3 minutos | El subsidio para mayores de 55 años es una ayuda que pueden recibir las personas que hayan cumplido esa edad y hasta la fecha en que se jubilen, siempre y cuando cumplan otros requerimientos económicos.

La cantidad de la ayuda es de 426 euros mensuales, y por medio de la misma se sigue cotizando, además, por jubilación, siendo el único subsidio de estas características en nuestro país. A continuación detallaremos todos los requisitos para solicitar el subsidio para mayores de 55 años en España.

Requisitos del subsidio para mayores de 55 años

Aunque hay que cumplir todos los requisitos, el principal para optar al subsidio es estar en situación de desempleo. La edad mínima es de 55 o más años en la fecha en la que se da por terminada la prestación o subsidio por desempleo. Es válido si se cumple la edad en el momento de reunir los requisitos para acceder a los siguientes subsidios:

  • Por agotamiento de la prestación contributiva.
  • Emigrante retornado.
  • Revisión por mejoría de un invalidez.
  • Liberado de prisión.
  • Cotizaciones insuficientes para la prestación contributiva.

También es válido si se cumple la edad mínima mientras se percibe alguno de esos subsidios. Es condición sine qua non estar inscrito como demandante de empleo durante al menos un mes, y no haber rechazado ninguna oferta en ese período.

Tampoco es posible haberse negado a colaborar en otras actividades propuestas, como las formativas o de reconversión. Mientras se cobre el subsidio, esta inscripción como demandante de empleo ha de mantenerse vigente.

Relacionado con el punto anterior, el solicitante deberá suscribir el compromiso de actividad, que se adquiere para:

«Buscar activamente empleo, aceptar una colocación adecuada y participar en acciones específicas de motivación, información, orientación, formación, reconversión o inserción profesional para incrementar las posibilidades de obtener un puesto de trabajo, obligándose a cumplir todas aquellas obligaciones previstas en la normativa que regula las prestaciones por desempleo«.

Ha de haberse cotizado por desempleo un mínimo de 6 años a lo largo de la vida laboral del solicitante. Además se han de cumplir todos los requisitos, salvo la edad, que exige la jubilación. Es decir, el solicitante debe estar en las mismas condiciones que el jubilado, salvo que no llega a tener la edad mínima legal.

Un requisito muy importante y que hay que observar en detalle es el de las rentas anuales máximas permitidas. En principio no debe haber rentas, o si las hay deben ajustarse a estos parámetros simultáneos:

  • Que el solicitante no tenga rentas de cualquier naturaleza superiores al 75% del SMI, es decir, no superar 530,78 euros al mes.
  • Que la renta media de su unidad familiar no supere tampoco esa cantidad.

Solicitud del subsidio de desempleo para mayores de 55

Para poder adquirir el derecho de cobrar este subsidio, el solicitante deberá presentar su solicitud en el plazo de 15 días hábiles (se excluyen domingos y festivos) desde el fin de la prestación, siempre tras que haya transcurrido el mes de espera obligatorio.

Para ello dispone de varias vías:

  • A través del servicio online del SEPE.
  • Presencialmente en la oficina del SEPE mediante una cita previa.
  • Dirigiéndose a ella por correo ordinario.
  • Presentando la solicitud en cualquier registro público.

Como vemos, los requisitos son básicos, pero también son muy específicos. No podrá optar a este subsidio una persona que sea fija discontinua mientras dure esa condición, por ejemplo, por mucho que cumpla la mayor parte de los requisitos (porque está empleada, básicamente). Y si quieres recibir más información sobre jubilación y prestaciones, o subsidios, suscríbete a nuestro boletín.

Periodista especializado
MAPFRE