///Características de las ciudades del futuro

Características de las ciudades del futuro

4 minutos | Conectividad, sostenibilidad, eficiencia y ecología son los cuatro conceptos que marcarán principalmente la evolución de las ciudades del futuro. Así tendrán que adaptar sus infraestructuras este tipo de urbes.

Las ciudades del futuro estarán marcadas, previsiblemente, por conceptos tan globales y de carácter tan disruptivo como son la conectividad, la eficiencia, la sostenibilidad o la ecología. Los principales retos de estas urbes futuristas (también denominadas como “Smart cities” o ciudades inteligentes) residen en su capacidad para soportar la avalancha de información, ya que todo está cada vez más conectado. En la denominada como Cuarta Revolución Industrial -vinculada a la tecnología y a la “dictadura del dato”- todo este desarrollo debe ser, además, sostenible y no generar impacto en el medio ambiente.

Según se desprende de las conclusiones de la última edición del Smart City Expo World Congress, todos los actores que forman parte del escenario urbano tendrán que adaptarse a un entorno en el que el intercambio de información será constante. Con una previsión de demanda de datos tan elevada, que promete multiplicar hasta por cinco la actual, el reto pasa por dotar a los entornos urbanos de infraestructuras que logren una gestión eficiente y faciliten el tráfico de datos compartidos entre dispositivos.

En este sentido, los proyectos embrionarios de lo que serán las ciudades del futuro están mostrando algunas de las novedades que tendrán las grandes urbes en los próximos años. Tendencias como las energías renovables, los materiales de origen biológico y los grandes espacios verdes -como los parques de ciudades como Nueva York (Central Park) o Madrid (Retiro)- serán grandes protagonistas.

Edificios que generan más energía de la que consumen

Los edificios de las “Smart cities” deberán diseñarse y construirse con el objetivo de ganar eficiencia, confort y flexibilidad. Las ciudades del futuro contarán con inmuebles más altos que, por ejemplo, cuentan con sistemas de purificación del aire y que generan más energía de la que consumen. Y todos estarán, previsiblemente, plagados de sensores para maximizar la sostenibilidad y el bienestar de sus ocupantes. Además, iniciativas como el co-living (casa compartida) o el co-working (espacios de trabajo compartidos) ganan peso en el sector inmobiliario.

Estamos viendo coches eléctricos -con emisiones cero de CO2– que interactúan con las infraestructuras en los diferentes planes para las Smart Cities. Estos vehículos comparten información con los dispositivos de seguridad de las ciudades, avisan al conductor de posibles contratiempos en su ruta y permiten prever conflictos de tráfico con antelación.

Las distintas iniciativas de vehículo conectado o autónomo se extenderán previsiblemente en los entornos urbanos en los próximos años. Y, en la misma línea de los cambios en la movilidad, las ciudades del futuro previsiblemente contarán con sistemas más eficaces de transporte público. Esta modalidad reduce las emisiones de residuos a la atmósfera y mejora la calidad del aire de las ciudades.

Así, el veto al vehículo privado en las zonas urbanas es una realidad en Europa, que ya hemos podido comprobar en ciudades como Madrid, con su apuesta por mejorar la calidad del aire en zonas céntricas (Madrid Central).

IoT en las infraestructuras y los servicios urbanos

Ciudad de noche

https://bit.ly/2KED5rA

El impacto “Smart” en el ámbito de las ciudades se extiende también a aspectos como la iluminación, la gestión del agua, los residuos, el aparcamiento, la gestión del tráfico o la seguridad. Prácticamente no hay área de servicio municipal cuya gestión no pueda ser mejorada con soluciones Smart e IoT. Reducen el consumo energético, miden variables como la calidad del aire y facilitan una gestión eficiente de los recursos.

Las compañías vinculadas al mundo “Smart” proponen, por ejemplo, la instalación de nuevas farolas equipadas con sensores, que encienden el alumbrado público cuando se detecta la presencia de ciudadanos. Esto permite racionalizar la electricidad consumida y asignar recursos a aquellas zonas en las que son más necesarios. De la misma forma, áreas como la del saneamiento también permiten, mediante la tecnología, una monitorización real del consumo y de la calidad del agua.

La gestión de la recogida de basuras, asimismo, también cuenta con un aliado poderoso en la tecnología. Los ayuntamientos tendrán información suficiente para saber si determinadas zonas generan menos residuos, por lo que podrán destinar el ritmo y la asignación de las diferentes rutas de recogida en función de las necesidades.

Todo lo anterior tendrá un catalizador directo cuando se produzca definitivamente la implantación de la tecnología 5G. Esta reducirá los tiempos de latencia e incrementará los ya abultados niveles de demandas de conectividad y compartición de datos en las Smart Cities. En este contexto de innovación y desarrollo urbano continuo, que se verá espoleado, según las previsiones, a partir de 2020, es esencial no sólo que las ciudades sean capaces de implementar las nuevas tecnologías y la transformación digital, sino también que los ciudadanos venzan su resistencia al cambio y vean la innovación como un aliado en sus vidas.

La Smart City más tecnológica, eficiente y sostenible del mundo no rendirá al máximo si los ciudadanos no conocen las principales ventajas que ofrece para su día a día. La apuesta por la formación debe ir, por tanto, de la mano del crecimiento y el desarrollo de las ciudades del futuro.

2020-05-27T17:07:23+02:0013 agosto, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.