Los policías forales de Navarra reclaman al gobierno que se les aplique la jubilación anticipada al igual que ya se hace en la policía local. Desde el cuerpo reclaman poder jubilarse antes de tiempo debido a las particularidades de su profesión.

Jubilación anticipada de los policías locales

En diciembre del 2018, el Gobierno aprobó un Real Decreto en el que se regulaba la jubilación anticipada de los policías locales. Este entró en vigor el 2 de enero de 2019 y afectaba a los miembros de los cuerpos locales de la policía.

La nueva normativa permite que los agentes locales puedan solicitar la jubilación anticipada durante el tiempo necesario para que el coeficiente reductor aplicado sea del 0,2 por ciento. Además la edad de jubilación no podrá reducirse más de 5 años atendiendo a la edad legal de jubilación, aunque si el agente en cuestión acredita que ha estado cotizando y ejerciendo su actividad durante 37 años o más, podrá jubilarse hasta 6 años antes.

Esta medida beneficiará a cerca de 3.2000 policías locales que tienen más de 60 años. Desde sindicatos como Comisiones Obreras se pide que la edad de jubilación anticipada para estos trabajadores se adelante, debido a que unos 4.000 policías tienen entre 55 y 60 años. Además de favorecer la jubilación de los policías, se podrá rejuvenecer la plantilla local de una forma más efectiva.

Requisitos para poder jubilarse

Los policías locales que decidan jubilarse anticipadamente atendiendo al nuevo Real Decreto Ley deberán cumplir una serie de requisitos:

  • Haber cotizado más de 15 años como policía local.
  • Comunicar su voluntad de acogerse a la jubilación anticipada antes del 31 de enero de cada año.

Los años cotizados para poder llevar a cabo la jubilación anticipada 6 años antes, será progresiva, así en 2019 se exigirá que hayan cotizado 35 años y 6 meses. De 2020 a 2022 será necesario que la cotización sea de 36 años, de 2023 a 2026 de 36 años y 6 meses y en 2027 serán necesario al menos 37 años cotizados.

    El Real Decreto viene a dar respuesta a una demanda histórica por parte de los cuerpos locales de la policía, los sindicatos y las plataformas de representación colectivas de los cuerpos afectados. Además, ha contado con el apoyo de todos los grupos políticos para salir adelante.

    La nueva normativa viene a recoger la premisa planteada en la Ley General de la Seguridad Social en la que se indica que la edad de jubilación mínima podrá adelantarse cuando los beneficiarios pertenezcan a “grupos o actividades profesionales cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, tóxica, peligrosa o insalubre”.

    El caso de la policía Foral de Navarra

    La policía Foral de Navarra reclama los mismos derechos de los que ya disfrutan otros cuerpos de carácter autonómico y local como pueden ser la Ertzaintza, los bomberos, los jubilados de la Guardia Civil o la Policía Nacional. Desde los sindicatos insisten en que es necesario que se reconozca esta edad anticipada de jubilación a la Policía Foral, Mossos d’Esquadra y Cuerpo General de Canarias que aun no cuentan con estas medidas.

    Dos policías en moto de la Guardia Urbana de Barcelona

    Por su parte, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, indicaba que el Gobierno sigue manteniendo su compromiso para lograr la jubilación anticipada de estos profesionales e igualarles al resto de cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.