3 Min de lectura | El 90 por ciento de las personas que reciben pensión por viudedad son mujeres, mientras que el colectivo de viudos es minoritario. La pensión media por esta causa en España es de 720 euros.

La cifra de viudos y viudas en España va en aumento, en contraposición con el número de prestaciones por esta causa, que va en descenso. En cuanto a sexos, las mujeres representan el 80 por ciento de las personas viudas y, a su vez, el 90 por ciento de las beneficiarias de una pensión de viudedad.

Perfil del viudo en España

De acuerdo con los datos del último trimestre de 2020 del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número total de viudos y viudas en España asciende a 2.917.800 personas. De ellos, 2.331.200 son mujeres, mientras que los hombres solo representan 586.600. Es decir, el 80 por ciento de los viudos en España son mujeres.

Gráfico que muestra el porcentaje de viudos en España divididos por sexos

Respecto a la edad, las estadísticas confirman que la situación de viudedad está directamente relacionada con los años: a mayor edad, mayor posibilidad de ser viudo. La longevidad superior de las mujeres frente a los hombres explica que el número de féminas en esta situación sea muy superior al de hombres. Así, la edad media de los viudos españoles es de 73 años, mientras que el de las mujeres llega hasta los 77.

La pensión de viudedad en cifras

La cuantía total de estas pensiones es considerable, ya que representa cerca del 20 por ciento del gasto en pensiones contributivas.

Según datos de la Seguridad Social a fecha de noviembre de 2020, el número de personas que cobraron una prestación de viudedad fue de 1.595.599, con un beneficio medio mensual de 730 euros para las mujeres y 509 euros para los hombres.

El hecho de que las mujeres tengan mayor esperanza de vida que los hombres y que, en general, hayan tenido carreras laborales más cortas, hacen que ellas sean las principales perceptoras de estas pensiones, representando cerca del 90 por ciento de las mismas. Además, esta cuantía supone un ingreso fundamental durante su vejez, ya que el 36 por ciento de las pensiones contributivas que reciben las mujeres son de viudedad, frente al 1,4 por ciento en el caso de los hombres.

Cabe destacar que el número de pensiones de viudedad va menguando año tras año. En 2013, 1.687.462 personas cobraron por razón de viudedad, es decir, 91.863 más que en 2020. Así, mientras disminuye el número de estas pensiones, aumenta el de jubilados: en 2020 se contabilizaron 5.982.575 beneficiarios, frente a los 5.944.012 de noviembre de 2019.

¿Quién tiene derecho a una pensión por viudedad?

La pensión por viudedad que reciben en España más de un millón y medio de personas está sujeta al cumplimiento de una serie de requisitos en el momento de la solicitud.

  • En el caso de un fallecido de alta en la Seguridad Social o situación asimilada, tiene que tener más de 500 días acumulados de alta en el sistema en los cinco años anteriores al deceso. Si la muerte del trabajador es consecuencia de un accidente de trabajo, no se exige periodo mínimo de cotización.
  • Con más de 15 años cotizados a la Seguridad Social, no es necesario que el fallecido esté en situación de alta para causar derecho a pensión.
  • Si la muerte es consecuencia de enfermedad común anterior al matrimonio y no existen hijos, se exige que la unión tenga, al menos, un año de antigüedad para que el superviviente tenga derecho a paga.
  • El viudo pierde su paga por esta causa siempre que vuelva a casarse. Solo los mayores de 61 años que acrediten que esta pensión es su única fuente de ingresos pueden conservarla.
  • La pensión es compatible con cualquier tipo de trabajo por cuenta ajena o propia, y con las pensiones de jubilación o invalidez del superviviente, si bien, en caso de cobrar la cuantía máxima establecida, la viudedad no puede acumularse.
  • Con un Plan de Pensiones MAPFRE cualquier viudo o viuda puede mejorar su bienestar económico al llegar al retiro laboral completando su paga por jubilación, que es compatible con la de viudedad.

La pensión por viudedad que reciben mayoritariamente mujeres en España tiene por objeto paliar la pérdida de ingresos que supone el fallecimiento del cónyuge para su pareja, y se trata de un derecho protegido por ley.