Diferencias entre cheques y transferencias bancarias : las modalidades de pago más extendidas

///Diferencias entre cheques y transferencias bancarias : las modalidades de pago más extendidas

Diferencias entre cheques y transferencias bancarias : las modalidades de pago más extendidas

Los cheques y las transferencias son las modalidades de pago más utilizadas en la actualidad. Cada una tiene sus características, ventajas e inconvenientes propios.

En la actualidad, existen muchas modalidades de pago con sus ventajas y sus inconvenientes. Algunas de las más utilizadas son los cheques y las transferencias. Ambas sirven para realizar pagos a entidades o personas, pero tienen sus particularidades.

¿Qué son los cheques?

Son documentos utilizados como medio de pago. La persona denominada librador o emisor, será el encargado de ordenar a un banco que realice el pago de la cantidad que se especifica en el mismo a al beneficiario que aparecerá en el cheque.

Tipos de cheques

Existen distintos tipos de cheques que podrás utilizar en función de las situaciones y dependiendo de tus necesidades concretas:

  1. Cheque personal: emitido a la cuenta corriente de una persona física o empresa. El titular de la cuenta dispondrá de un talonario de cheques para usar como medio de pago a otras personas o empresas. Uno de sus principales inconvenientes es que para ser cobrado es necesario que se dispongan de fondos suficientes, lo que se traduce que puede ocurrir que recibas un cheque y no puedas cobrarlo porque la persona que lo emitió no tenga dinero en la cuenta. Para evitar las comisiones, el beneficiario deberá cobrarlo en la entidad en la que el emisor tenga la cuenta. Además, como desventaja adicional, son fáciles de falsificar por terceras personas.
  2. Cheque conformado: en este caso desde la entidad bancaria se aseguran de que existen fondo en dicha cuenta y el cheque se pagará.
  3. Cheque bancario: el emisor del cheque es el banco por lo que no es necesario disponer de una cuenta corriente para realizar un pago.
  4. Cheque contra la cuenta del Banco de España: el emisor es el propio Banco de España por lo que tiene más garantías.

¿Quién puede cobrarlos?

persona rellenando un cheque

Los cheques pueden emitirse de distintas formas dependiendo quién sea el destinatario del mismo.

  1. Al portador: podrá cobrarlo cualquier persona que lo presente en la entidad bancaria. En caso de pérdida cualquiera puede hacerse con el dinero que se indica en dicho cheque.
  2. Nominativo: son más seguros, tan solo podrá cobrarlo la persona o empresa que figure en el apartado de beneficiario.
  3. Cheque cruzado: solo puede ser cobrado en una entidad bancaria. Cruzamos un cheque cuando dibujamos dos líneas diagonales paralelas en su anverso.
  4. Abonar en cuenta: si aparece esta expresión no podrás retirar ese dinero en efectivo. Será ingresado en una cuenta corriente que el beneficiario indique.

Qué es una transferencia bancaria

Mediante ella, una persona o entidad ordena a su banco que envíe con cargo en su cuenta una determinada cantidad de dinero a un beneficiario que puede ser una empresa o una persona física. Las transferencias pueden ser dentro de la misma entidad o a cuentas de otros bancos.

Tipos de transferencias

    Existen distintos tipos de transferencias atendiendo a dos criterios que son el tiempo de envío y el área geográfica en la que se hace efectivo.

    Dentro de los plazos de ejecución nos encontramos con las transferencias ordinarias y con las urgentes. Las primeras tienen un tiempo determinado, que suele ser de 24 a 48 horas dependiendo de la entidad. Por su parte, las urgentes, son aquellas que requieren ser enviadas con mayor brevedad y por ello su plazo es menor. Estas suelen tener comisiones más altas.

    Las transferencias que distinguen el área geográfica tienen distintos plazos de ejecución dependiendo del lugar en el que se realicen:

    1. Transferencias nacionales: son las que el emisor y el beneficiario tiene en España. Son más rápidas y las comisiones son más bajas, en algunas entidades incluso son gratuitas.
    2. Transferencias exteriores: el ordenante y el beneficiario están en países diferentes. Si ambos disponen de IBAN que es el número de cuenta internacional y del código de identificación bancaria del beneficiario, las transferencias son rápidas y económicas. Por su parte, si se trata de transferencias exteriores distintas, contarán con comisiones superiores.

    Si realizamos una comparativa, las transferencias son más seguras tanto para el beneficiario como para el emisor ya que nadie interviene en el proceso y pueden estar seguros de que existen fondos para realizar el pago.

    2018-12-28T15:30:52+02:0021 diciembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.