3 Min de lectura | El 70% del coste de un trabajador corresponde a la nómina, mientras que el 20% se destina a seguros sociales. La Seguridad Social percibe un porcentaje tanto de la empresa, como del empleado, y nutre partidas como las contingencias comunes, el desempleo, la formación o la prevención de accidentes laborales. La Agencia Tributaria también retiene un porcentaje del salario bruto a través del IRPF.

Para calcular el coste de un trabajador para una compañía, debemos tener en cuenta tanto el salario o sueldo bruto -origen del sueldo neto- como las cotizaciones a la Seguridad Social. El porcentaje más elevado es la nómina que percibirá el empleado (70%), seguido por los seguros sociales (20%). El 10% corresponde a la indemnización, prestación social o gasto en formación.

El empleado, además, deberá restarle al salario bruto el IRPF y su contribución a la Seguridad Social. A continuación, detallamos cuánto paga una empresa por trabajador y exponemos el método o calculadora del coste de un trabajador para la empresa.

Contratar a un trabajador

Cuando una empresa contrata a un trabajador, debe asumir dos costes directos:

  • Salario o sueldo bruto del trabajador: es la base para extraer el salario neto mensual del empleado, descontado diversos costes y retenciones, tanto por parte de la Seguridad Social, como por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Este concepto también incluye percepciones salariales y extrasalariales (indemnizaciones, principalmente).
  • Cotizaciones a la Seguridad Social: al salario bruto se le aplican determinados coeficientes y porcentajes que encarecen la “factura” y que detallaremos más adelante.

Calcular el sueldo neto

Tomando como base el salario bruto, extraeremos el salario neto del trabajador descontando las siguientes partidas:

  • Cotizaciones a la Seguridad Social del trabajador: un 6,35% del sueldo bruto -o 6,4% en empleos temporales-, dividido de la siguiente forma:
    • 4,7% contingencias comunes
    • 0,1% formación
    • 1,55% en caso de empleos indefinidos o 1,6% en temporales desempleo
  • Retenciones del IRPF, en función del tipo impositivo que se deba aplicar por el volumen de renta que corresponda. La tributación varía en función de la comunidad autónoma en la que se aplique.

Pagos empresariales a la Seguridad Social

La empresa también debe pagar cotizaciones sociales por el salario bruto del trabajador, en las siguientes cuantías y porcentajes:

  • 23,6% contingencias comunes
  • 0,6% formación
  • 0,2% fondo de Garantía Salarial (Fogasa)
  • 5,5% cotización por desempleo (contratos indefinidos)
  • 6,7% cotización por desempleo (contratos temporales)
  • 1,5% – 6,7% cotización por accidentes de trabajo o enfermedad profesional, en función de la actividad desarrollada.

Hombre sonriente tomando un café

Ejemplo práctico

Vamos a realizar un cálculo sobre un salario bruto mensual de 1.600 euros en un contrato indefinido:

  • Seguridad Social:
    • 23,6% para contingencias comunes: 377,6 €
    • 5,5% para desempleo: 88 €
    • 0,2% para el Fogasa: 3,2 €
    • 0,7% para formación profesional: 11,2 €

Total: 480 €

Es decir, que, para un sueldo bruto de 1.600 euros, la empresa debe abonar 2.080 euros. Además, el trabajador también sufre retenciones que detallamos a continuación:

  • 6,35% para la Seguridad Social: 101,6 €
  • Retención por IRPF (Madrid en abril de 2021) del 12,8%: 204,8 €

Total: 306,4 €

El trabajador, por tanto, con un sueldo bruto de 1.600 euros en contrato indefinido, percibirá finalmente 1.293,6 € netos.

Para que tu nivel de vida no baje a la hora de tu jubilación, lo mejor es contratar un plan de pensiones como los que MAPFRE te ofrece.

Además, si quieres calcular la cuantía de tu futura pensión entra en el simulador.

CALCULA TU PENSIÓN

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE