Categorías autónomos 2017: no te líes

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Existen diferentes categorías de autónomos en 2017 aunque todos ellos tienen en común que cotizan a la Seguridad Social a través del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Sin embargo, pueden encontrarse en muy diferentes situaciones.

 

Mujer delante de ordenador con mano sobre barbilla y gesto de duda

 

Más de tres millones de trabajadores lo son por cuenta propia y existen diferentes categorías de autónomos en 2017 según sus bases de cotización, el sector al que pertenezcan o sus condiciones personales que dan lugar a diferentes tipos de autónomos dentro del mismo régimen.

 

Tipos de autónomos

 

Todos los trabajadores por cuenta propia cotizan a la Seguridad Social, pero no lo hacen con la misma cuota ni reciben las mismas prestaciones. Además es un régimen que incluye bonificaciones según los casos y las situaciones lo que da lugar a diferentes categorías dentro de los autónomos.

 

  • Autónomo con tarifa plana

En el año 2013 y dentro del paquete de medidas aprobadas por el Gobierno para incentivar el empleo, se dispuso la tarifa plana para trabajadores autónomos. Al principio, se trataba de una bonificación en el pago de la cuota de autónomos prevista para nuevos trabajadores del régimen y menores de 30 años. Posteriormente se amplió a otros colectivos, aunque sigue sujeta a requisitos concretos y se trata de una situación transitoria.

 

  • Autónomo económicamente dependiente

Es importante no confundir el autónomo económicamente dependiente (TRADE) con los falsos autónomos.  El autónomo económicamente dependiente está reconocido así por la empresa para la que trabaja: su cliente mayoritario al que le factura un 75 por ciento o más del total de sus ingresos. Los autónomos económicamente dependientes cuentan con limitaciones –no pueden contratar trabajadores- frente al resto de autónomos.

 

  • Autónomo colaborador

La figura del familiar o autónomo colaborador se refiere al trabajador que contrata otro autónomo y que comparte con él un grado de familiaridad directo –cónyuge o familiares directos-, trabajando ambos juntos y de forma habitual. Han de cumplir unos requisitos concretos para poder afiliarse a la Seguridad Social dentro de esta categoría. Tanto este tipo de autónomo como el resto, si cuenta con un Plan de Pensiones MAPFRE en el momento de su jubilación disfruta de un mayor poder adquisitivo al elevar su pensión.

 

  • Autónomos administradores de sociedades

De forma obligatoria todas las sociedades mercantiles tienen que tener al frente un administrador o un consejo de dirección. Siempre que este gestor sea una persona física tiene que cotizar como autónomo a la Seguridad Social dentro de la categoría correspondiente a esta función: autónomo societario.

 

  • Autónomos mayores de 47 años.

Los autónomos que este 2017 cumplan o hayan cumplido con anterioridad los 47 años ven limitada su capacidad para elegir la base de cotización. Si bien los mayores de esta edad, no pueden considerarse un tipo de autónomo diferente del común, sí que es cierto que cada año se fija para este grupo de trabajadores una horquilla diferente para sus cotizaciones dependiendo de su edad y la cotización de años anteriores.

 

Bases de cotización

 

    Las categorías de autónomos responden a diferentes circunstancias, pero si se referencian a partir de la cuota que mensualmente paga el trabajador a la Seguridad Social existen tantos tipos de autónomos como bases de cotización pueden elegirse.

     

    Como autónomo puedes elegir la base de cotización de acuerdo con tu nivel de ingresos. A partir del 1 de julio de 2017 se han fijado las nuevas cuotas de autónomos máximas y mínimas.

     

    • 919,80 es la base mínima por la que puedes cotizar a la seguridad social como autónomo.
    • 642 es la máxima base admitida para cotizar como autónomo en la Seguridad Social.

     

    Sobre la base de cotización elegida se aplica el porcentaje determinado – 29, 8 por ciento- que da lugar a la cuota que cada trabajador por cuenta propia paga cada mes a la Seguridad Social. Desde el 1 de julio de 2017 esta cuota es de 275 euros, si decides cotizar sobre la base mínima. En este caso, se incluye la cobertura por incapacidad temporal (IT) que es obligatoria para todos los autónomos, salvo que se encuentren en situación de pluriactividad.

    Categorías autónomos 2017: no te líes was last modified: agosto 28th, 2017 by CanalJubilación

    Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

    Deja un comentario

    Todos los campos son obligatorios

    Conectar con Facebook

    Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre