La deuda de las administraciones públicas en el segundo trimestre de 2019 se situó en el 98,9 por ciento del PIB, según datos publicados por el Banco de España.

En términos interanuales, el saldo de deuda del conjunto de las administraciones públicas aumentó un 3,9 por ciento. La deuda de la administración central creció un 3,9 por ciento y la de las comunidades autónomas un 2,5, mientras que la de las corporaciones locales disminuyó un 10,7 por ciento.

La deuda de las administraciones públicas, según el Protocolo de Déficit Excesivo (PDE), alcanzó a finales de junio de 2019 un saldo de 1.211.000 millones de euros.

Utilizando el PIB nominal acumulado de los últimos cuatro trimestres, la ratio deuda/PIB se situó en el 98,9 por ciento en el segundo trimestre de 2019, algo superior al dato registrado el mismo trimestre de 2018.

La tasa de crecimiento del saldo de deuda fue del 3,9 por ciento en términos interanuales.

La mayor parte del endeudamiento es de la administración central, que terminó el segundo trimestre del año con 1.075.480 millones, lo que supone el 87,9 por ciento del PIB.

El gasto se dispara

Por lo que respecta a las comunidades autónomas, estas se han convertido en las mayores deudoras de la administración central. Lo que empezó siendo un mecanismo extraordinario de financiación se ha convertido en un trasvase de dinero de forma permanente para que las comunidades autónomas paguen su déficit estructural en condiciones privilegiadas.

Sin embargo, el gasto se ha vuelto a disparar porque la mayor parte de ese dinero no se ha utilizado para recortar el déficit, sino para sostener un gasto público creciente. Según declaraciones de Juan Velarde, economista y presidente de la Real Academia de Ciencias Políticas y Morales, al diario ABC, el gran problema de fondo es:

«La multiplicación de entes en unas administraciones que no han parado de engordar, a menudo solapándose con otras administraciones«.

Los datos del Banco de España reflejan que el gobierno central tiene ya el 60 por ciento del endeudamiento autonómico a través del Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas en donde están agrupadas actualmente las anteriores líneas de préstamos extraordinarios del Estado (el Plan de Pago a Proveedores, el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y el Fondo de Facilidad Financiera).

Deuda pública por comunidades

En el segundo trimestre de este año, el endeudamiento de las comunidades autónomas creció hasta los 300.587 millones de euros, el 24,6 del PIB, con un aumento del 2,5 por ciento interanual y del 1,2 trimestral.

 

Comunidades más endeudadas

En valores absolutos, las comunidades con mayor deuda y más de cinco dígitos en millones de euros son:

  • Cataluña (79.243)
  • Comunidad Valenciana (47.894)
  • Andalucía (36.356)
  • Madrid (34.584)
  • Castilla-La Mancha (14.998)
  • Castilla y León (12.708)
  • Galicia (11.685)
  • País Vasco (10.752)

Las cuatro primeras concentran dos tercios de toda la deuda de los gobiernos autonómicos.

Les siguen con cuatro dígitos:

  • Murcia (9.699)
  • Islas Baleares (9.364)
  • Aragón (8.467)
  • Canarias (6.)
  • Asturias (4.873)
  • Extremadura (4.970)
  • Navarra (3.475)
  • Cantabria (3.179)
  • La Rioja (1.717)

Comunidades más endeudadas en relación con el PIB

En porcentaje del PIB, las cinco comunidades más endeudadas en relación a su riqueza son:

  • Comunidad Valenciana, con un endeudamiento que supone el 42,2 por ciento.
  • Castilla-La Mancha, con el 35,3 por ciento.
  • Cataluña, con el 33,9 por ciento.
  • Murcia, con el 30,7 por ciento.
  • Islas Baleares, con el 29,4 por ciento.

Comunidades menos endeudadas en relación con el PIB

Las cinco comunidades que menor deuda tienen respecto al PIB son:

  • Canarias (14,2 por ciento)
  • País Vasco (14,3 por ciento)
  • Comunidad de Madrid (14,9 por ciento)
  • Navarra (16,7 por ciento)
  • Galicia (18,4 por ciento)

Comunidades con mayor subida o bajada de deuda

Respecto a las comunidades en las que más ha subido o bajado la deuda al finalizar el segundo trimestre de este año, Asturias -con el 8,51 por ciento- y Extremadura -con el 7,39 por ciento- son las comunidades en las que más ha subido la deuda.

Por el contrario, Navarra, con -7,16 por ciento, y Canarias, con -5,71, han disminuido la deuda en dichos porcentajes.