El 5G traerá novedades en nuestro día a día

///El 5G traerá novedades en nuestro día a día

El 5G traerá novedades en nuestro día a día

La nueva tecnología de conectividad Wireless sustituirá al 4G y cambiará la forma en la que nos conectamos con el entorno. Será el catalizador del llamado Internet de las Cosas (IoT) y de iniciativas como el vehículo conectado. El consumo de datos podría multiplicarse por cinco en 2020.

El mundo ya es digital y el avance de su transformación es imparable. Los profundos cambios que están viviendo las economías desarrolladas, junto al progreso tecnológico, son los dos principales factores que provocarán que el consumo de datos por usuario se multiplique por entre cuatro y cinco veces en 2020. Todo esto tendrá un catalizador directo con la tecnología 5G, que relevará al 4G como nuevo estándar de conectividad Wireless y a través de fibra. Además, acelerará el desarrollo de todo el universo del Internet de las Cosas (Internet of Things o IoT) y el futuro de sectores como el automovilístico, con iniciativas como los vehículos conectados.

El despliegue del 5G no repercutirá sólo en el aumento de la velocidad de internet y de las conexiones móviles. Su impacto es muchísimo más amplio, e implica un cambio de paradigma que acelerará la transformación digital y la forma en la que nos conectamos con el entorno que nos rodea. La nueva tecnología supondrá un espaldarazo decisivo a proyectos innovadores y con capacidad para cambiar estilos de vida, de consumo y de hacer negocios. Pocas iniciativas han tenido un carácter tan disruptivo en los últimos años como la que empezará a implementarse, previsiblemente, a partir de 2020.

Este incremento en el volumen de datos compartidos vendrá de la mano de un alza en el número de dispositivos conectados entre sí. El fenómeno del IoT es el que está provocando en parte este auge. Las últimas previsiones de la consultora IDC, recogidas en su estudio Global Datasphere, indican que la proliferación de los dispositivos conectados disparará el volumen global de datos hasta los 79,4 Zettabytes (ZB, equivalente a 1021 bytes) en 2025.

Los cables darán paso a los dispositivos inalámbricos

https://www.pexels.com/es-es/foto/356056/

El informe de IDC pronostica, además, que dentro de seis años habrá 41.600 millones de dispositivos IoT conectados a la red. Para el próximo año 2020, la consultora Gartner pronostica que la cifra superará los 20.000 millones.

Coches que “hablan” con las infraestructuras

El sector automovilístico inició hace unos años un camino de no retorno hacia el completo desarrollo e implementación del coche conectado y autónomo. Este vehículo interactúa tanto con el conductor como con la infraestructura y el resto de los automóviles, y emite y recibe datos que mejoran la movilidad. En un futuro cada vez más cercano, la tecnología 5G acelerará la estandarización de estos vehículos, dotándoles de conectividad necesaria para transmitir el ingente volumen de datos que compartirán con su entorno.

Estos coches coparán el transporte de personas en pueblos y ciudades (smart cities) y en carreteras y autopistas (smart roads). De esta forma, el concepto de “conectividad inteligente” generado en el ámbito de las telecomunicaciones -y que fue el lema del pasado Mobile World Congress de Barcelona- extiende su influencia hacia el ámbito de la industria y las infraestructuras.

Infraestructuras compartidas para llevar la conectividad a zonas rurales

Todo este creciente desarrollo tecnológico requiere de una infraestructura adecuada para guiarlo. Actualmente, los operadores de telecomunicaciones gestionan y mantienen sus propias torres, pero las inversiones necesarias para desplegar la tecnología 5G van a provocar un cambio radical.

La externalización de las infraestructuras de red inalámbrica a compañías independientes de torres de telecomunicaciones es una tendencia creciente en Europa. Sus beneficios económicos, en el marco del despliegue y la consolidación de la tecnología 5G, prometen ser muy importantes para las compañías de red móvil. Además, el modelo de “host” compartido para todos los operadores permitirá llevar con mayor rapidez los beneficios del nuevo modelo de conectividad a las zonas rurales.

La especialización de este tipo de empresas, especialmente en el modelo de host” neutral, que es capaz de dar servicios de conectividad a todos los operadores, reduce los costes y acelera el despliegue de infraestructuras. El estudio de EY destaca que la gestión de las torres por parte de compañías especializadas es un 46% más eficiente, lo que permitirá llevar la mejora de las redes a áreas rurales con mayor antelación.

De producirse una externalización del 50 por ciento de las torres de telecomunicaciones a las empresas especializadas, las “telecos” europeas dispondrían, según el informe, de cerca de 28.000 millones de euros para reinvertirlos en sus redes. Entre las áreas de negocio más beneficiadas destacan, además de la tecnología 5G, todos los servicios vinculados a la fibra óptica.

2019-07-24T12:35:35+02:0016 julio, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.