La alta tasa de paro juvenil es uno de los principales problemas de España. Para paliar en cierto modo sus efectos, se ha creado el Sistema Nacional de Garantía Juvenil del SEPE como una iniciativa europea cuyo objetivo es facilitar el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo y a los sistemas de educación o formación.

¿A quién va dirigida la Garantía Juvenil?

El programa de Garantía Juvenil está enfocado a todos los jóvenes que no tienen ninguna ocupación ni se encuentran realizando ningún sistema de educación o formación. Uno de los primeros requisitos es que estas personas quieran conseguir su inserción laboral.

Además, los interesados deben reunir las siguientes condiciones:

  • Tener nacionalidad española o ser ciudadanos de la Unión Europea o de cualquiera de los estados que forman parte del Acuerdo Económico Europeo o Suiza. Asimismo, el sistema de Garantía Juvenil también está dirigido a los extranjeros que sean titulares de una autorización para residir y trabajar en territorio español.
  • Estar empadronado en una localidad española.
  • Tener más de 16 y menos de 25 años. En el caso de personas con discapacidad igual o superior al 33 por ciento, la edad máxima se eleva hasta los 30 años.
  • No haber desarrollado ninguna actividad laboral en el día anterior a la fecha de la solicitud.
  • No haber recibido ninguna acción educativa o formativa en el día anterior a la fecha de la solicitud.

¿Qué ofrece el programa de Garantía Juvenil del SEPE?

Los jóvenes que se inscriban de forma voluntaria en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil pasan a formar parte de una lista única de demanda. Esta se encuentra a disposición permanente de las entidades y empresas que tienen capacidad para ofertar trabajos.

Por lo tanto, el objetivo primordial de este programa es conseguir que todos los solicitantes consigan una oportunidad de empleo, de educación o formación después de haber terminado sus estudios o encontrarse en situación de desempleo. En concreto, el compromiso que se establece desde la Unión Europea es lograr que todas las personas inscritas reciban una propuesta en un plazo de 4 meses desde la inscripción.

Además, la Garantía Juvenil del SEPE ofrece otras ventajas:

  • Ayudas a las empresas por la contratación de jóvenes menores de 30 años.
  • Bonificaciones y reducciones en la cuota de los autónomos a la Seguridad Social.
  • Información permanente sobre oportunidades laborales y formativas.
  • Programas y medidas especiales desarrollados por las comunidades autónomas para los jóvenes inscritos en el fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.
  • Convocatorias de educación, formación, prácticas, aprendizaje, empleo y autoempleo.

¿Cómo inscribirse en el programa de Garantía Juvenil?

Existen diversas vías para solicitar la inclusión en el fichero del programa de Garantía Juvenil:

  • De forma telemática, si se dispone de algún sistema de identificación digital, ya que es un requisito obligatorio para realizar el proceso inicial. No obstante, en caso contrario se puede solicitar un usuario y contraseña para acceder a la plataforma.
  • De forma presencial en cualquier Oficina de Empleo de la comunidad autónoma de residencia.

En ambos casos, es imprescindible que los interesados cumplimenten todos los campos obligatorios de la solicitud. En este sentido, es fundamental precisar los estudios y la experiencia para conformar un perfil lo más ajustado posible a las oportunidades de trabajo y de formación que se quieran recibir.

Además, es preciso presentar una declaración expresa a través de la cual se adquiere el compromiso de participar de forma activa en el programa de Garantía Juvenil. No hay que olvidar que cuanto antes se inicie el desempeño de una profesión, mayor seguridad económica se tendrá en el futuro. Esta garantía se puede aumentar contratando productos de ahorro, como el Plan de Pensiones MAPFRE que asegura la tranquilidad durante la jubilación.