3 Min de lectura | El derecho al olvido otorga a las personas el derecho a reclamar el fin del tratamiento o exposición de sus datos personales, por ejemplo, a través de buscadores como Google. A diferencia del derecho de supresión, el derecho al olvido no implica necesariamente que la información sea borrada. Se regula a través del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

El derecho al olvido, regulado en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), otorga a las personas el derecho a pedir a empresas y organizaciones que dejen de tratar o mostrar sus datos personales. Pero las organizaciones no siempre tienen que hacerlo. Aquí explicamos qué es el derecho al olvido en internet (Google), cuándo se aplica y cuándo no, las diferencias con el derecho de supresión y cómo se puede solicitar.

¿Qué es el derecho al olvido?

El derecho al olvido aparece definido en el artículo 17 del RGPD, que dice que “el interesado tendrá derecho a obtener del responsable del tratamiento la supresión de sus datos personales sin dilación indebida -aproximadamente un mes- y el responsable del tratamiento de los mismos tendrá la obligación de suprimirlos sin dilación indebida» si se cumple una de las condiciones que detallaremos más adelante. En este contexto, se deben tomar medidas para verificar que la persona que solicita la supresión es realmente titular de los datos.

El derecho al olvido encaja con el derecho de las personas a acceder a su información personal, que se detalla en el artículo 15 del RGPD.

Diferencias con el derecho de supresión

La diferencia del derecho al olvido con el derecho de supresión es que el primero no implica el borrado de los datos. En el caso de internet, el derecho al olvido lo que impide es que buscadores como Google no puedan indexar ni mostrar esa información, pero no la elimina. El derecho de supresión resulta más sencillo de ejercer cuando se trata de información física que puede ser almacenada por una empresa u organización, pero en internet resulta algo más complejo.

¿Cuándo se aplica?

Bolígrafos y documentación

https://bit.ly/3Ic9gea

El derecho al olvido se aplica en una serie de circunstancias que también se detallan en el artículo 17 del RGPD. Una persona puede solicitar, mediante formulario, que se detenga el tratamiento o exposición de sus datos personales si:

  • Los datos ya no son necesarios para el propósito por el que una organización o empresa los almacenó.
  • La empresa u organización basa el tratamiento de los datos en el consentimiento de una persona como base legal y esa persona lo retira.
  • La empresa u organización se basa en intereses legítimos como justificación para el tratamiento de los datos de una persona, pero ésta se opone a este tratamiento y no existe un interés legítimo superior que justifique el tratamiento.
  • La empresa u organización está tratando datos personales de una persona con fines comerciales o de marketing directo y el individuo se opone.
  • La empresa u organización está tratando los datos personales de forma ilegal.
  • La empresa u organización debe borrar los datos personales para cumplir con una resolución u obligación legal.
  • La empresa u organización ha tratado los datos personales de un niño o menor de edad para ofrecer sus servicios de la sociedad de la información.

No obstante, las empresas u organizaciones pueden anular el derecho al olvido en estas situaciones:

  • Los datos se utilizan para ejercer el derecho a la libertad de expresión e información.
  • Los datos se utilizan para cumplir una resolución u obligación legal.
  • Los datos se utilizan para realizar una tarea de interés público o en el ejercicio de la autoridad oficial de una empresa u organización.
  • Los datos que se tratan son necesarios para fines de salud pública y sirven al interés público.
  • Los datos que se tratan son necesarios para llevar a cabo una medicina preventiva o laboral. Esto sólo se aplica cuando los datos son tratados por un profesional de la salud con la obligación legal del secreto profesional.
  • Los datos representan información importante que sirve al interés público, a la investigación científica, a la investigación histórica o a los fines estadísticos, y cuando la supresión de los datos podría perjudicar o detener el progreso hacia la consecución del objetivo del tratamiento.
  • Los datos se están utilizando para una defensa legal o en el ejercicio de otras reclamaciones legales.
  • Además, una empresa u organización puede solicitar una compensación o denegar una solicitud de borrado de datos personales si puede justificar que la solicitud era infundada o excesiva.
Borja Carrascosa Consultor
Borja Carrascosa Nogales
Consultor y Periodista Económico en Revista Capital | Web

Consultor, con una experiencia de más de seis años; periodista con 16 años de trayectoria como analista económico y financiero y MBA por IE Business School.