Los derechos del inquilino en un alquiler

///Los derechos del inquilino en un alquiler

Los derechos del inquilino en un alquiler

Todavía hay personas que no se deciden por el alquiler alegando falta de seguridad o no estar seguro de cuáles son sus derechos como inquilino, pero lo cierto es que la legislación es clara a este respecto y hoy el […]

Todavía hay personas que no se deciden por el alquiler alegando falta de seguridad o no estar seguro de cuáles son sus derechos como inquilino, pero lo cierto es que la legislación es clara a este respecto y hoy el alquiler no tiene por qué ser un problema para ninguna de las partes.

Un contrato de arrendamiento te facilitará un alquiler seguro, te ahorrará muchos problemas y resolverá todas las dudas sobre los derechos del inquilino y también del dueño del inmueble en cada caso o situación que pueda surgir antes, durante o después del alquiler efectivo de una vivienda. Esencial, por tanto, formalizar el alquiler por contrato legal y escrito. Es también condición obligada si quieres disfrutar de las ayudas oficiales al alquiler.

Derechos básicos del inquilino

La persona que alquila una vivienda consigue a cambio no solo el derecho al uso y disfrute de ese inmueble sino que además, cuenta con otra serie de ventajas sobre el que es su hogar o lugar de residencia de hecho.

Sobre el precio

En el momento de la firma del contrato de alquiler, el arrendador es el que fija el precio del alquiler y el arrendatario lo acepta, pero es importante que los detalles de la actualización de la renta a pagar estén anotados en el contrato ya que es un derecho de la persona que alquila. Por lo general, la revisión del precio se pacta como anual y puede hacerse con respecto a un porcentaje determinado u otra referencia pactada entre ambos implicados.

Duración del contrato

El tiempo por el que se alquila el piso se refleja con claridad en el contrato. Los temas de ampliación en el tiempo de alquiler o de disminución, sin embargo, suelen ser puntos conflictivos a lo largo del arrendamiento. Lo natural en un alquiler a largo plazo es una duración mínima de un año prorrogable hasta los 3, pero pueden establecerse otros plazos de mutuo acuerdo y siempre que se establezcan en contrato. Cuando no hay puntualizaciones a este respecto se entiende que se manejan los plazos legales.

Rescisión del contrato de alquiler

30 días es lo más común como plazo mínimo de antelación para que tanto el arrendador como el arrendatario se comuniquen intenciones de no renovar el alquiler o abandonar el piso. El inquilino tiene siempre derecho a ser informado con esa antelación mínima de los deseos de la persona que le alquila el piso y después de 6 meses como arrendador, puede abandonar la vivienda también avisando al propietario convenientemente. Si los plazos de aviso que deben hacerse de forma oficial y con constancia, no se cumplen, dan derecho a indemnización.

La fianza

Como inquilino tienes derecho a que te devuelvan de forma íntegra la fianza aportada, pero es el propietario el que solicita el reingreso de la fianza al organismo oficial. Este trámite debe realizarse como máximo en un mes después de que entregues las llaves y siempre que el inmueble quede en perfecto estado y no haya facturas pendientes de los suministros.

Obras y reparaciones

Puedes hacer obras en tu piso alquilado, pero es necesario que pidas permiso al dueño de la vivienda y se pacten de forma expresa las condiciones –especialmente el pago- de este tipo de reformas o mejoras. En caso contrario, si haces la obra sin permiso, no solo pagarás estos trabajos, sino que el dueño del piso puede solicitarte al abandonar la casa que lo dejes como estaba en el momento del inicio del alquiler y el pago de indemnizaciones.

    Situaciones especiales sobre el alquiler

    ¿Qué ocurre si el piso que tengo alquilado cambia de dueño?

    No es raro que un piso alquilado cambie de dueños por fallecimientos, ejecución de herencias o divorcios, por ejemplo. En principio, el inquilino tiene derecho a que el nuevo titular del inmueble respete las condiciones del alquiler. Sin embargo, si el nuevo dueño quiere usar su vivienda, el inquilino tiene derecho a tres meses al menos de continuidad en las mismas condiciones y tienen la posibilidad de pedir una indemnización por daños y perjuicios.

    ¿El inquilino puede ceder una vivienda alquilada?

    Hay situaciones concretas en las que el arrendatario titular del contrato puede no vivir en el piso que arrenda. Se recoge el supuesto de cónyuges no separados legalmente o con hijos dependientes: el titular del alquiler puede ser el progenitor o cónyuge que deja el hogar mientras el otro permanece en la vivienda alquilada, se trata de una situación más o menos temporal. Cuando existe nulidad, separación o divorcio es necesario el cambio de titular en el contrato de alquiler y avisar al dueño de la nueva situación en un plazo máximo de dos meses.

    Alquilar un piso es la opción perfecta para muchas personas y familias, por lo que es importante conocer cuáles son tus derechos para no renunciar a esa alternativa. Si el piso que rentas está protegido por un Seguro de Hogar MAPFRE tanto tú como el dueño de la vivienda ahorraréis en tiempo y en dinero ya que podréis disfrutar de sus asistencias y servicios en momentos tan críticos como un robo o la pérdida de las llaves del inmueble, por ejemplo.

    2019-06-18T11:20:03+02:0027 septiembre, 2017|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar