Aunque con la última reforma de las pensiones vemos más lejano el momento de jubilarnos, es aconsejable comenzar a pensar en ello cuanto antes para disponer de un mayor ahorro y mantener un cierto nivel de vida cuando llegue el momento de la jubilación. 42 años de edad, comienza la cuenta atrás para la jubilación.

Con las últimas reformas llevadas a cabo en el sistema de pensiones, la realidad constata aún más este hecho. A partir de 2027 se estima que, de forma progresiva, la edad de jubilación se alcance a los 67 años. Con estas nuevas condiciones, la edad a la que empieza la cuenta atrás para la jubilación es a los 42 años. Será en este momento cuando empiecen a tomarse en cuenta los años para calcular la base reguladora, es decir la base de cotización. Antes esto se planteaba a los 50 años de edad.

Estos cambios, junto con la ampliación a los 37 años para poder cobrar el 100 % de la pensión de jubilación merman también la cuantía a percibir: con la reforma de las pensiones se calcula que se percibirá un 30% menos, alrededor de un 70% del sueldo, según afirman los expertos. Si eres un trabajador autónomo, la pensión puede ser mucho menor que para un asalariado, aunque esto estará en función de la base de cotización que aplique en cada caso.

 

Calcular la cuantía de la pensión ordinaria

De esta manera, se convierte en una necesidad el hecho de comenzar a ahorrar para la jubilación lo antes posible. Para saber cuánto ahorrar para la jubilación debes tener en cuenta varios factores, como la cuantía de la pensión de jubilación ordinaria: la base de nuestros ingresos más el plus de nuestros ahorros. El importe de la pensión se calcula con la base de cotización actual y de los años cotizados.

Uno de los inconvenientes con el que nos encontramos a la hora de tratar de descifrar cuál es la cantidad exacta que se debe ahorrar, para disfrutar de una jubilación holgada, es que el valor del dinero va variando con el paso del tiempo. Tenlo en cuenta.

Ante el panorama actual, lo mejor es planificar un ahorro sin considerar la cuantía de la pensión oficial para vivir con el máximo de tranquilidad. Complementar las pensiones públicas con productos de ahorro privado como los Planes de Pensiones MAPFRE es la mejor opción para garantizarse un nivel de vida holgado una vez llegue el momento de jubilarse.