4 Min de lectura | La ayuda familiar, tanto por no haber cotizado a la Seguridad Social como después de haber agotado la prestación por desempleo, se mantiene vigente en 2022. Sin embargo, el nuevo año implica una subida de este subsidio como consecuencia del incremento del IPREM.

Para paliar los efectos económicos que produce un desempleo de larga duración, entre otras prestaciones, existe la ayuda familiar 2022. Esta prestación está destinada a los parados que tienen responsabilidades familiares y que han agotado el paro o no tienen derecho al mismo por no haber cotizado al menos 360 días en la Seguridad Social.

¿Cuál es la cuantía de la ayuda familiar en 2022?

Durante 2021, la cuantía de este subsidio estaba fijada en 451,92 euros al mes. Desde la Seguridad Social informan que el importe de esta prestación se revaloriza de acuerdo con el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM) de cada año. Esto se debe a que dicha ayuda se corresponde con el 80 por ciento de dicho indicador vigente en cada momento.

En 2022, el IPREM subirá un 2,5 por ciento que se traduce en 579,02 euros al mes y 6.948,30 euros al año teniendo en cuenta 12 pagas u 8.106,28 euros anuales si se establecen 14 pagas. Por lo tanto, la ayuda familiar se incrementa hasta 463,21 euros al mes en el nuevo año (11,29 euros más que en el periodo anterior).

Ayuda familiar cuando se agota la prestación por desempleo

Esta modalidad de ayuda familiar se concede cuando se ha cotizado a la Seguridad Social durante más de un año y se ha agotado el paro. Para solicitar la cuantía que corresponda debe tenerse en cuenta que formalmente se denomina subsidio por agotamiento de la prestación contributiva con responsabilidades familiares. Los requisitos que se deben cumplir son los siguientes:

Situación laboral

El solicitante debe encontrarse en situación de desempleo, así como haber agotado la prestación contributiva por este motivo. En concreto, es preciso estar inscrito como demandante de empleo con, al menos, un mes de antigüedad desde que finalizó la percepción del paro. Además, se exige que la persona suscriba un compromiso de actividad a cambio de recibir la ayuda.

Responsabilidades familiares

Esta condición se cumple cuando se tienen a cargo hijos menores de 26 años, descendientes discapacitados cualquiera que sea su edad o el cónyuge. En este último caso, la pareja tiene que estar en una situación de dependencia económica respecto del demandante.

Nivel de renta

Es un requisito imprescindible que el beneficiario de la ayuda familiar por haber cotizado previamente a la Seguridad Social no tenga rentas superiores al 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Dado que, desde septiembre de 2021, el sueldo básico asciende a 956 euros, se debe justificar que los ingresos mensuales no superan los 717 euros.

En el caso de que existan otros miembros en la unidad familiar que perciban un sueldo o una pensión, se calcula la renta media del conjunto. En este supuesto tampoco es posible sobrepasar el límite anterior.

Ayuda familiar sin derecho a la prestación por desempleo

Esta segunda modalidad de ayuda familiar aplica cuando no se ha cotizado a la Seguridad Social durante el tiempo suficiente para originar el derecho a paro. Su denominación oficial es subsidio por insuficiencia de cotización o subsidio por pérdida de empleo, donde se establecen las siguientes condiciones:

Situación laboral

En el momento de la solicitud es preciso encontrarse en situación de desempleo. Asimismo, hay que acreditar que se ha cotizado a la Seguridad Social un mínimo de 3 meses si se tienen responsabilidades familiares o al menos 6 meses en caso contrario, sin llegar a los 360 días. Al igual que en la primera modalidad de ayuda familiar, también es requisito obligatorio aceptar el compromiso de actividad.

Responsabilidades familiares

Tal como se desprende del punto anterior, este subsidio no es exclusivo para las personas desempleadas con cargas familiares, sino que quienes se encuentren libres en este sentido también pueden solicitarlo. No obstante, en este último supuesto, la duración de la ayuda es inferior (como máximo 6 meses).

Cuando se tienen hijos o el cónyuge a cargo, el subsidio dura 3, 4 o 5 meses en función de que se haya cotizado 3, 4 o 5 meses, respectivamente. Si el periodo de cotización es igual o superior a 6 meses, el periodo de la ayuda son 21 meses.

Nivel de renta

Los requisitos de los niveles de renta son iguales que en la modalidad de ayuda familiar cuando se ha cotizado a la Seguridad Social durante más de un año. Es decir, los ingresos del interesado o del conjunto familiar no pueden ser superiores al 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional.

Este tipo de ayuda familiar depende de forma directa de la situación del solicitante respecto a la Seguridad Social del mismo modo que ocurre en el caso de la jubilación. Por ello, para que la pensión pública no dependa únicamente del tiempo y cuantía de las cotizaciones, es importante contar con un Plan de Pensiones MAPFRE  que garantice un complemento económico durante esta etapa de la vida.

Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACIÓN

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.