Condiciones para pedir un préstamo hipotecario

///Condiciones para pedir un préstamo hipotecario

Condiciones para pedir un préstamo hipotecario

Si vas a comprar una casa, seguramente te hayas hecho una pregunta: ¿qué necesito para pedir un préstamo hipotecario? A continuación, te contamos los requisitos exigidos, la documentación que debes aportar y todo lo que debes saber.

A la hora de comprar una casa, no hay más remedio –salvo que se tenga una gran fortuna- que solicitar un préstamo hipotecario para hacer frente a ese gasto tan importante, el mayor –probablemente- que vaya a hacer una persona en su vida. Si ese es tu caso, seguramente te hayas hecho una pregunta: ¿qué necesito para pedir un préstamo?

Los bancos exigen una serie de requisitos para pedir un préstamo hipotecario que son comunes a todos ellos, aunque pueden existir algunas variables. Es imprescindible conocer cuáles son esos requisitos para saber si podemos cumplir con ellos, ya que, en caso contrario, resultaría bastante difícil conseguir el préstamo, porque los bancos actualmente son muy exigentes sobre el particular.

La formalización de un préstamo hipotecario es un proceso complejo y largo que está fuera del alcance de muchas personas que ignoran hasta los documentos que hay que presentar en el banco. Aportar toda la documentación necesaria –bien presentada y actualizada- a la hora de solicitar un préstamo hipotecario demuestra ser persona diligente, preparada y formal a los ojos de la entidad financiera, y proporciona ciertas ventajas que incrementarán las posibilidades de obtener el crédito.

Qué necesito para pedir un préstamo

Recopilar información y comparar

Para pedir un préstamo y poder elegir la mejor oferta de financiación según las necesidades y posibilidades del solicitante, lo primero que se necesita es información. Esto requiere dedicar un tiempo para recopilar información y estudiar minuciosamente todas las alternativas y posibilidades que ofrece el mercado y compararlas entre sí.

Puede hacerse a través de la Tasa Anual Equivalente (TAE), el tipo de interés que indica el coste efectivo de un préstamo durante un periodo determinado. Se calcula teniendo en cuenta  el tipo de interés, la frecuencia de los pagos, las comisiones y otros  gastos. Permite comparar el coste efectivo de un mismo producto entre distintas ofertas.

Tener capacidad de pago

Uno de los factores más importantes a la hora de solicitar un préstamo hipotecario es conocer la capacidad de pago o de endeudamiento de la persona o familia que solicita el préstamo. Consiste en un indicador que permite conocer cuál es el capital máximo por el que el solicitante se puede endeudar sin poner en riesgo su integridad financiera. Resulta fundamental para analizar el riesgo y, consecuentemente, definitivo para la aprobación o denegación del préstamo.

Según los expertos, este límite debe estar entre el 35 y el 40 por ciento de los ingresos mensuales netos. Se calcula restando de todos los ingresos que se obtengan (nómina, intereses de depósitos, ingresos extras, etc.) los gastos fijos (hipoteca, alquiler, préstamos personales, facturas de suministros, compras a plazo, etc.) multiplicando el resultado por 0,35.

Junto a la capacidad de generar recursos por parte del solicitante y para prevenir situaciones de impago, los bancos valoran además otros factores, como edad y estado civil, número de miembros de la familia, profesión, tipo y antigüedad del contrato laboral, comportamiento con la entidad, etc.

Manos con un saco con el símbolo del dólar y manos con una casa

Disponer de suficientes ahorros

Asimismo, entre los requisitos para pedir un préstamo hipotecario hay uno que, en los tiempos actuales, es fundamental. Lo es tanto, que si no se cumple es casi imposible conseguir una hipoteca: tener ahorrada una cantidad de dinero suficiente para poder completar el porcentaje de la compraventa que no cubre la hipoteca.

    Actualmente, es casi imposible que un banco aporte el 100 por cien de la compraventa, ni siquiera con avalistas u otras garantías inmobiliarias. Lo usual es que el banco ofrezca financiar el 80 por ciento del valor de tasación de la vivienda o del precio de la compraventa, normalmente el más bajo de los dos.

    En esta tesitura, se hace necesario disponer de unos ahorros que completen el 20 por ciento que falta, más otro 15 por ciento aproximadamente para afrontar los gastos que conlleva la constitución de la hipoteca y los de la compraventa.

    Es decir, si no se dispone de ahorros por valor como mínimo de un 35 por ciento del importe de la operación, es muy difícil que la entidad bancaria confíe que el solicitante del préstamo pueda cumplir con sus obligaciones crediticias y, por lo tanto, salvo situaciones muy especiales, no concederá el préstamo.

    Pero pocas personas cuentan con una base de ahorro que les permita hacer frente a los gastos de formalización de la hipoteca. Por eso, para tener la posibilidad de conseguir un préstamo hipotecario, las que no disponen de ese dinero están recurriendo a un préstamo personal.

    Los requisitos que se necesitan para pedir un préstamo personal son menos estrictos y es más fácil de conseguir que si se tratara de uno hipotecario, pero es más caro y además el prestatario responde del pago del crédito con sus bienes presentes y futuros.

    Esta es, por tanto, una solución peligrosa, porque el endeudamiento será mayor y se corre el riesgo de sobrepasar ese índice que, como hemos dicho anteriormente, está en torno al 35 por ciento de los ingresos netos mensuales. Si se produce esa situación, al no ser asumible el endeudamiento el banco tampoco concedería el préstamo hipotecario.

    En definitiva, para solicitar un préstamo hipotecario no queda otra solución que ahorrar, porque aquellos tiempos de las hipotecas al 100 por cien han pasado a la historia. Para facilitarte el ahorro, MAPFRE pone a tu disposición sus Planes de Previsión Asegurados (PPA), que te ofrecen un complemento a tu jubilación cuando llegue el momento, con la posibilidad de disponer del ahorro acumulado anticipadamente y con ventajas fiscales muy beneficiosas

    Para profundizar más en el tema, puedes consultar la Guía de Acceso al Préstamo Hipotecario elaborada por el Banco de España.

    2019-06-19T14:47:22+02:005 noviembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.