///¿Qué cláusulas debe contener un contrato de trabajo para ser legal?

¿Qué cláusulas debe contener un contrato de trabajo para ser legal?

4 minutos | Las cláusulas del contrato de trabajo son las que determinan los derechos y obligaciones de los trabajadores y de la empresa en una relación laboral. Te contamos cuáles son obligatorias y cuáles pueden añadirse al contrato.

Cuando te dispones a realizar o a firmar un contrato laboral, debes tener en cuenta que existen una serie de cláusulas del contrato que deben figurar de manera obligatoria para que este sea legal y otras que se pueden añadir de forma adicional a este y que están reconocidas por el Estatuto de los Trabajadores. Tanto las primeras como las segundas son las que hacen que un contrato de trabajo sea legal.

Cláusulas en un contrato de trabajo

Un contrato de trabajo debe incluir una serie de cláusulas que determinen el tipo de relación que el trabajador va a tener con la empresa a partir del momento en el que empiece a desempeñar su labor en ella.

Cláusulas obligatorias

Para que este sea legal debe incluir una serie de cláusulas obligatorias y debe ser presentado ante el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal):

  • Categoría y grupo profesional en el que se encuentra el trabajador: deberá incluirse una descripción del puesto justificando que este se ajusta al convenio colectivo y a las tablas salariales
  • Convenio colectivo que se aplica
  • Domicilio social de la empresa y lugar en el que se encuentra el centro de trabajo en el que el empleado va a desempeñar su puesto de trabajo
  • Duración de la relación laboral si es temporal o si es indefinida
  • Duración de las vacaciones y los días de descanso remunerado
  • Duración y distribución de la jornada laboral
  • Fecha del comienzo de la relación laboral del trabajador con la empresa
  • Identidad de las partes que van a realizar el contrato de trabajo
  • Plazos de preaviso para la extinción del contrato
  • Salario: cuantía del mismo y periodicidad del pago además de los complementos salariales.

Cláusulas adicionales

Dos personas negociando un contrato

Además de las cláusulas citadas anteriormente, se pueden añadir otras adicionales al contrato. Estas deben ser pactadas por ambas partes y están recogidas por el estatuto de los trabajadores para garantizar su legalidad:

  • Cláusula de cese voluntario: suele determinarse en el convenio colectivo mediante el cual se rige la empresa que ha realizado el contrato. En él se debe establecer el preaviso que debe respetar el trabajador para indicar con cuánta antelación debe comunicar a la compañía su decisión de cursar una baja voluntaria.
  • Cláusula de confidencialidad: el trabajador y la empresa acuerdan no desvelar los datos de su puesto de trabajo a los que tendrá acceso mientras esté desarrollando sus funciones.
  • Cláusula de exclusividad: quiere decir que el trabajador debe dedicarse plenamente al trabajo para el que se ha realizado dicho contrato, no pudiendo desempeñar tareas para otras empresas. Esta cláusula incluye una remuneración económica por este hecho.
  • Cláusula de horas extraordinarias: estas pueden ser pactadas por el trabajador y el empleador de forma voluntaria. Estas no deben superar las 80 horas extraordinarias al año como máximo.
  • Cláusula de permanencia: el empleado se compromete a estar desempeñando sus funciones en la empresa en el plazo que se haya acordado (no puede superar los 2 años) debido a que ha recibido una formación a cargo de la empresa.
  • Cláusula de polivalencia funcional: aunque el trabajador esté dentro de una categoría, esta cláusula hace que deba realizar funciones de distintas categorías profesionales de la misma empresa. El salario será el de aquella función que efectúe durante la mayor parte del tiempo.
  • Cláusula de prorrateo de pagas extraordinarias: si el convenio colectivo lo permite, es posible pactar el prorrateo de las pagas del trabajador que pasarían a estar integradas en sus pagas mensuales.
  • Cláusula de retribución variable: algunas empresas ofrecen a sus trabajadores una retribución variable o una bonificación por objetivos. Esta puede establecerse por un pacto para todos los trabajadores o a título individual con un trabajador en concreto. Esta retribución no podrá superar el 30 por ciento de su salario anual.
  • Cláusula de trabajo por turnos: los trabajadores pueden ser obligados a trabajar por turnos siguiendo esta cláusula, pero se deben respetar por parte de la empresa las horas de descanso entre las jornadas semanales y diarias.
  • Cláusula sobre el lugar de prestación de servicios: podrá introducirse el cambio del centro de trabajo respetando las normas de movilidad geográfica.

Los contratos laborales en la actualidad se rigen por estas cláusulas, de otra forma no serían legales. Con ello se busca que se respeten tanto los derechos del trabajador como los del empleador a la hora de contratar a una persona. Si tienes cualquier duda revisa tu contrato de trabajo y pregunta en el departamento de recursos humanos de tu empresa si encuentras alguna cláusula que desconoces o que no entiendes bien, ellos te lo explicarán.

Además de estas cláusulas, la empresa tiene la obligación de mostrar a sus trabajadores el convenio colectivo por el que se rigen para que estos conozcan de primera mano los derechos y obligaciones que tienen como trabajadores del sector en el que desempeñan su actividad.

2019-05-16T15:12:53+02:009 mayo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.