Cómo elegir el régimen económico matrimonial si eres autónomo

///Cómo elegir el régimen económico matrimonial si eres autónomo

Cómo elegir el régimen económico matrimonial si eres autónomo

El régimen económico matrimonial define cómo se van a gestionar las ganancias y propiedades de cada uno de los miembros de una pareja mientras dure su matrimonio. Se debe consensuar por ambas partes.

Preparar una boda conlleva multitud de responsabilidades y tareas que pueden poner a prueba incluso al más tranquilo. Hay que tomar varias decisiones antes de celebrar el matrimonio y definir el régimen económico matrimonial antes de la celebración del enlace.

Seguro que en las películas americanas has visto cientos de parejas que realizan contratos prematrimoniales por los que blindan sus propiedades con respecto a su nuevo cónyuge o los bienes obtenidos por cada uno de ellos una vez que ya se han convertido en matrimonio.

En el caso de España no existen esto contratos prematrimoniales, pero el régimen económico matrimonial debe fijarse por ambos cónyuges antes de la celebración de la boda. Este régimen define de quién serán los bienes y ganancias del matrimonio si este finaliza por medio de un divorcio o por la muerte de alguno de los dos participantes. Para fijarlo se acude a las herramientas provistas en el código civil con las llamadas Capitulaciones Matrimoniales.

Aunque suena a documento de la Edad Media, se trata de un mecanismo y acuerdo por parte de los dos contrayentes para evitar posibles problemas en el futuro en cuanto a deudas contraídas por uno de los dos cónyuges o, como hemos indicado anteriormente, de una finalización del matrimonio.

Se trata de un acuerdo consensuado en el que se elegirá el régimen de los bienes gananciales del matrimonio y otros aspectos como la custodia de los posibles descendientes ante un caso de divorcio. Por ello es muy importante tener claro este punto antes de dar el paso.

En la actualidad nuestro Código Civil recoge dos formas distintas de régimen económico matrimonial: las sociedades gananciales y la separación de bienes. Debes llegar a un acuerdo con tu pareja para evaluar cuál de ellos os conviene más a los dos.

Sociedades gananciales

Se trata del régimen económico más habitual en España. En algunas comunidades autónomas, este se establece por defecto. Si los contrayentes quieren aplicar el régimen de separación de bienes deberán indicarlo para poder llevarlo a cabo.

En este régimen los bienes y propiedades que se adquieran después de la celebración del matrimonio, y mientras este dure, pertenecerán a los dos cónyuges por igual. Ambos tienen derecho a lo mismo independientemente de los ingresos de cada uno o de las aportaciones económicas realizadas individualmente para la adquisición de una vivienda o un coche, por ejemplo.

En el caso de una separación del matrimonio o el fallecimiento de uno de los cónyuges los bienes y propiedades adquiridos durante el periodo en el que han estado casados se dividen a partes iguales entre los dos, sin importar quién de los dos haya aportado más o menos cantidad de dinero. Esto no afecta a los bienes privativos, es decir, aquellos que cada uno de ellos hubiese adquirido antes de la celebración del matrimonio.

Manos de unos novios entrelazadas con sus alianzas

Separación de bienes

Este régimen debe especificarse correctamente en la celebración de las Capitulaciones Matrimoniales. Como su nombre indica se realiza una separación, es decir, cada uno de los cónyuges es dueño de sus bienes y sus propiedades de manera individual. Si estos adquieren una vivienda durante la duración del matrimonio y solo la paga uno de los cónyuges, esta le pertenece aunque viva en ella con su pareja. Por lo general, ante esta situación ambos suelen aportar el 50 por ciento del valor total del inmueble para evitar problemas en el futuro.

Ante una separación, cada uno de los miembros de la pareja recuperará los bienes y propiedades que haya obtenido durante el tiempo que haya durado el matrimonio. En el caso de que alguna de las propiedades no estuviese correctamente definida y no quedase claro de quién de los dos es, esta se dividiría a partes iguales para ambos.

Al igual que en el caso anterior, este régimen no afecta a los bienes privativos obtenidos por cada uno de ellos antes de la realización del matrimonio.

Soy autónomo ¿qué pasa si me divorcio?

Un autónomo conforma su propia empresa, por lo que a la hora de liquidar el régimen económico matrimonial debe tener en cuanta en cuál de ellos se encuentra, si la empresa es solo suya o se trata de una empresa familiar conformada también por su pareja.

    Cuando el autónomo adquiere una deuda debe responder ante ella con sus bienes. Si este se encuentra en un régimen de sociedades gananciales, la deuda se hará frente con el dinero y propiedades adquiridas por ambos durante la duración del matrimonio. Así mismo, si se produce una separación, las deudas derivadas del negocio también le corresponderán al cónyuge.

    Las deudas afectarían tan solo a los bienes comunes de ambos, no a los bienes privativos de cada uno de ellos.

    En el caso de existir separación de bienes entre ellos, hay que comprobar de quién de los dos es la empresa. En el caso de ser de uno solo de ellos, el empresario será el responsable de sus deudas con sus bienes y propiedades. Él tiene toda la responsabilidad frente a su empresa.

    En el caso de que la empresa sea de ambos y exista separación de bienes, las deudas y beneficios de la empresa se repartirán entre los dos miembros de la pareja según haya sido su participación en dicha empresa. Es decir, cada uno de ellos se hace responsable de la parte que le corresponde como empresario.

    Por ello, el régimen que más puede convenir a un autónomo es el de separación de bienes, de esta manera evita que su cónyuge cargue con las responsabilidades obtenidas por él durante la duración del matrimonio.

    Elegir un régimen económico matrimonial u otro depende de la pareja y requiere de consenso. Deberán valorar qué ingresos tiene cada uno de ellos y cómo los quieren gestionar de cara al futuro. Para evitar problemas tras la separación, sea cual sea el régimen y contar con ahorros para emprender una nueva vida, una opción es la contratación de los Planes de Pensiones MAPFRE que te aseguran un colchón de dinero que tendrás disponible cuando lo necesites ya que tienen carácter privativo.
    [/read]

    Cómo elegir el régimen económico matrimonial si eres autónomo
    Valora este artículo
    2019-06-11T12:47:31+02:0023 julio, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Cómo elegir el régimen económico matrimonial si eres autónomo
    Valora este artículo
    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar