Permiso de paternidad y pensión por jubilación

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Durante el disfrute de un permiso de paternidad en el trabajo la obligación de cotizar a la Seguridad Social no se extingue por lo que este periodo computa de forma efectiva en el momento de la jubilación.

Hombre sostiene bebe en brazos y mujer junto a ellos.

 

La normativa vigente no deja lugar a las dudas sobre la obligación de cotización: “Nace desde el inicio de la actividad laboral y se mantiene durante todo el período en que el trabajador desarrolle su actividad. La obligación de cotizar continuará en las situaciones de incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural, descanso por maternidad y paternidad, cumplimiento de deberes de carácter público, desempeño de cargos de representación sindical, permisos y licencias que no den lugar a excedencias en el trabajo, convenios especiales, desempleo contributivo, desempleo asistencial y en los supuestos establecidos en las normas reguladoras de cada Régimen”.

 

El permiso de paternidad y también el de maternidad son derechos de los trabajadores, si bien para acceder a ellos deben cumplir con una serie de requisitos y para tener en cuenta cómo computaran de forma efectiva estas etapas de la vida en el momento de la jubilación, hay que partir de la base de que no todas las situaciones son iguales, hay diferentes formas de acceso por parte de los trabajadores a este descanso.

 

La Seguridad Social considera situaciones protegidas que dan derecho a periodos de descanso y permisos 5 circunstancias, todo ello de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las Comunidades Autónomas con competencias para estas regulaciones.

  1. Nacimiento de hijo
  2. Adopción
  3. Delegación de guarda para la convivencia pre adoptiva
  4. Acogimiento familiar temporal. Con condiciones y requisitos definidos
  5. Acogimiento familiar permanente

 

Los trabajadores –cualquier que fuera su sexo- por cuenta ajena, los autónomos, los que tienen contratos para la formación y contratos a tiempo parcial, todos ellos pueden disfrutar de periodos de descanso o permisos por paternidad, siempre que reúnan los requisitos exigidos.

 

Afiliación a la Seguridad Social

 

Los empleados deben estar afiliados y en alta o en situación asimilada en algún régimen del sistema de la Seguridad Social. Se admite la posibilidad de pluriempleo y pluriactividad, además si la prestación es reconocida como consecuencia del cómputo recíproco de cotizaciones en un régimen de trabajadores por cuenta ajena, es necesario estar al corriente en el pago de las cuotas, de las que sean responsables directos los trabajadores, aunque la prestación sea reconocida, como consecuencia del cómputo recíproco de cotizaciones.

 

Supuesto de pluriactividad: alta en diferentes regímenes de la Seguridad Social

 

Si cuando vayas a ser padre o madre estás cotizando en diferentes regímenes de la Seguridad Social, existe la posibilidad de que percibas el subsidio en cada uno de los regímenes de la Seguridad Social en las que lo solicites, siempre que cumplas con los requisitos exigidos. Si solo acreditas las condiciones para acceder a la prestación  en uno de los regímenes, se reconoce un único subsidio y computan exclusivamente las cotizaciones satisfechas a dicho régimen, no al resto.

 

Si no cumples los requisitos de manera individual en ninguno de los regímenes para disfrutar del permiso de paternidad, se totalizan n las cotizaciones efectuadas en todos ellos, siempre que no se superpongan y se causa el subsidio en el régimen en el que se acrediten más días de cotización. En los casos de pluriempleo: diferentes trabajos en un solo régimen de la Seguridad Social, puedes  disfrutar del subsidio en cada empleo, si tienes reconocido  el correspondiente período de descanso.

 

Cotización mínima

 

El trabajador debe acreditar un tiempo mínimo de cotización para poder disfrutar de permiso por paternidad. Se contemplan dos posibilidades: 360 días a lo largo de toda la vida laboral o 180 días en los últimos 7 inmediatamente anteriores a la fecha del permiso.

 

En el caso de los trabajadores contratados a tiempo parcial, para acreditar el período mínimo de cotización exigido, se aplican las reglas establecidas en el Real Decreto-ley 11/2013, de 2 de agosto, calculándose el coeficiente global de parcialidad sobre los últimos 7 años o, en su caso, sobre toda la vida laboral. El descanso por maternidad o paternidad, durante los que perviva el contrato a tiempo parcial o la prestación por desempleo tiene la misma consideración que el período precedente al descanso, a la suspensión o a la extinción del contrato respectivamente.

 

Cuando se realice simultáneamente más de una actividad a tiempo parcial, se suman los días teóricos de cotización acreditados en las distintas actividades, tanto en las situaciones de pluriempleo como en las de pluriactividad en las que deba aplicarse el cómputo recíproco. En ningún caso, puede computarse un número de días cotizados superior al que correspondería de haberse realizado la prestación de servicios a tiempo completo.

 

Las particularidades definidas para los trabajadores contratados a jornada parcial, no pueden aplicarse a los trabajadores con contrato a jornada completa, aunque disfruten los períodos de descanso por maternidad en régimen de jornada a tiempo parcial.

 

Para los trabajadores incluidos en el Sistema especial para empleados de hogar, desde 2012 hasta 2018, las horas efectivamente trabajadas en el mismo se determinan en función de las bases de cotización a que se refiere la disposición transitoria 16ª del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, divididas por el importe fijado para la base mínima horaria del Régimen General por la LPGE para cada uno de dichos ejercicios.

 

 

 

El permiso de paternidad con estas peculiaridades y requisitos no influye negativamente en el momento de la jubilación, ya que computa como periodo efectivo de cotización. Incluso ten en cuenta que si durante el descanso, se cumple la fecha de tu contrato laboral temporal o si lo disfrutas durante la percepción de la prestación por desempleo;  en ambos casos, el tiempo del permiso se considerado como período de cotización efectiva a efectos de las correspondientes prestaciones de la Seguridad Social por jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, maternidad y paternidad.

 

La paternidad no supone una interrupción en la obligación de cotización a la Seguridad Social de los trabajadores y por lo tanto, suma como tiempo efectivo para calcular el momento de la jubilación. Un Plan de Pensiones MAPFRE te permite una ahorro flexible y adaptado a las novedades que acontecen: nuevos miembros en la familia, cambios laborales y/o económicos, pero en el momento de la jubilación siempre te ofrece un complemento perfecto para olvidarte de problemas económicos o de pérdidas de poder adquisitivo, sin importar tu cotización a la seguridad social o tus perdidos efectivos de trabajo.

Permiso de paternidad y pensión por jubilación was last modified: junio 26th, 2017 by CanalJubilación

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre