Guía de cotización si buscas trabajo fuera de España

///Guía de cotización si buscas trabajo fuera de España

Guía de cotización si buscas trabajo fuera de España

Trabajar fuera de España tiene sus más y sus menos pero, para minimizar los dolores de cabeza, especialmente en temas fiscales, hay una serie de puntos que conviene recordar para asegurar que las cuentas se mantengan claras. En este artículo […]

Trabajar fuera de España tiene sus más y sus menos pero, para minimizar los dolores de cabeza, especialmente en temas fiscales, hay una serie de puntos que conviene recordar para asegurar que las cuentas se mantengan claras. En este artículo te lo explicamos.

Los jóvenes españoles hacen maletas. Esta realidad, que desde el inicio de la crisis hasta ahora ha alcanzado niveles históricos, no está exenta de preguntas relacionadas con el futuro. Y es que, si bien a día de hoy unos 2,3 millones de españoles residen en el extranjero, la preocupación por las cotizaciones en nuestro país sigue vigente.

Antes de entrar en materia y para comprender la dimensión de la decisión de emigrar, hay que aclarar qué es un expatriado. Este término hace referencia a cualquier trabajador que realiza su labor en un país diferente al que fue contratado. En esferas más jurídicas se conoce como “movilidad geográfica” e implica, siempre, un cambio en la residencia.

Así, los derechos de esta guía asumen que el contrato habrá sido firmado en España, el desplazamiento tiene un carácter temporal y ambas partes hayan acordado aplicar la ley española.

Según el artículo 8.1 del Reglamento 593/2008 del Parlamento Europeo (sobre la ley aplicable a las relaciones contractuales) el contrato se regirá por la ley que elijan las partes, siempre que no priven los derechos irrenunciables del reglamento español. Así, es posible someterse al ordenamiento extranjero.

Los derechos mínimos que se reconocen al expatriado son los recogidos en el Estatuto de los trabajadores y el Convenio Colectivo que se le pueda aplicar. Aunque se tengan los derechos económicos de trabajar en España, se deben respetar las normas de orden público del país de destino.

Actualmente, los españoles por el mundo se reparten a razón de unos 439.236 en Argentina, 188.025 en Venezuela y 139.555 en Alemania, según datos que circularon a principios de 2016, un año en el que los destinos que más incremento registraron fueron Argentina, Estados Unidos y Reino Unido cifras que, quizás, no son un reflejo completo de la realidad, pues muchos de los españoles que deciden radicarse en otras latitudes no se registran durante los primeros años en sus países de acogida, lo que hace que el verdadero número de ciudadanos expatriados pueda ser considerablemente mayor a los totales manejados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) español.

De estos, muchos cumplen la condición de expatriados, otros simplemente se han lanzado a la aventura de explorar otros países sin definir previamente su situación laboral.

Sentido de la oportunidad

El trabajo no es el único motor que impulsa el desplazamiento de los españoles fuera de nuestras fronteras. Las oportunidades formativas también representan un elemento interesante a la hora de partir: estudios especializados en ámbitos como el arte y la ciencia, la oportunidad de aprender nuevos idiomas, la inquietud cultural e incluso la intención de dedicar un año sabático a actividades de voluntariado, son factores que ejercen un peso importante en el fenómeno del español que se va fuera.

No obstante, la crisis sigue siendo la razón puntera en los estudios de opinión: la intención de superar los años de contracción económica y “repatriar el talento” es un asunto recurrente que recuerda a otros momentos similares de la historia de España: en la década de los 60 y hasta 1973, cientos de miles de emigrantes -algunos con maletas de cartón- partían con destino a otros países de Europa o a América, con la ilusión de encontrar un futuro mejor.

Hoy la realidad varía en cuanto al perfil de los emigrantes: españoles de ambos sexos, de una media de edad de 30 años, y con amplia formación en distintas áreas, lo cual pone sobre la mesa la obligación de responder a las interrogantes sobre el destino de las cotizaciones correspondientes al tiempo que se trabaje fuera de España.

Cotización y tributación

Estamos trabajando fuera de España, pero, ¿a quién pagamos nuestros impuestos? Como expatriados, nos podemos encontrar en una de tres situaciones en cuanto a fiscalidad:

  1. Convertirnos en residentes fiscales del país de destino.

    Así estaríamos exentos de tributar en España, siempre que exista un acuerdo para evitar la doble imposición o no se mantengan vínculos con nuestro país de origen.

  1. Mantener la residencia fiscal española.

    Para que esto suceda, el trabajador debe permanecer al menos 183 días (seis meses) al año en España.

  1. Tener la obligación de tributar en ambos países.

    Si no existe un acuerdo para la doble imposición el trabajador, siempre que tenga algún vínculo con España, deberá tributar dos veces.

En cuanto a la cotización de la Seguridad Social, lo importante es averiguar si existe un convenio entre España y el país de destino. Si lo tiene, se puede cotizar en la Seguridad Social y exigir todas las prestaciones a las que tenga derecho.

Dentro de la Unión Europea existe normativa comunitaria que equipara los derechos de los trabajadores europeos. Por norma general, se cotizará en el país de destino, a menos que la duración del desplazamiento sea inferior a dos años (ampliable hasta seis). Si se trabaja en varios Estados, se cotizará en aquél donde esté su residencia.

Finalmente, en los países donde no existe un convenio bilateral, la Orden Ministerial de 27 de enero de 1982 mantiene que los trabajadores deberán permanecer dados de alta y cotizar en España todas las contingencias que el país de destino no cubra.

En cualquier caso, tanto si decides quedarte en España como si te aventuras a probar suerte en otro país, planificar tu futuro no es una opción, sino un deber para contigo mismo. Empieza hoy calculando tu jubilación y apuntándote a alguno de los Planes de Pensiones de MAPFRE, para que puedas tener el retiro que te mereces.

Guía de cotización si buscas trabajo fuera de España
Valora este artículo
2019-06-05T16:20:47+02:001 febrero, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS SOBRE LA VIDA HUMANA, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Guía de cotización si buscas trabajo fuera de España
Valora este artículo
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar