas familiares, crisis financiera, una enfermedad grave o la muerte de un ser querido.

Este tipo de baja se tramita como cualquier baja por enfermedad común. El médico de cabecera acredita la depresión y realiza el reconocimiento de la baja al trabajador.

Por contingencias profesionales

Esta depresión está vinculada a motivos laborales en la empresa. Las causas que la provocan pueden ser el acoso laboral, la mala relación con compañeros y el estrés.

En este caso, la gestión de la incapacidad la realiza la propia mutua, que también es la responsable de sufragar la baja médica.

Requisitos para obtener una baja por depresión

La baja por depresión recibe un tratamiento idéntico al de cualquier otro tipo de baja por enfermedad común. Sin embargo, existen unos requisitos que se deben cumplir para poder solicitarla:

  • Estar dado de alta en la Seguridad Social. Los trabajadores autónomos deben estar al corriente de pago de las cuotas.
  • Si la baja es por contingencias comunes, se necesita haber cotizado 180 días en los cinco años anteriores. En cambio, si es por contingencias profesionales, no se requiere ningún período de cotización previo.

¿Cuánto puede durar una baja por depresión?

La baja por depresión puede durar 12 meses.

Pero si el médico de cabecera o el médico de la mutua consideran que hay causas que justifican una extensión, puede ser prolongada durante 6 meses más con carácter excepcional.

Transcurrido este periodo sin que el trabajador presente síntomas de recuperación, el caso se remite al Tribunal Médico para que acredite una incapacidad permanente.

¿Cuánto se cobra en la baja por depresión?

En lo referente a la retribución del trabajador, las bajas por depresión siguen los mismos criterios que el resto de incapacidades temporales.

La Seguridad Social o la mutua se encargan de abonar la prestación, que será la siguiente:

  • Los tres primeros días no se percibe ninguna prestación por la baja por contingencias comunes, pero sí por la baja por contingencias profesionales.
  • Del día 4 al 20, inclusive, se percibe una prestación equivalente al 60 por ciento de la base de cotización del trabajador.
  • A partir del día 21 de baja, se percibe una prestación equivalente al 75 por ciento de la base de cotización del trabajador.

La cantidad que se perciba puede ser mayor si así lo contempla el convenio colectivo, pero nunca podrá ser inferior a estas cifras.

En MAPFRE tienes a tu disposición diferentes productos que te ayudarán a hacer frente a cada necesidad, desde planes de ahorro hasta Planes de Pensiones.

¿Está obligado el trabajador a comunicar a la empresa que la baja es por depresión?

El trabajador tiene obligación de comunicar a la empresa su situación de baja laboral, pero no de decir que se trata de una baja por depresión.

El médico es el único que tiene que conocer necesariamente su situación. Decirlo o no a la empresa es una decisión personal del trabajador que dependerá de la vinculación que tenga con la misma.

¿Qué puede hacer un trabajador con baja por depresión?

Mujer con gesto deprimido

Fuente: https://bit.ly/3ynkYyV

Normalmente, el trabajador con baja por depresión tratará de llevar una vida tranquila y podrá hacer todo aquello que el médico le autorice.

Sin embargo, si se dedicara a realizar grandes actividades, podría generar dudas, sobre todo en lo referente a las siguientes cuestiones:

¿Puede viajar mientras está de baja por depresión?

Si el trabajador acredita que el viaje puede ser bueno para su salud y que no se agravará debido a él, tiene permitido viajar.

Se recomienda solicitar un informe al médico de cabecera en el que se constate que dicho viaje será beneficioso y que no conlleva riesgos para su salud.

¿Prepararse para un examen?

Si se considera que el trabajador no dispone de la salud mental necesaria para desarrollar su actividad normal, todavía mucho menos para enfrentarse a la exigencia mental que podría suponer un examen.

Se recomienda también solicitar un informe médico. De todas formas, en las oposiciones públicas no se permite la participación de aspirantes en situación de baja laboral por depresión.

¿Puede hacer otro trabajo o negocio?

No se considera lícito realizar otra actividad económica durante el periodo de baja por depresión.

La empresa perjudicada podría considerar el despido del trabajador, por incumpliendo del principio de buena fe en el contrato. Además, el trabajador perdería también la prestación por incapacidad temporal.

¿Se puede despedir a un trabajador estando de baja laboral por depresión?

Sí, siempre que la causa que justifique el despido no sea el hecho de estar de baja. Si se despide al trabajador siendo el motivo la baja, se considerará un despido improcedente.

¿Se puede despedir a un trabajador con baja por depresión con contrato temporal o en periodo de prueba?

La legislación sí permite el despido del trabajador en ambos casos, siempre que en el contrato se haya incluido una cláusula específica al respecto, cosa que suele ser muy habitual en los contratos.

En este caso, el trabajador tendría la posibilidad de recurrir el despido por considerar que la causa del mismo ha sido la situación de baja. Si se probase esta acusación, el contrato podría ser declarado improcedente e, incluso, nulo.

En el caso de los contratos en periodo de prueba, la empresa solo tendría que comunicarle al empleado que no ha superado el periodo de prueba.

 

Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACIÓN
Equipo de redacción de canalJUBILACIÓN en

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.