Cómo elegir la forma jurídica de la empresa

///Cómo elegir la forma jurídica de la empresa

Cómo elegir la forma jurídica de la empresa

Elegir la forma jurídica de la empresa es una de las primeras decisiones a las que deberás enfrentarte si decides emprender un nuevo negocio. En España las formas más comunes están reguladas por ley tienen una serie de requisitos propios para poder inscribir a tu empresa como tal.

La mayoría del entramado empresarial español está compuesto por PYMES por lo que cada vez más emprendedores se animan a crear sus propios negocios. A la hora de embarcarte en nuevos proyectos y crear tu propia compañía debes plantearte una serie de cuestiones previas como la de elegir la forma jurídica de la empresa, la actividad que vas a desarrollar, el capital social con el que contarás y los socios que formarán parte de ella.

Formas jurídicas de una empresa

En España contamos con varios tipos de empresas dependiendo de su forma jurídica. Estas pueden estar conformadas por una o varias personas y sus obligaciones y características serán distintas.

Autónomos

En esta categoría se engloban aquellos trabajadores que trabajan por cuenta propia y ellos son los únicos encargados de realizar su actividad y gestionar los beneficios de la empresa que han creado. Esta forma, será ideal si tus beneficios anuales no superan los 60.000 euros brutos.

Las ventajas de este tipo de régimen es que contarás con bonificaciones para darte de alta como la tarifa plana en la cuota de autónomos de la Seguridad Social. No tendrás que presentar el Impuesto de Sociedades y solo tributarás por tu IRPF, que también estará reducido durante los dos primeros años de actividad.

Como contras, este tipo de régimen tiene una responsabilidad muy limitada con respecto a las deudas que pueda generar la empresa y deberá ser el propio trabajador por cuenta propia el que se haga cargo de ella a través de sus bienes personales.

Comunidad de bienes

    Para poder llevarla a cabo deben existir al menos dos socios, entre ellos se establece un contrato en el que se detalla la participación y el porcentaje que tendrá cada uno de ellos en las pérdidas y ganancias que se generen en dicha comunidad. No es necesario aportar un mínimo de capital social para constituirlas y no deberán tributar por el Impuesto de Sociedades. Al igual que los trabajadores autónomos, los socios de una comunidad de bienes deberán presentar su IRPF, pero lo harán de forma individual.

    Si la comunidad cuenta con deudas, los socios deberán hacerles frente con sus bienes personales para poder saldarlas, por lo tanto su responsabilidad es ilimitada y solidaria.

    Sociedad Limitada

    Es una sociedad sencilla de crear y que es recomendable para aquellas empresas que tienen unos beneficios anuales superiores a los 60.000 euros brutos. También deberá elegirse como forma jurídica la de Sociedad Limitada cuando la empresa tenga previsto realizar grandes inversiones o necesite endeudarse con entidades de crédito. Este tipo de sociedades son mercantiles y tienen unos trámites e creación sencillos, por lo que son las más comunes en España.

    Existe la opción de crearla con tan solo un socio y recibirá el nombre de Sociedad Limitada Unipersonal (S.L.U). Para poder ponerla en marcha será necesaria la aportación de un capital mínimo que debe ser superior a los 3.000 euros. Este puede estar formado tanto por aportaciones no dinerarias como dinerarias que alcancen este valor.

    Entre sus obligaciones está la de liquidar el Impuesto de Sociedades y las deudas adquiridas por la empresa serán con una responsabilidad limitada que será repartida de manera solidaria entre los socios. Es decir, todos se harán responsables de la deuda a partes iguales.

    Sociedad Anónima

    personas celebrando los resultados de una empresa

    Para constituirse necesita un solo accionista y será la forma ideal si lo que se quiere es que se incorporen a la misma multitud de socios que aporten capital social a la empresa. Este será de un mínimo de 60.000 euros, de ahí que necesite a más personas para poder constituirse.

    Tienen una responsabilidad limitada sobre el capital que se ha aportado por cada uno de los socios y deberá pagar el Impuesto de Sociedades.

    Cómo elegir la forma jurídica de la empresa
    4 (80%) 1 vote
    2019-06-24T09:01:54+02:0011 enero, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS SOBRE LA VIDA HUMANA, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Cómo elegir la forma jurídica de la empresa
    4 (80%) 1 vote
    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar