Cuando un familiar se pone enfermo es posible que alguno de sus allegados deba hacerse cargo de él mientras se encuentra en el hospital o su hogar debido a que no pueda valerse por sí mismo. Cuando esto ocurre, los trabajadores pueden solicitar en su trabajo una excedencia por cuidado de un familiar.

Excedencia por cuidado de un familiar

La excedencia por cuidado de un familiar es un derecho de todos los trabajadores. Se considera que están incluidas dentro de este apartado de familiaridad todas a aquellas personas que compartan hasta un segundo grado de consanguineidad con el trabajador.

Se contempla que este familiar pueda necesitar ayuda de otra persona por causa de un accidente, por edad, enfermedad o discapacidad que le impida valerse por sí mismo y necesite el cuidado de una persona. Muchos trabajadores se decantan por esta opción, sobre todo en el caso de ancianos o discapacitados, ya que los enfermos se encuentran más seguros con alguien de su confianza a la hora de sobrellevar la enfermedad.

Para que los trabajadores puedan atender a sus familiares y que esta relación no se vea entorpecida por el trabajo, la ley dicta que se pueden solicitar periodos de excedencia durante un máximo de dos años. Este periodo es el estipulado por ley de manera general, pero en algunos convenios colectivos de algunos sectores profesionales se ha acordado una duración mayor. Para conocer el periodo máximo que te corresponde lo mejor es que contactes con el departamento de Recursos Humanos de tu empresa.

No existe un periodo mínimo de disfrute, puede ser de unos días o varios meses, además puede disfrutarse de manera fraccionada siempre y cuando no se sobrepase el límite establecido por el convenio colectivo.

Durante los meses en los que dure esta excedenciael trabajador tiene derecho a que su empresa le permita la asistencia a cursos de formación con el objetivo de no perder sus actitudes profesionales a la hora de reincorporarse a su puesto por motivos de cambios en los procedimientos durante ese periodo.

Por otro lado, el trabajador tiene derecho a que se le conserve su puesto de trabajo mientras esta dure. Además, los meses o años que se encuentre dentro de este régimen de excedencia se computarán como antigüedad dentro de la empresa.

Durante este periodo el trabajador no cobra el salario de su empresa ni tiene las prestaciones que esta le pueda aportar en cuanto a seguros privados, por ello es recomendable que contrate un Seguro de MAPFRE Salud para cubrir sus problemas médicos con las mejores garantías y coberturas.

Una vez disfrutada esta excedencia se debe solicitar el reingreso en la empresa, es conveniente realizarlo por escrito.

Trámites

No existe ninguna legislación al respecto sobre el plazo de antelación con el que debe avisar el trabajador a la empresa, en este caso, también es importante revisar el convenio colectivo. Se recomienda que sea lo antes posible y por escrito. Este debe incluir:

  • Datos personales del familiar.
  • Duración de la excedencia señalando la fecha de inicio y la de fin.

La empresa deberá responder a esta solicitud aprobándola o denegándola. Es importante realizar esta acción ya que así tendrás constancia escrita de que la empresa te la concede, en caso contrario podrían proceder a realizar un despido disciplinario por falta de asistencia. Una vez que la empresa haya dado el visto bueno la excedencia comenzará a ser efectiva para el trabajador en la fecha indicada en la solicitud. A la hora de la reincorporación si se realiza antes de plazo estipulado en el documento es conveniente también avisar con antelación para evitar problemas tanto para el trabajador.