3 creencias falsas sobre los fondos de inversión

///3 creencias falsas sobre los fondos de inversión

3 creencias falsas sobre los fondos de inversión

Es posible que en algún momento nos veamos con unos ahorrillos a los que estemos deliberando dar rentabilidad, pero, aunque la idea sobrevuela nuestra cabeza, pocas son las veces que pasamos a la acción debido a multitud de mitos y […]

Es posible que en algún momento nos veamos con unos ahorrillos a los que estemos deliberando dar rentabilidad, pero, aunque la idea sobrevuela nuestra cabeza, pocas son las veces que pasamos a la acción debido a multitud de mitos y falsas creencias que tiene su origen en nuestro desconocimiento.   Existe una gran mitología alrededor de los fondos de inversión, aunque la mayoría de las leyendas no tienen un fundamento real y los “fondos de aversión” son, en verdad, producto de falsas creencias basadas en el desconocimiento sobre los depósitos. Si estás dándole vueltas a la idea de invertir, no está de más que conozcas las falacias más extendidas sobre la materia para que así analices si tus miedos o tus reticencias en realidad tienen por origen algo que no es real.  

  1. No son para todo el mundo

Es más que probable que consideres que eso de invertir y sacarle rédito al dinero es más propio de magnates, especuladores y lobos de Wall Street que de gente corriente, pero lo cierto es que no puede haber nada más alejado de la realidad. Parte de esta falsa creencia reside en la inmediata asociación de fondos de inversión con grandes cantidades de dinero disponibles, pero hay productos en los que se puede utilizar cualquier cifra: con aportaciones periódicas de 10 euros, podrás empezar a hacer tus pequeños pinitos en el mundo de las inversiones.   Además, muchas personas suelen creer que para realizar inversiones hay que ser un verdadero experto de las finanzas y tener una posición privilegiada con información confidencial de los mercados y, si bien saber de la materia nunca viene mal, hay productos específicos para contratar el asesoramiento y la asistencia de gestores que puedan hacer el trabajo por ti.

  1. Una vez invertido, no puedo recuperarlo si lo necesito

Afortunadamente, esta afirmación es falsa. Los fondos de inversión tienen absoluta liquidez, por lo que podremos disponer de la conversión en efectivo de nuestras participaciones en cualquier punto de la inversión, de acuerdo al valor de los activos en cartera realizada por la sociedad gestora. Eso sí, tenemos que contar con el tiempo prudencial de un par de días para que la gestora realice el proceso, reciba el importe de la participación e ingrese el dinero en tu cuenta bancaria.   La falsa creencia de que el dinero de los fondos de inversión no se puede tocar una vez comenzado el depósito puede venir de su constante confusión con los planes de pensiones. Estos últimos son productos que, si bien cuentan con la idea de ahorro en común, se diferencian de los fondos de inversión en que los planes no cuentan con liquidez: al fin y al cabo se trata de guardar dinero para nuestra jubilación, así que no tendría mucho sentido estar continuamente retirando cantidades de él.  

  1. Con un banco conocido, mejor

Lo de fiarnos de una gran marca para comprar sus productos lo hacemos con muchos artículos: desde la leche hasta el televisor, solemos confiar más en grandes franquicias. Lo mismo ocurre con los fondos de inversión, y es probable que prefiramos “entregarle” nuestro dinero al banco de confianza porque así nos sentimos más seguros. Esto puede cerrarnos varias puertas, ya que limitaría en mucho el tipo de productos que podamos contratar que cumplan este requisito.   Para evitar malas prácticas y facilitar el fair play de las inversiones, todos los fondos están, por ley, administrados por una sociedad gestora que, a su vez, tiene que estar bajo la absoluta supervisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores: esto hace que todas, a priori, sean igual de fiables en cuanto a buen hacer. No obstante, la seguridad no es proporcional al volumen empresarial del banco o gestora con el que lo contratamos, sino que la confianza viene dada por el tipo de activos en los que invertimos.   Estos son algunos de los mitos que hay que derribar si queremos dar el salto a un fondo de inversiones y lanzarnos al mundo de sacarle rentabilidad a nuestros ahorros. Recuerda que contar con un asesoramiento adecuado puede convertir tu andadura por las inversiones en una experiencia agradable: para ello, los Planes de Previsión Asegurados son una opción para que todo el mundo encuentre su producto de ahorro adecuado con las máximas garantías.

2018-07-02T13:38:23+02:0029 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.