Aumentan las familias con 3 hijos ¿boom de la natalidad?

///Aumentan las familias con 3 hijos ¿boom de la natalidad?

Aumentan las familias con 3 hijos ¿boom de la natalidad?

Que cada vez hay más familias que apuestan por tener tres hijos es un espejismo. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística reflejan una realidad bien distinta, y es que la natalidad ha caído en más de un seis […]

Que cada vez hay más familias que apuestan por tener tres hijos es un espejismo. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística reflejan una realidad bien distinta, y es que la natalidad ha caído en más de un seis por ciento.

Es cierto que muchas familias de famosos que aparecen en los medios de comunicación parece que se han puesto de acuerdo para tener más niños que el resto de los mortales. Muchos matrimonios de artistas, futbolistas, cantantes, deportistas, etc., han apostado por el carnet de familia numerosa animados, tal vez, por su saneada economía y por poder gozar de una libertad que proporcionan unas ocupaciones con horarios muy dúctiles.

Como la vida de estos personajes aparece con profusión en la prensa rosa, puede dar la impresión a primera vista de que nos encontramos inmersos en un boom de la natalidad.

 

Nada más lejos de la realidad. Los fríos datos de Instituto Nacional de Estadística (INE) nos despiertan de esa alucinación. Desde 2008 –que fue el año de máxima natalidad en treinta años con 519.779 nacimientos–  hasta ahora, el número de nacimientos se ha reducido un 21,4 por ciento. Según datos definitivos de 2016, nacieron en España 408.384 niños, lo que supone 11.906 menos que el año anterior (2,8 por ciento menos).

Estos datos podrían haber sido peores de no ser por las madres inmigrantes, ya que de esos nacimientos, 75.220 fueron suyos, lo que supone el 18,4 por ciento del total, un 0,5 por ciento más que el año anterior.

Las comunidades autónomas que presentan peores resultados en cuanto a natalidad son, por este orden: Castilla-León, Aragón, Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid.

Pero es que los datos provisionales referentes al primer semestre de este año, que acaba de publicar el INE, son aún peores. La natalidad ha caído un 6,27 por ciento respecto al mismo período de 2016. También ahora son las madres extranjeras las que mitigan un poco el descenso, ya que a pesar de haber disminuido su natalidad (4,05 por ciento), ha sido en menor proporción que la de las madres españolas, que ha caído el 6,76 por ciento.

De boom de la natalidad nada de nada. La realidad es muy al contrario. Las mujeres españolas tienen cada vez menos hijos, su tasa de fecundidad está en 1,32 hijos por mujer, lejos de los 2,1 que garantizaría el reemplazo poblacional.

Es cierto también que existen muchas familias valientes, generosas, que no dudan en traer al mundo no a tres sino a muchos más hijos, que ayudan a atenuar –aunque no sea suficiente- la baja natalidad de otras muchas que no quieren o no pueden cumplir ni siquiera con la tasa de reposición. Pero no se puede hablar por ello de boom.

Invertir la tendencia a la baja

    Es imperiosamente necesario invertir esta tendencia causante del envejecimiento de la población con las consecuencias tan graves que acarrea, como es la posible quiebra del sistema de pensiones tal como lo conocemos ahora.

    La forma de hacerlo es lograr un sistema laboral más estable y aplicar generosas políticas de familia y para ello, se necesita voluntad política. Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Política Familiar, decía al respecto que hay que tener mayor sensibilidad hacia la institución familiar, hacia las funciones sociales que cumple y hacia los problemas que padece, convirtiendo a la familia en una prioridad política.

    Todo esto pasa por incrementar la ayuda directa por hijos a cargo, como ocurre en el resto de Europa, aunque no es solamente esto. Es necesario tomar, además,  una serie de medidas de índole cultural, legislativa, social, etc., que también influyen directa o indirectamente.

    Algunas cosas ya están cambiando. Sin ir más lejos, hasta hace poco el número de hijos no influía en la pensión económica a percibir por una mujer. Pero desde 2016, este dato se ha convertido en un factor clave a la hora de disfrutar de un complemento económico adicional. Además, si buscas un apoyo económico que te aporte tranquilidad, los Planes de Pensiones MAPFRE te ayudarán a vivir plenamente y sin preocupaciones en esta nueva etapa de tu vida.

    España, por su potencial económico, no puede ser la última de la Unión Europea en cuanto a las ayudas y protección a la familia, a la que destina el 1,3 por ciento de su PIB frente al 2,2 por ciento que dedican los demás miembros. La ayuda directa por hijo a cargo en España alcanza los 24 euros al mes, a la que ni siquiera puede acceder el noventa por ciento de las familias españolas por los límites de ingresos impuestos.

    Esta cuantía supone una cuarta parte de la que destina de media la Unión Europea para este mismo fin, según datos del Instituto de Política Familiar.

    2019-06-10T12:31:16+02:0028 diciembre, 2017|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.