///¿Qué es un procurador y qué funciones realiza?

¿Qué es un procurador y qué funciones realiza?

4 minutos | En los procesos judiciales existe una figura clave para poder agilizar los procesos y relaciones con los tribunales. ¿Sabes qué es un procurador y las funciones que realiza?

Los procesos judiciales son costosos y largos y pueden llevar a particulares y empresas a invertir más tiempo del que quisieran en ellos. A la hora de realizar una defensa de sus intereses ante los tribunales, cuentan con la figura de un abogado que ellos mismos han podido elegir, pero debido a la magnitud de los trámites y a la burocracia de la justicia se hace imprescindible el uso de otra figura de apoyo. ¿Sabes qué es un procurador?

Ante un juicio o procedimiento judicial, toda ayuda es poca. Tanto particulares como empresas necesitan el máximo apoyo a la hora de poder llevar a juicio aquellos problemas que hayan podido tener.

¿Qué es un procurador?

Para plantear su defensa y poder lograr una situación favorable existe la figura del abogado, que será el encargado de representar y defender a cualquier persona que se vea envuelta en estos procesos. Todo el mundo tiene derecho a un letrado, ya sea de su propia elección o sea uno de oficio para poder defender sus intereses ante la justicia.

Además de la figura del abogado convencional, en los procedimientos judiciales entran en juego otros profesionales del mundo de la justicia y cuyo papel es esencial para poder agilizar los trámites. El procurador de los tribunales es un licenciado en derecho especializado en procedimientos judiciales, es decir, su labor se centra en el derecho procesal.

Los procuradores deben estar colegiados para poder ejercer su profesión y por tanto, deben estar siempre al día en el pago de su colegio correspondiente para poder desarrollar su trabajo con todas las garantías.

Es una figura que está siempre junto al abogado y que se puede elegir al igual que este. Por lo general, los letrados cuentan con procuradores de confianza en la consecución de su trabajo diario. Al fin y al cabo, es una persona que conoce de manera exhaustiva el funcionamiento de los tribunales y será el encargado de relacionarse con las distintas partes que intervienen en el proceso mientras dure.

Entre sus funciones está la de acompañar al abogado a las vistas y a los juicios, además de ser el encargado de calcular los plazos legales. En él recae la responsabilidad de la recepción de las notificaciones que puedan generarse en un proceso judicial y es él quien presenta los escritos preparados por el letrado. Estas notificaciones pueden ser de autos o de sentencias, entre otras.

Su labor es de intermediario entre las distintas partes del juzgado que intervienen en el proceso  y el resto de afectados en el mismo. Esto se logra gracias a su capacidad de diálogo y colaboración con todos los sectores intervinientes.

Los procuradores no son necesarios en todos los procesos judiciales, algunos como en los que versan sobre despidos o sanciones, no suelen intervenir. Sin embargo, su papel es esencial e imprescindible en aquellos procesos civiles, penales y de familia como divorcios, separaciones o modificaciones de medidas de algún tipo.

Para que su trabajo sea eficaz, debe relacionarse con todos los funcionarios del tribunal y conocer de primera mano los fines de cada proceso con el objetivo de resolverlos de manera eficiente y satisfactoria. Por otro lado, y debido a que los letrados suelen elegir a sus procuradores, la relación entre ambos debe ser buena y existir mucha colaboración entre ellos.

Funciones del procurador

Además de las señaladas anteriormente, los procuradores realizan multitud de funciones relacionadas con el proceso judicial:

  • El cliente anticipa las costas de su instancia. Una vez finalizado el proceso, él debe ser el encargado de pagarlos. En estos gastos no se incluyen el pago de los honorarios de los abogados ni de los peritos.
  • Deben mantener informado en todo momento al tribunal o juzgado de su actividad y de si alguna actuación no va a poder llevarse a cabo para poder intervenir inmediatamente.
  • La recepción y firma de los emplazamientos, citaciones, notificaciones de cualquier tipo y requerimientos de las sentencias que se están ejecutando es una de sus labores más importantes.
  • Al encargarse de los plazos, deberá recordar al letrado su plazo de vencimiento y cómputo de los mismos, además de las fechas de los juicios, comparecencias y vistas en las que ambos estén participando.
  • En el caso de que existiese una deuda, el procurador puede dirigirse a los registros públicos con el objetivo de buscar los bienes del deudor. Para ello, debe estar habilitado por la persona que reclama estas deudas mediante un poder.
  • Cuando hay procesos en los que se embargan bienes de muebles, el procurador tiene la posibilidad de ser designado como depositario de los mismos. No es necesario que se depositen en su figura, la persona interesada puede hacerlo en el Colegio Profesional de Procuradores quienes serán los que asuman las obligaciones y las responsabilidades que ello conlleva.
  • Deberán realizar una asistencia personal a todos los actos que tengan que ver con el proceso, es decir, deberá estar de manera presencial en las diligencias, vistas y juicios en los que se encuentre en ese momento.
  • Es una figura muy importante durante todo el procedimiento por lo que debe colaborar de manera activa con todos los órganos jurisdiccionales.
  • Será el encargado de redactar las diligencias de emplazamiento, citación y notificación a la parte demandada. En este caso, debe seguir las instrucciones que le proporcione el director del procedimiento judicial.
  • Es el encargado de realizar las gestiones solicitadas por los letrados y los clientes que tengan que ver con el cometido en la sede judicial con los funcionarios encargados de tramitar el procedimiento. Entre sus labores en este ámbito se encuentran la de recordar los escritos, subsanar errores en los mismos, la búsqueda de expedientes extraviados, aclarar dudas y entrevistarse con el juez.
  • En el mundo de las subastas, su figura es esencial, se trata de la persona que ofrece legalidad al acto celebrado.
  • Sobre su persona recae la responsabilidad civil y penal realizadas durante el ejercicio de su profesión.
  • Además de estas funciones también realiza tareas de mediación entre las partes.
2020-03-09T13:14:45+02:0024 octubre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.