3 minutos | Lo más recomendable es contar con un experto que nos ayude a sacar el mejor partido a nuestra inversión. Si este no es el caso, es necesario estudiar bien la estrategia, ya que este tipo de inversiones pueden dar muy […]

Lo más recomendable es contar con un experto que nos ayude a sacar el mejor partido a nuestra inversión. Si este no es el caso, es necesario estudiar bien la estrategia, ya que este tipo de inversiones pueden dar muy buenos resultados, pero también implican un riesgo más elevado. Te damos algunas claves para sacar el máximo partido a algunas inversiones a corto plazo.

Acciones, futuros, divisas de forex… conviene conocer a fondo cada una de las posibilidades de inversión a corto plazo presentes en el mercado. Para los que quieran realizar inversiones a corto plazo más seguras, aunque con menor beneficio, los bonos del tesoro o los fondos de mercado son una buena opción intermedia.

Algunas consideraciones para sacar provecho a las inversiones

  • Conviene elegir en qué tiempo de inversión nos sentimos más cómodos a la hora de actuar. Nunca hay que olvidar que cuanto menor es el periodo de tiempo, se esperan beneficios en un periodo menor pero también hay más riesgo.
  • En este sentido, también tenemos que plantearnos cuál es el riesgo que estamos dispuestos a asumir: si se necesita dinero, lo más recomendable es apostar por opciones de bajo riesgo.
  • Conocer dónde se está actuando. Saber en todo momento qué es lo que se va a realizar, ya que hay que tomar una gran cantidad de decisiones. El apoyo de un asesor nunca está de más en este sentido.
  • Aunque invertir en crisis pueda parecer un disparate a priori, si se realizan los análisis e inversiones correctas ajustadas a las tendencias del mercado, se puede aprovechar la volatilidad del momento.

Resumiendo: para sacar el máximo provecho a las inversiones a corto plazo es necesario saber elegir bien el lugar, el tiempo y el riesgo que se va asumir siempre con conocimientos de la inversión que se va a realizar.

El short selling
Se trata de una de las formas para de aprovechar las caídas, es decir los movimientos a la baja pueden utilizarse desde futuros hasta opciones, pasando por varios tipos de activos que en esencia participan de esas depreciaciones del activo de referencia. En líneas generales, viene a referirse a la idea de vender caro para comprar barato: ganar cuando un título cae.

Así, por ejemplo, si pensamos que una acción determinada va a experimentar caídas, se puede aprovechar ese análisis y ganar si el título cae. La idea es que alguien me lo preste a cambio de una comisión o tipo de interés. De este modo, el título aparecería en nuestros activos y podríamos venderlo, sin olvidar que con ello obtenemos el título pero también el deber de devolverlo.

Si no tienes claro el producto preciso, recuerda que MAPFRE dispone de una amplia gama de Fondos de Inversión que se ajustan a la perfección al perfil de riesgo y al plazo que necesite cada persona: cualquier ahorrador, desde pequeñas cantidades, puede beneficiarse de ventajas similares a las que tendría un gran inversor o un inversor  institucional con una atractiva rentabilidad. Y es que MAPFRE en disponemos de un producto diseñado para cada necesidad: desde Planes de Pensiones con los que proteger el momento de la jubilación, hasta Seguros de Ahorro o Rentas, entre otros.