2 Min de lectura | En muchas familias, la mujer deja de trabajar para poder cuidar de sus hijos. Una situación que plantea muchas dudas ante las perspectivas de jubilación, ya que o no se han cotizado el número de años mínimo requerido o el aporte total a la vida laboral es muy bajo

Las amas de casa es uno de los colectivos más desprotegidos a nivel social y, a la vez de los peores considerados en el sentido laboral. Aquí la primera de las imprecisiones es que las amas de casa sean exclusivamente mujeres. En un mundo actual, como en el que pretendemos vivir, no podemos dejar de pensar que también hay hombres encargados de las tareas del hogar, en mayor o menor medida, y cada vez son más.

Pensiones no contributivas para amas de casa

En todos los casos, en España existe un sistema para no dejar a nadie sin cubrir sus necesidades básicas durante la jubilación, se trata de las conocidas como pensiones no contributivas. Se trata de una ayuda que asegura una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios a todas aquellas personas que, careciendo de recursos, acreditan un determinado grado de discapacidad o bien son mayores de 65 años y que no han cotizado, o lo han hecho de forma insuficiente, para tener derecho a una pensión contributiva.

En general, hablar de personas que no han contribuido nunca a la Seguridad Social no es hablar solamente de amas de casa. Están los inmigrantes, los opositores, los estudiantes, doctores, trabajadores sin papeles, personas con discapacidad… en realidad, cualquier persona que, por su condición o su situación, no haya estado, esté o vaya a estar dado de alta en algún régimen de la Seguridad Social.

El caso de las amas de casa es uno de tantos casos, aunque es verdad que son muy numerosas, pues un amplio porcentaje de mujeres de más de 50 años no han trabajado nunca fuera de sus casas, con un contrato laboral. Por suerte, este colectivo tiende a ser cada vez menos numeroso, al ser más frecuente que tanto el hombre como la mujer trabajen fuera de casa.

Descubre más sobre las pensiones no contributivas

En todos los casos, si te interesa contar con el mejor nivel de vida llegado el momento de la jubilación, lo ideal es contar con un Plan de Pensiones MAPFRE que te permita ahorrar de una forma totalmente flexible y adaptada a tus necesidades, para que disfrutes de la máxima tranquilidad en esta nueva etapa de la vida.

MAPFRE