4 Min de lectura | ¿Habrá pensiones públicas dentro de 5 años? ¿Dejarán los jubilados de cobrar? La situación de las prestaciones sociales en España continúa suscitando dudas entre los ciudadanos. Te contamos cómo es el sistema público de pensiones actual y las previsiones.

El futuro de las pensiones está entre los diez primeros problemas que más preocupan a los españoles, según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) recogidos en marzo de 2020.

La sostenibilidad del sistema genera muchas dudas a las que ha contribuido decisivamente la propia situación de la Seguridad Social, en donde los ingresos, desde hace ya algunos años, resultan insuficientes para cubrir los gastos.

La actual crisis provocada por el impacto de la pandemia del coronavirus en las arcas públicas y en el mercado laboral, ha contribuido a acrecentar aún más la inquietud por la delicada situación de la Seguridad Social.  Te contamos cómo está el sistema público de pensiones en la actualidad.

Situación actual del sistema público de pensiones

El incremento de los gastos sobre los ingresos procedentes de las cotizaciones de los trabajadores sigue una trayectoria ascendente desde 2011. Hoy en día, las pensiones públicas son insostenibles.

En el pasado ejercicio, las cotizaciones ingresadas (152.044 millones de euros) contra los pagos ordinarios de las prestaciones habituales (171.883 millones de euros), con un déficit que roza los 20.000 millones de euros, supone un 20 por ciento de aumento sobre el registrado en 2019, que fue de 16.000 millones de euros.

En este déficit no se tiene en cuenta el dinero que el Estado transfiere a la Seguridad Social para el pago de distintas prestaciones y otros gastos, que en 2020 superó los 30.000 millones de euros, casi 15.000 millones más que en 2019. Si se tuviera en cuenta esa transferencia extraordinaria, el déficit del sistema podría superar los 34.000 millones de euros. Así pues, el déficit del sistema habría sido mayor si no se hubiera producido dicha transferencia y el pago de cuotas por valor de casi 9.800 millones de euros por parte del SEPE.

Según los últimos datos de marzo de 2021, el gasto total que supone el pago de los 9,82 millones de pensiones que hay en España, supera ligeramente los 10.000 millones de euros, lo cual representa un aumento del 2,45 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior.

Más pensionistas que trabajadores

Hombre y mujer mirando unos documentos en la calle

En España, el sistema público de pensiones es un sistema de reparto, es decir, los trabajadores de hoy son los que pagan las pensiones de los jubilados. En este contexto, debemos tener en cuenta que cada vez hay más pensionistas y los trabajadores no aumentan en la misma proporción. Esta tendencia se irá agravando en un futuro próximo por diferentes causas como las bajas tasas de la natalidad, la disminución de la inmigración y el progresivo envejecimiento de la población debido a la mayor esperanza de vida, principalmente.

En nuestro país, la esperanza de vida al nacer se sitúa, actualmente, en los 86 años en las mujeres y 82 en los varones, con la perspectiva de que en 2050 alcance los 92 y 88 años, respectivamente.

Actualmente, según datos oficiales del último trimestre de 2020, hay 2,17 trabajadores por cada pensionista. En las próximas dos décadas apenas habrá 1,5 trabajadores y en 2050 habrá, aproximadamente, un trabajador por cada pensionista.

En este escenario, si no se actúa pronto y con acierto, el déficit de la Seguridad Social, según la Autoridad Fiscal Independiente y la Comisión Europea, llegará al rango del 4-6 por ciento del PIB. Un déficit de esta magnitud no dejaría margen de maniobra al Estado, que tendría que recortar el gasto público de otras partidas. El problema sería en qué sector hacer los recortes.

Reformas futuras

España ha presentado recientemente en Bruselas su Plan de Recuperación y Resiliencia. Una de las reformas incluidas en el plan es la de las pensiones, que se presenta articulada en un calendario en el que se incluyen medidas que afectan a la fórmula de la revalorización de las pensiones, el retraso en la edad de jubilación o el sistema de cotización de los autónomos.

Calendario de reformas:

2021

  • En el segundo semestre, se aprobará el sistema de revalorización anual de las pensiones que recupera la referencia del IPC para calcular dicha subida.
  • En el último trimestre, se espera tener listo el nuevo escenario para acceder a la jubilación en el que se pretende que la edad legal se acerque a la real, tratando para ello de desincentivar la jubilación anticipada.
  • Se quiere promover la jubilación demorada elevando al 4 por ciento el incentivo que el trabajador recibe por cada año que retrase su retiro y concediendo una serie de beneficios a las empresas que mantengan a estos trabajadores.

2022

  • En el segundo semestre, se prevé que esté aprobado el nuevo sistema de cotización de los autónomos según sus ingresos reales, así como tener articulado el nuevo fondo público de pensiones que incentivará fiscalmente a los planes de empresa frente a los individuales.
  • En el último trimestre, se revisará el cómputo para calcular la pensión. Se tratará de que, aunque se amplíe el cómputo, el trabajador pueda descartar los peores años de cotización.
  • Se incluye la eliminación del factor de sostenibilidad de las pensiones, que será sustituido por un mecanismo de «equidad intergeneracional» vinculado con la evolución de la demografía y el equilibrio entre la población ocupada y la pensionista, que podría suponer un aumento de la edad de jubilación y un recorte en la pensión de los nuevos jubilados.

Ante este escenario tan pesimista, conviene contar con un respaldo económico para afrontar con holgura el retiro laboral, como los Planes de Pensiones MAPFRE, una forma de ahorro segura que se adapta a los cambios que precises en cada momento.

Puedes estimar la cuantía de tu futura pensión con el simulador de MAPFRE:

CALCULA TU PRECIO

 

MAPFRE